Madness Live!

Entrevista a DEMIAN DOMÍNGUEZ: «No puedo entender que un músico diga que se jubila»

Inicio » Entrevistas a bandas de Música Rock y Metal » Entrevista a DEMIAN DOMÍNGUEZ: «No puedo entender que un músico diga que se jubila»

Para un buen seguidor de las seis cuerdas, no puede dejar pasar una gira del argentino afincado en España. la Demian Band estará en España en un total de 12 fechas para seguir demostrando lo que es capaz de hacer con su blues rock presente en su último álbum «Souvenirs From Hell«. El blues rock no es tan popular en España y es por eso que, para los que quieran iniciarse, hay que empezar a aprender de los dedos de Demian.

Numerosas giras en Sudamérica, Europa y Estados Unidos son su currículum y el haber compartido escenario con grandes artistas como Jimmie Vaughan, Roy Rogers, Los Lobos, Eric Sardinas, Paul Shortino, Javier Vargas, Raimundo Amador, Pappo, Alejandro Lerner, Ricardo Mollo entre muchos otros es lo que le hace a tener muy en cuenta.

Las fechas de la gira son las siguientes:

28 mayo – Cádiz, Milwaukee
29 mayo – Ciudad Real, Sala Nana
30 mayo – Madrid, The Copernico Cavern
31 mayo – Cangas do Morrazo, Salason
1 junio – Malpica, Sala Costamar
2 junio – Aldeamayor de San Martín, El Zagal
4 junio – Bilbao, Café Teatro La Nube
5 junio – León, El Gran Café
6 junio – Plasencia, Sala Impacto
7 junio – Bailén, Sala Cambalache
8 junio – Valencia, Peter Rock
9 junio – Torredembarra – La Traviesa

TNT Radio Rock charló en la siguiente entrevista con Demian para saber qué tendremos en esta gira, el porqué de su música y un repaso general al mundo del blues y rock:

Estamos con Demian Domínguez, de la Demian Band, ¿cómo estás?

¿Qué pasa Alejandro? ¿Cómo estamos?

Pues con el frío alemán. Estamos hartos ya de que casi en junio y lloviendo…

¿De qué parte?

Stuttgart.

¡Estuvimos hace poco por ahí!

Sí, vi que estuviste por Polonia, Italia…

Sí. Hicimos una gira bastante larga. Todo arrancó bastante temprano porque en enero nos metimos a grabar el nuevo disco y ya a partir de febrero lo empezamos a presentar en Canarias, donde vivo, y después ya salimos de gira en una primera parte por Suiza, Alemania, Polonia, República Checa, volvimos a Canarias para ir a la isla del Hierro también para finalmente estar 15 días tocando cada día en Italia.

¿Cómo fue la gira?

La verdad que genial. Tanto el año pasado como este año, estoy muy contento y es realmente muy emocionante porque estas giras las llevo haciendo desde hace bastante tiempo y alrededor de 7-8 que estamos con estas giras. Ahora son más largas, los lugares son mejores y sobretodo, la respuesta de la gente que es lo que a mi más me emociona. El hecho de que después de mucho tiempo, entender simplemente es como cuando uno tiene 12 años y está convencido de algo. Es así de fácil. Es hacerlo lo mejor posible, por algo y para la gente. Imaginarás que tocando blues y rock and roll de la manera que lo hacemos, escuché cualquier tipo de estupideces respecto a lo comercial de “tú tendrías que hacer” y está lleno de todo este tipo de gente que tira para atrás y no propone nada. Simplemente que te sumes a un carro de estupidez y sobretodo de entretenimiento que es la peor palabra que puede haber. Es decir, el entretenimiento es lo contrario a esto. La música pasa por otro lado. Te tiene que abrir la cabeza, hacerte mejor persona. Mola saber que la gente lo recibe e ir a los sitios y que te pidan canciones.

Como bien apuntas, la gente prefiere intentar abrirse un hueco en el marketing antes de la calidad musical. Personalmente, os doy las gracias porque para mí es un obstáculo muy grande que guitarristas cojáis la guitarra, se monten una banda y vayan tocando por todos los bares del mundo y que no pertenecéis al ámbito de los singles, promociones, radios… Da rabia porque hay gente que no valora todo esto.

Pero respeto a eso no hay que hacerse muchos problemas. La gente no tiene la culpa de no valorar a alguien que está tocando en un bar solo porque culturalmente depende de dónde sea. Si hablamos de Estados Unidos es una cosa, si hablamos de Alemania o de otros lugares de Europa es otra. Respecto a España, el existimo es el problema. El público en general piensa que si estás tocando en un bar, es que has empezado hace poco. También hay gente que sí se da cuenta de que hay alguien que está tocando y lo hace muy bien, pero la mayoría de la gente puede estar comiendo al lado de Coltrane y no se da cuenta que es Coltrane tocando en un bar.

