Madness Live!

Crónica: W.A.S.P. – 2/11/2017 (Murcia)

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: W.A.S.P. – 2/11/2017 (Murcia)

La noche del jueves pintaba demasiado bien, casi perfecta. La gira 25 aniversario del mítico “The Crimson Idol” de la banda estadounidense W.A.S.P. ya tiene por sí un gran motivo de éxito a nivel musical y de asistencia de público. Además, se le suma que, en los carteles de la gira, los americanos venían acompañados por Beast in Black, banda del ex-guitarrista de Battle Beast Anton Kabanen.

Estos dos conciertos juntos son demasiada golosina apetitosa pero no toda golosina se puede degustar. La sala Gamma de Murcia con un lleno merecido tuvo el primer inconveniente de la noche. Llegaron a primera hora del día la noticia de que el autobús que transportaba a Beast in Black sufría una avería que impediría llegar a la hora a Murcia y se comunicaba la cancelación de ellos en esta noche. Más tarde, la propia banda confirmaría en sus redes sociales que cancelaban la gira con W.A.S.P. alegando que no han recibido el comportamiento debido.

Una vez hecho la idea de que la noche trataría de un único concierto, tampoco la golosina era poca cosa. Ver a la banda de Blackie Lawless tiene un gran aliciente. Varios minutos de retraso, la banda empezó sobre las 21:00 con esa intro “The Titanic Overture”. Ya se anticipaba algo bueno cuando se ve que la banda aportaba ganas de pasarlo bien. Un Doug Blair a la guitarra, bastante hiperactivo, el bajista Mike Duda con una incesante comunicación con el público y Lawless quizás a veces demasiado concentrado en tocar y menos en dejarse llevar.

El repertorio era bastante previsible como se suponía, “The Invisible Boy” empezó con cierta falta de ecualización con una guitarra baja de volumen, la batería demasiado fuerte y hasta la cuarta o quinta canción no se llegó a escuchar tal cuál debería haberse oído. “Doctor Rockter” fue un impulso donde el público se vio con un subidón de heavy metal con una parte final con la gente entregada aplaudiendo. La noche fue continuando con “I Am One” hasta “The Idol”. Poca fuerza en ésta última donde la parte acústica de la canción carecía de ese poder que si tiene la grabación del ’92.

Quizás fue la parte más baja del concierto cuando siguió “Hold On To My Heart”. Si bien es cierto que después de más de media hora con un ritmo increíble y una fuerza descomunal, la gente se vio en una parte bastante fría. Volvieron a calentar el ambiente con los primeros latigazos del último corte de “The Crimson Idol” como es “The Great Misconceptions of Me”. Ya es un cierre en el disco bastante descomunal, pero en directo le supera. Junto a un parte visual en varias pantallas encima del escenario, este galope que transmite la canción hizo volcar la euforia que quedaba a más de la mitad del público existente. Con una ovación merecida, los americanos cerraron la parte principal de esta gira y tras un descanso, volvieron con tres himnos fundamentales de la banda para dejar el listo alto y un gran sabor de boca.

L.O.V.E. Machine”, “Golgotha” y la mítica “I Wanna Be Somebody” fueron el broche a una velada un poco incompleta debido a que faltase la mitad del cartel anunciado. Pareció importar poco la baja de última hora cuando ves que, en la hora y media de explosión de heavy metal clásico, un público intenso abandonó la Gamma con la satisfacción de poder revivir aquellos inicios de los años 90 donde la banda disfrutó de un gran momento de forma tanto creativa como de éxito. W.A.S.P. sigue teniendo enganche y calidad para dar conciertos de gran altura.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.