Madness Live!

Review: NARNIA – «From Darkness to Light» (Black Lodge, 2019)

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: NARNIA – «From Darkness to Light» (Black Lodge, 2019)

Cuando una banda se separa y  se vuelve reunir titulando a su álbum con el nombre del grupo, es síntoma de que quieren que se produzca una cambio en su música. Esto es lo que están buscando los suecos NARNIA. Después del sonido conseguido en su anterior álbum «Narnia» (2016), potente pero a mi parecer todavía mejorable, llegan ahora con «From Darkness to Light». Disco más elaborado, sin temas sobrantes y con una calidad exquisita.

A pesar de la rapidez y la fuerza de algunos temas, el álbum se me antoja más pausado y meditado. Un producto más enfocado a un público más maduro y reflexivo que va a saber entender las letras cristianas y los mensajes de manera perfecta. Atrás queda cualquier intento de atrapar a sectores más jóvenes. Textos reflexivos y armonías que entran a la primera, apenas sin esfuerzo. La presencia de los teclados inundando todos los espacios y la potente y versátil voz de Christian, junto a unas guitarras matadoras son las señas de identidad del grupo.

Canciones:

1. A Crack In The Sky

2. You Are The Air That I Breathe

3. Has The River Run Dry?

4. The Armor of God

5. MNFST

6. The War That Tore The Land

7. Sail On

8. I Will Follow

9. From Darkness To Light (Part 1)

10. From Darkness To Light (Part 2)

El disco se inicia con el tema «A Crack in the Sky», de tono apocalíptico en su mensaje, y que ha sido elegido como primer adelanto del disco y del que ya os informamos en una anterior noticia aquí. La pieza en cuestión se abre con unos potentes teclados y la voz que va fraseando en un crescendo continuo. Pegadizo, con toques épicos, casi de opera rock, contiene uno de los estribillos más pegadizos del disco.

En «You are the Air that I Breathe» encontramos mayor presencia de los riffs de guitarra para un tema más pausado pero sin dejar la caña, de tono hard-roquero. Otro gran estribillo y letras explícitas (creo en ti… eres el aire que respiro). Contagiosa y popera. Contiene uno de los solos de guitarra más interesantes del disco.

«Has the River Run Dry?», es un medio tiempo roquero y pausado que da paso a «The Armor of God», que se inicia con los sintetizadores en una curiosa melodía que da paso a la velocidad. Grandes coros y virtuosismo en las guitarras doblándose éstas con el teclado. Ambiente clásico con un final muy elegante con el piano despidiéndose. Es otro de los grandes temas del disco, quizá el mejor.

Con «MNTS» vemos como de nuevo el teclado introduce el tema. Riffs poderosos y pieza dividida en dos partes: la primera más pesada recuerda al heavy de los 80, y la segunda, introducida por un fantástico solo de guitarra, se convierte en un tema de power metal. Se trata de un medio tiempo con mucho mensaje “I believe in the holy father”.

«The War that Tore the Land» es una pieza más pausada donde la presencia del teclado y una voz infantil que va recitando “Aleluya” marca el desarrollo del tema. Si en otros discos los mensajes cristianos podían quedar más escondidos, en este nuevo disco los mensajes son directos. Recomiendo dejar de lado el significado que se pretende con las letras y disfrutar de la música.

Así llegamos a «Sail On», una canción más acelerada, aunque de las que menos me han atraído. Cuenta con otro gran estribillo y unas grandes guitarras. En la recta final del álbum nos encontramos con «I Will Follow». Todos los instrumentos a la carga en una brutal introducción del tema, un bloque bien compacto y, como no, otra declaración de principios: “seguiré cantando mis plegarias”. Voces melódicas, casi angelicales para otro tema muy radiable.

El tema que da título al disco ha sido dividido en dos partes. Así, en el primer fragmento de «From Darknes to Light» parece que estemos ante una obertura de música clásica, con los sintetizadores evocando sonidos setenteros, para pasar a la calma del piano y presencia punzante. Voz, piano y guitarras acústicas llevan el peso de gran parte del tema que acaba acelerando y conectando con la segunda parte.

Este segundo corte se inicia donde lo dejó el anterior, ahora con la presencia de las guitarras eléctricas y su dominio del espacio. Poco a poco se vuelve a dibujar el tema inicial con piano, convirtiéndose en el único tema instrumental del disco.

En mi opinión estamos delante de uno de los mejores discos de NARNIA de los últimos 15 años, muy maduro a la vez que potente. Creo que les puede abrir el camino a un público más adulto, con gustos más hacia el progresivo o ritmos más calmados.

Temas

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.