En muchos lugares de Latinoamérica y en España se acostumbra a eso. De hecho, muchos de estos programas de mierda que generan que chicos tan jóvenes tengan éxito pero después no tengan ni puta idea de qué hacer con eso. Si quieres ser músico, quieres vivir toda la vida tocando porque no es un trabajo, es tu vida. No puedes decir que lo dejas. No entiendo que por ejemplo, Rosendo vino a tocar a Canarias diciendo que lo dejaba. No puedo entender eso. ¿Cómo te vas a jubilar de la vida?

Claro porque llevas casi 50 años tocando. Es toda tu vida.

Respeto la carrera de todo el mundo y sé que muchos artistas en España viven del ayuntamiento. Viven de un pasado que les favoreció mucho la época y la situación, digamos que putear el sistema mientras vives del sistema por otro lado. No soy tonto y nadie es tonto. Eso es lo que le llega a los chicos jóvenes y al final si tu referente es alguien que vive la música como su trabajo, es alguien que está tocando porque piensa que tiene que trabajar y esa parte es la parte que hay que cambiar de la única forma que se puede, que es tocando y haciendo bien el trabajo. Sin explicarlo ni nada. Concentrado en lo mejor que puedes hacerlo y nada más. Las radios, internet, la televisión, los likes, todo eso no es tan importante porque tienes la posibilidad de tener un canal de comunicarte con la gente y hay que poner lo que haces, pero esa fantasía de que viene Warner y te dice que quería sacar un disco…,  hay otra historia que te podría contar pero uno no debe de estar esperando a que venga Dios y te salve.

Después de haber vivido tanto, haber visto tantas cosas por todo el mundo, me gustaría empezar a hablar contigo sobre el principio. ¿Cómo nace Demian? Empezaste con 12-13 a tocar en un escenario. Musicalmente, ¿cómo nació Demian Dominguez?

Nací en Buenos Aires y mi padre es músico. Me enseñó a tocar, pero no porque fuese músico, sino porque la guitarra estaba ahí y le pregunté. Muy natural. Se juntó el hecho de que el cambio de colegio, los amigos de antes no les vi más y no tenía amigos en el nuevo colegio. Fue lo mejor para empezar a tocar un instrumento jajaja. Empecé a los 11 y a los 12-13 estaba haciendo conciertos. Siempre fue haciendo lo mismo. Me gustó el blues y escuchaba a SRV y Robert Johnson. Luego se sumó Johnny Winter y muchos más. Poco a poco. Al principio sólo quería tocar Stevie Ray Vaughan hasta los 15 años. Me fascinaba y me hacía sentir muy bien.

A parte, la estética con el sombrero es muy SRV.

Al principio sí, pero luego me lo pusé simplemente por cuestión de que me gusta mucho. Es bastante práctico para otras cosas también. Lo fundamental que aprendí de estos músicos es que esta gente admiraba a otros y tenían sus ídolos. De hecho, Stevie se vestía igual que Hendrix en varios conciertos. No sólo aprendí a tocar, sino que aprendí a que estos tipos les importaba tener su voz y ser ellos. A mí la verdad es que me encantan muchos guitarristas como Stevie, Hendrix, Gary Moore cuando toca blues, Robert Johnson… pero la verdad es que hace años que no quiero ser ellos. Tuve la suerte de conocer a muchos de mis ídolos también y al estar cerca de ellos, puede parecer una estupidez ser como ellos. Porque ellos quieren saber quién eres tú. Si tú no tienes nada, no es interesante la charla que puede haber. Tienes que tener algo y aprendí de ello que tienes que tratar y generar tu identidad.

Te debo confesar que me encanta hablar de estos nombres porque soy muy fan de Robert Johnson, de Charlie Patton, Son Houe, la época del Delta y es un orgullo que alguien me esté hablando de SRV, Johnson que para mí son ídolos.

El tiempo va cambiando también y las historias se van contando cada vez de una forma determinada para ir pasando de generación en generación. Ahora sacaron como un documental de Robert Johnson nuevo y en definitiva, creo que sólo hay que escuchar su música. El problema de hoy día, es que la mayoría de los músicos quieren hacer algo hasta radial. El los 70’ se luchaba contra el sistema, pero ahora el sistema pasa a ser los propios músicos que se regalan por nada, que tocan versiones, tienen su justificación para cualquier cosa… Al final eso se convierte en el sistema a doblegarnos. Lo bueno es que el poder viajar te hace ver otras realidades que no te hacen volverte loco. Desde hace años soy defensor de estudiar mucho y hacer lo mejor que puedas siempre.

