Madness Live!

VEGVISIR V. Las bandas finlandesas. Los guerreros (Turisas y Ensiferum)

Inicio » Reportajes » VEGVISIR V. Las bandas finlandesas. Los guerreros (Turisas y Ensiferum)

Las bandas finlandesas, en general, se centran más en la tradición sami y el chamanismo, pero hay algunas, como Turisas y Ensiferum, que centran su trabajo en la tradición vikinga del guerrero y la guerra en general. Otros grupos finlandeses tienden más al folk pero hoy nos quedamos con el primer caso.

Crónica y galería de Turisas (Málaga, 5 marzo 2019)

            El grupo finlandés Turisas se define como una banda de Battle Metal, lo que en la práctica musical se traduce en el uso más acentuado de coros e instrumentos orquestales, unido a una elaborada composición lírica y musical que incluye un cierto sonido folk procedente del violín y, cuando se usaba, el acordeón. Asumen, además, esta concepción en su estética, mostrándose como guerreros ensangrentados, que últimamente ha añadido cierto aire postapocalíptico.

Su trabajo más específicamente Viking es “The Varangian Way” (2007), un álbum conceptual que se desarrolla en el siglo XI en el este de Europa. Toma su nombre de los vikingos suecos, o varegos, que recorrieron la ruta del este para llegar a Constantinopla; partiendo de las costas del mar Báltico, por los ríos rusos hasta la capital bizantina, la ruta fue muy famosa por su riqueza comercial y muy atractiva para unos guerreros que llegaron a formar la guardia personal del emperador bizantino, la famosa guardia varega. Por tanto, el álbum es la historia de un viaje y es también la historia de un hombre, el protagonista, en la búsqueda de sí mismo.

En aquella época, ser parte de la guardia del emperador suponía vivir un vida de guerrero en tierras muy exóticas desde el punto de vista escandinavo, contando con una multiculturalidad poco habitual en las frías tierras del norte. Por otro lado, esto suponía una carrera profesional de gran honor y gloria que, además, proporcionaba riquezas suficientes para volver a casa y llevar una vida cómoda.

El trabajo de Turisas crea una ruta en la que el viaje es narrado en cada uno de sus temas, que corresponden a las paradas más importantes de la ruta. To Holmgard and Beyond, A Portage to The Unknown, Cursed Be Iron, Fields Of Gold, In The Court Of Jarisleif, Five Hundred And One, The Dnieper Rapids y Miklagard Overture narran el viaje de un grupo de vikingos en busca de gloria y fortuna desde Novgorov al actual Estambul. El álbum “Stand Up And Fight” continua la historia que comienza “The Varangian Way”, siguiendo la línea de un trabajo conceptual de carácter histórico.

En cuanto a la lírica, Turisas ha usado y usa la tradición finlandesa en sus letras, especialmente algunos elementos del Kalevala, como en el tema Cursed Be Iron, extraído literalmente de dicha obra. El Kalevala es una epopeya finlandesa recopilada por Elias Lönnrot en el siglo XIX a partir de fuentes folclóricas finlandesas, transmitidas oralmente de generación en generación, o a través de las recopilaciones de las narraciones populares hechas por los rapsodas, como son los casos de Arhippa Perttunen (1769-1840) y Ontrei Malinen (1780-1855), fundamentalmente en la región de Carelia. El kalevala supone una conceptualización metafísica del pueblo finlandés, al igual que lo son los cantares de gesta medievales, como Beowulf, las Eddas islandesas, el Cantar de los Nibelungos, el Cantar de Roldán o el Cantar del Mío Cid, y llegó incluso a influir en la creación del Silmarillion.

El significado del nombre de la banda también es un asunto complicado. Tursas es un dios muy antiguo y variable, conocido también como Iki-Turso, Turisas, Turras, etc. Algunos estudiosos ven cierta relación con la palabra escandinava thurs, que significa gigante. Aparece como un personaje malévolo con una función dual que sólo puede explicarse analizando su naturaleza dual.

Para empezar, Tursas siempre está conectado con el agua y la playa; es el señor de la orilla marina, a veces con una morsa barbuda; también se le atribuyen el alzamiento de las aguas marinas, provocando mala suerte y accidentes.; incluso, a veces se le atribuye ser el hijo del diablo. Así mismo, se le atribuye el rol de dios de la guerra, ¿por qué? La respuesta tiene relación con los maleficios finlandeses, según los cuales Tursas creó las primeras flechas reales y metafóricas, lo que conecta con las armas y con la guerra; y como dios de la guerra, también tiene un papel prominente en la causa de las fiebres por herida de arma. El símbolo de Tursas son cuatro flechas, el Corazón de Tursas.

 

Este corazón de Tursas se encuentra también mencionado en el famoso tema Battle Metal del álbum, que da nombre al género que define a esta banda:

 

The heart of Turisas was forged by four winds

In a smithy high up in the skies

On an anvil of honour, with a hammer of blood

The Four Winds pounded

Cursed Be Iron

Curse on thee, cruel iron

Curses on the steel thou givest

Curses on thee, tongue of evil

Curses on thy life forever!