El hecho de echarle pelotas al asunto es que estás sin sello discográfico, lo haces sólo y me gustaría saber cómo es a la hora de planificar una gira.

Cuando estaba en Argentina con 12-13 años parecía que la idea era tocar y luego tener una empresa que te lleve. Al vivirlo de tan joven, te vas quedando con las bandas que le pasan muchas cosas y se pueden hasta separar. A partir de los 16-17, en Argentina, empecé a alquilar teatros, repartir la publicidad nosotros mismos y luego tocar al teatro. Lo mantuve hasta el día de hoy.

Luego en Barcelona lo intenté de hacer, pero no encontré nunca mi lugar en Barcelona para poder tocar, pero si para poder vivir. No me resultó nada fácil Barcelona en el hecho musical y creativo. Estando ahí, conocí a gente con la que empezamos a viajar a Alemania con Lucía y Gustavo Segura que fue el primer grupo con el que salimos. Ampliamos también a Polonia. Se cambió la banda, pero siempre traté de manejarlo todo de una forma independiente del resto porque siempre tengo ganas de tocar. Quizás, la gente que trabaja contigo no quiere siempre organizar giras. Si dependes de alguien puedes estar muerto. Desde hace mucho tiempo trabajo con mi amigo Edgar y entre los dos organizamos todas las giras salvo en Italia que trabajo con Jacopo Coretti que es un baterista increíble y son con las únicas dos personas que organizo todo lo que es una gira.

Últimamente estoy viendo que salen muchas bandas jóvenes que reivindicar lo que es el blues, el rock de los años 50, 60 en países como Holanda, Dinamarca, Bélgica…, hay una peculiaridad de todas estas bandas que graban en analógico. Todos en un cuarto, micros y creo que ganas en naturalidad. He visto videos tuyos que también estáis todos juntos tocando. ¿Cómo es tu grabación?

En realidad, en el formato final, sea analógico o digital, es una cuestión de resumir de las posibilidades de cada uno. El tema es, ¿qué estás grabando? El formato da igual hoy día porque las bandas que reivindican el vinilo y estas cosas, acaban poniendo la música en Spotify con una resolución de mierda que es la que te permite la plataforma. Quiero decir, si grabas algo que te sale de las tripas y quieres mostrarlo en directo, si grabar algo que quieres que salga en una publicidad… Para mí, lo importante es algo que quieras tocarlo luego en el directo, por eso, siempre que grabo nos juntamos los tres en el estudio a tocar. Como más o menos ya está todo pasado, a la tercera toma ya suele estar hecho. Pero grabo lo que luego tocaré en directo. Lo que sumará en una sensación más.

Hace un año aproximadamente, a raíz de la quiebra de Gibson, los problemas de Fender…, hubo una entrevista a Clapton donde dijo que el mundo de la guitarra eléctrica iba a morir poco a poco, hasta el punto de que no habría futuro en la guitarra.

Yo no creo que Clapton pueda ver el futuro de una cosa tan importante como la guitarra. Y más aún, teniendo en cuenta su realidad. No sé hasta qué punto él sabe lo que es ir al metro con la guitarra, tocar y ganarte la vida. Eso no va a acabar nunca. La realidad es muy relativa y hablar de que la guitarra va a morir… A nivel cultural, todo lo que nos llegó es de millonario. Quiero decir que cuando te decían que los Rolling Stones era lo contracultural, estabas hablando de unos pijos que podían comprarse una Gibson, una Strato… Siempre la cultura nos llega de una parte alta de la sociedad.

Totalmente.

Es un problema porque no te representan. El músico que te representa es el que sale de gira, ven la realidad como tú, comen lo mismo que tú, viven en un lugar parecido al tuyo… Los otros están totalmente alejados de eso. No tienen ni idea porque hay una distancia tan grande que no creo que puedan compararse con uno. La guitarra es una forma de conocer gente, ganarte la vida, comer, conocer una chica… Por eso no creo que muera nunca.

Soy fan de Clapton, me parece un genio. Pero también lo soy de Bonamassa y te cobran luego 120 euros por ver un concierto de ellos. Te preguntas, ¿qué diferencia hay sobre Eric Sardinas, Samantha Fish o Laura Cox?

¡Claro! A mí me da mucha risa cuando Bonamassa se pone a explicar cómo sacar un buen sonido a través de una Strato del 50 y un ampli de 47. Bueno, si me mostraras cómo sacar un buen sonido con una cosa de 20 pavos todavía… Pero, ¿dónde está el problema ahí? Enchufar y ya está todo. La movida va por otro lado. Es tratar de que la gente busque más. Hay cantidad de músicos que no salen tanto de gira como Lance López, Eric Gales…, músicos que realmente están muchos más cerca de ti. Ves a Eric Sardinas años atrás tocando en lugares gigantes, pequeños, para mil, para 20…

Ver tocar el slide a Sardinas que es un genio…

¡Exacto! Va de eso. De tocar para la gente. Estoy totalmente convencido que esa gente hace comprar más instrumentos que Clapton mostrándote el último modelo de la revisión de Blackie que sale a 2 millones de euros.