 

Once thou wert of little value

Having neither form nor beauty

Neither strength noe great importance

When in form of milk thou rested

When for ages thou wert hidden

In the breasts of God’s three daughters

Hidden in their heaving bosoms

On the borders of the cloudlets

In the blue vault of the heavens

 

Thou wert once of little value

Having neither form nor beauty

Neither strength nor great importance

When like water thou wert resting

On the broad back of the marshes

On the steep decline of the marshes

On the steep declines of mountains

When thou wert but formless matter

Only dust of rusty color

 

Curses on thee, cruel iron

Curses on the steel thou givest

Curses on thee, tongue of evil

Cursed be thy life forever!

 

Surely thou wert void of greatness

Having neither strength nor beauty

When the moose was trampling on thee

When the roebuck trod on thee

And the bear-paws scratched thy body

 

Surely thou hadst little value

When the skilful Ilmarinen

First of all the iron-workers

Brought thee from the blackened swamp-lands

Took thee to his ancient smithy

Placed thee in his fiery furnace

 

Truly thou hadst little vigor

Little strength, and little danger

When thou in the fire wert hissing

Rolling forth like seething water

From the furnace of the smithy

When thou gavest oath the strongest

 

By the furnace, by the anvil

By the rongs, and by the hammer

By the dwelling of the blacksmith

By the fire within the furnace

 

Curses on thee, cruel iron

Curses on the steel thou givest

Curses on thee, tongue of evil

 

Now forsooth thou hast grown mighty

Thou canst rage in wildest fury

Thou hast broken all thy pledges

All thy solemn vows hast broken

Like the dogs thou shamest honor

Shamest both thyself and kindred

Tained all with breath and evil

 

Tell all who drove thee to this mischief

Tell who taught thee thy malice

Tell who gavest thee thine evil!

Tell me! Now tell me!

 

Did thy father, or thy mother

Did the eldest of thy brothers

Did the youngest of thy sisters

Did the worst of all thy kindred

[Give to thee thine evil nature?]

 

Not thy father, nor thy mother

Not the eldest of thy sisters

Not the youngest of thy sisters

Not the worst of all thy kindred

 

But thyself hast done this mischief

Thou the cause of all our trouble

Come and view thine evil doings

And amend this flood of damage

Curses on thee, cruel iron

Curses on the steel thou givest

Curses on thee, tongue of evil

Cursed be thy life forever!

(Turisas, The Varangian Way, extraído del Kalevala)

             Ensiferum sí que es una banda que, aunque centra su música y estética en el guerrero, introduce elementos muy cercanos al folk y a la tradición finlandesa sin mencionar expresamente vikingos de ningún tipo, como era el caso de Turisas. Además, no entran en compendios tradicionales, mitología y otros elementos poéticos o prosaicos, aunque sus melodías son muy pegadizas, con ritmos alegres, épicos e incluso reminiscencias del antiguo Oeste. Las voces guturales de Jari Mäenpää y Petri Lindroos le han dado y le dan una fuerza especial.

Desde el punto de vista que abordamos, me atrevería a decir que los mejores trabajos de la banda son «Ensiferum», «Iron», «Dragonheads» y «Victory Songs». El tema Into Battle (Iron) es pura fuerza guerrera que emana de la tradición del power metal pero con sus propios elementos en la senda de la tradición vikinga, tanto a nivel musical como lírico. Y queda claro tanto en su estética como en el significado del nombre de la propia banda, el portador de la espada.

 

Into battle we ride with Gods by our side

We are strong and not afraid to die

We have an urge to kill and our lust for blood has to be fulfilled

WE´LL FIGHT TILL THE END! And send our enemies straight to Hell!

(Into Battle, Iron)

Todos sus trabajos comienzan siempre con un tema instrumental emanado de la más pura tradición de la banda sonora de películas como Conan el Bárbaro (John Milius, 1982) que suele enlazar con otro de gran potencia, lo que da lugar a un contraste muy interesante. Por otro lado, y aunque pasen muy desapercibidos, son muy interesantes sus temas en la más pura línea folclórica finlandesa, en los que además usan su lengua nativa, como Tears (Iron), Finnish Medley (Dragonheads) o Neito Pohjolan (One Man Army). Sin olvidar sus covers de famosos temas de la historia del rock de los que destacan, sin duda, Lady In Black (Uriah Heep) y Vandraren (Nordman); esta última con la colaboración en la voz de Heri Joensen, de Tyr. No faltan los elementos chamánicos más propios de las bandas finlandesas, como muestra el vídeo de la canción From Afar.

            Pero, en definitiva, si hubiera que plasmar el espíritu guerrero de Ensiferum en un tema, este sería Victory Song, que encarna el espíritu bélico escandinavo, con la propia tradición finesa.

 

Próximo artículo: bandas finlandesas folk.

Otros artículos relacionados:

VEGVISIR. LAS SAGAS

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.