Creo que en España tenemos un atraso de blues y rock más clásico, porque si ya cuesta traerá músicos de gran caché como Clapton, Bonamassa que ni lo piensas, pero tampoco vemos a gente como Tommy Emmanuel por ejemplo.

Yo lo tengo bastante claro. Creo que la gente que se dedica a esto en España no tienen ni idea de música. No son muchos los que se dedican a mover bandas, pero no tienen ni puta idea de música. Sólo quieren asegurarse de que, si quieren vender 100 entradas, van a traer a la persona que vende 100 entradas. Más ahora, porque antes se la podían jugar un poco porque total, la gente tenía más hambre e iban a ver a más bandas. Ahora cuesta más. Encima pagar una entrada ya representa un problema y entonces los promotores ya lo que hacen es no jugarse nada sin tener ni puta idea de lo que se necesita. El desconocimiento genera eso, no traer cosas nuevas y ver siempre lo mismo. Conozco a varios de esta gente y no sé como siguen ni porque están en un lugar que no les pertenece.

Además, da un poco de rabia porque, por ejemplo, un festival tan mítico de blues y jazz es el Monteaux de Suiza y ves el cartel ahora pero no hay blues ni jazz del que han vivido durante todos sus años. Ahora hay de todo y hasta la propia Europa va matando estas cosas.

También es cierto que hay cosas que se repiten tanto que quieren que sea verdad como el discurso de que el blues no vende o el rock esto otro… Cada uno tiene su movida y no saben que es totalmente mentira. La gente ama el blues y el rock, y ama lo que llega del corazón. Es arte. ¿Qué importa si te gusta o no Dalí? Te gusta lo que hace y lo ves. En los únicos dos lugares que me dijeron que no hacía blues fue en España y Argentina. Cuando viajas te llama la atención. Tuve la suerte de tocar en el Mississippi en el bar de Morgan Freeman, que se llama Ground Zero, y es algo de que si allí algo le gusta… Estás al lado de donde nació todo. La gente respeta lo que haces, ven que es honesto y no hay mucha más discusión sobre lo que es el blues y el rock.

Como dices, llegará la gira. El día 28 de mayo hasta el 10 de junio por toda España, ¿es la gira más larga por la península?

En España sí. En todos estos años, hicimos giras diferentes.  Ahora trato también de volver a casa en Canarias porque quiero que mi mujer me siga queriendo. Trato de dividirlas. Salgo 20 días, vuelvo, salgo 20 días y vuelvo. Antes salía 2 meses enteros y es mucho tiempo fuera. En España siempre estaba una semana o 4 días, pero esta vez, es la primera vez que es así de larga y tengo muchas ganas. Vamos a conocer muchos sitios nuevos y gente nueva.

Estamos en el tour “Souvenirs From Hell” y supongo que harás un repaso sobre todos todos trabajos desde el “Devil By My Side” hasta el “Come to Get it”.

En realidad, cuando salimos a tocar, obviamente presentamos el disco nuevo, pero tocamos todo lo que representa Demian Band desde lo que sea. Salimos a darlo todo y además, creo que la música que vamos haciendo toda la vida, hace que cojamos lo que en cada momento te representa más y para adelante. Cuando grabas un disco, hay cosas que tocaremos pero saldremos a tocar de todo claro.

El haber tocado con grandes nombres de las 6 cuerdas supongo que habrán sido como masterclass. Ahora mismo, ¿con quién te haría especial ilusión compartir gira por primera vez?

No lo sé la verdad. Estoy agradecido de lo que estamos haciendo y desde enero que no paramos, es lo que para mí es lo más valoro. Los músicos que me encantan son los que están muertos. Por ejemplo, hace una semana estuve en Pistoia donde tocaron personas como BB King, y estando en la plaza bebiendo una cerveza, se te pasan sensaciones y sentimientos raros cuando estás por aquellos sitios. A mí, me encantaría tocar con los que no están pero, hay otro montón de músicos con los que me gustaría también.

Y ahora para acabar Demian, ¿Qué es lo que les dirías a las personas que nos estén leyendo sobre estas 12 fechas?

La verdad es que tengo ganas de estar con muchos colegas de España y espero que la gente venga a ver la música tocada de corazón y desde muchos años de trabajo. No somos un proyecto ni nada estilo experimento. Es algo que hago desde hace muchos años, a modo de mi respeto a toda la música que hago, que es mi vida. Lo vamos a hacer con todo el corazón.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.