Madness Live!

CRÓNICA: SIRÁCIDA Y TRIBUTO

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » CRÓNICA: SIRÁCIDA Y TRIBUTO

Después de 20 minutos de camino, llegamos a la puerta de la Sala Garaje Beat Club. Era 7 de Noviembre, y el concierto de Sirácida y posterior tributo “The Metal Ópera” a Avantasia estaba a punto de comenzar. A pesar de las prisas, llegábamos tarde.  Era mi primera visita a la sala después de su cambio de dueños y de diseño. Está claro que gracias a su nuevo aspecto la sala parece mucho más amplia de lo que es en realidad, aunque desde mi humilde opinión sigue siendo una de las más grandes de Mariano Rojas.

 

Sonaba “Guijarros”, con unos riffs melódicos de guitarra y las bonitas melodías del teclado. “Inmortal”, canción de su EP “No más mentiras” (2006), continuaba con el setlist de la banda fundada en 1998, en el seno de Murcia. “A ciegas” era el adelanto de su próximo trabajo,  y con “Mi momento” nos recordaban los temas de su único álbum “Del corazón al alma”.

 

“Mi legado”, quinto tema de su primer trabajo nos recordaba la esencia de Sirácida. Balada especial y con un ritmo delicioso, nos habla de amor y muerte. La voz de su nuevo vocalista, José Goméz nos deleitaba al cantar “No hay Más”. Pero, el momento culminante del concierto de Sirácida fue cuando interpretaron su propia versión de la BSO de la famosa serie Juego de Tronos. Todos los fans de la serie, enloquecieron y disfrutaron de una cover metalera de la misma que los chicos bordaron con maestría.

 

Para cerrar, interpretaron “Hombro con Hombro”, el cuarto tema de mencionado álbum, que pronto será el hermano mayor del que grabarán los muchachos. Después de un show, corto pero intenso los miembros de Sirácida se preparaban para lo que venía a continuación.

 

Con los músicos de la banda murciana, sobre el escenario,  aparecía el que sería el Tobías Sammet de la noche, Álvaro Amor.  El tributo “The Metal-Opera” a Avantasia, arrancaría con “Reach Out For The Light” con la compañía de Ignacio García de la banda de Power Metal de Cartagena, Anima Sacra. Una canción mágica, en cuyo inicio brilla la presencia de los teclados a cargo de Jaime Samper.

 

En una noche cuya banda sonora era el Symphonic Metal y el Power Metal,  Ignacio Garcia y Álvaro Amor, interpretaron “Breaking Away” en medio de un ambiente y un público que disfrutaba con lo que escuchaba y que sin duda estaba conformado por muchísimos fans de Avantasia que le hacían los coros a ambos vocalistas. Grandes solos de guitarra de las manos y las púas de Víctor López y Rubén Nicolás.

 

A cargo de Álvaro Amor y José Goméz (Sirácida), daba comienzo “Serpents in Paradise” una canción con gran fuerza y sentimiento, que a través de sus deliciosas melodías nos traslada a otro mundo.  Pero no lo harían solos, ya que para la sorpresa de más de uno, el guitarra Víctor López cantó también en esta canción. Tres voces increíbles que unidas al unísono te hacían vibrar.

 

En “Glory Of Rome”, Álvaro Amor aún contaría con la presencia de José Gómez (Sirácida) en el escenario.  Pero esto cambiaría, cuando empezaran a sonar las primeras notas de “Neverland”, pues Deivid del Pozo (Reging Fire) tomaría las riendas de la situación. Con un cambio de voz, Deivid nos ofrecía una voz más rasgada y menos melódica, aunque no por ello peor. Sin duda, gran dúo también el de estos dos titanes.

 

Farewell” sería el tema elegido para cerrar la primera parte del show. Pero esta canción venía con sorpresa, ya que Emma César, la única chica del tributo, se apoderó del escenario y nos dejó alucinados a más de uno con el torrente de voz que tenía y su bonito timbre.  Un poco arrinconada, entre el guitarra y Álvaro, aunque no se la viera mucho, Emma César deslumbró a más de uno con su voz.

Tras un descanso de 10 minutos, en los que para mi gusto el aire acondicionado estaba demasiado fuerte, los músicos de Sirácida, Álvaro Amor,  Emma César y José Gómez volvieron al escenario. Con una presencia de la batería notable por parte de Juanjo Ruiz , “Lost In Space” dio inicio a la segunda parte del concierto. Quizás una de las canciones más lentitas de la noche, pero que sacó más de una sonrisa gracias a la interesante combinación de voces que conseguían Álvaro Amor, Emma César y José Gómez.

 

 

Promised Land” también corrió a cargo de José Gómez y Álvaro Amor,  el cual le puso todo su cariño y toda su potencia de voz a todo el tributo.  Ejemplo de tema que habla por sí solo y por la fuerza que transmite, en la Sala Garaje Beat Club podíamos ver a un público entusiasmado que cantaba con el corazón y movía sus melenas al ritmo de las guitarras eléctricas y el bajo de los músicos de Sirácida.

 

Y como tan merecido se lo tenía, le dieron a Álvaro Amor un descanso y José Gómez y toda la formación de Sirácida se encargaron de interpretar “The Final Sacrifice”. Tema perteneciente a la segunda parte de la “The Metal Opera” de Avantasia. Agudos a mogollón y gran fuerza del bajo por parte de Roger Maccari, con la colaboración de Jaime Samper (teclados) y José Gómez, Sirácida se comieron el escenario y le enseñaron al público todo lo que eran capaces de hacer y la gran calidad técnica de unos músicos que se están ganando su reconocimiento nacional después de tantos años en el panorama underground del país. Y destacar como no, la increíble calidad de ambos guitarras que en esta canción hicieron una vez más demostración de sus dotes.

 

Sin embargo, a pesar de los minutos de descanso, la ausencia de Álvaro Amor no sería larga ya que para interpretar “Avantasia” volvió al escenario entre vítores una vez terminada la anterior canción. Llegó entonces, el turno de un tema precioso que habla por si mismo y nos sumerge en un mundo de fantasía más allá de la imaginación humana donde toda la magia es posible.

 

No Return”, fue protagonizada por Damián Romero de la banda de Heavy Metal de San Javier, Sealen; Álvaro Amor y el ya nombrado, Ignacio García de Anima Sacra. De nuevo, una mezcla de voces cada cual con sus propias características. Hilando el tema, Álvaro Amor con su potentísimos agudos, daba paso a Damián Romero que sin duda fue el elegido para las partes líricas más complicadas y el famoso falsete. El cual no dudó ni un segundo en demostrar a todos los allí presentes que no hay nada que se le resista. Por no hablar de la fuerza que irradia la voz de Ignacio García, a pesar de no ser tan aguda.

 

Y claro…¿de qué otra manera nos iban a preparar para el colofón final si no era con un gran tema? . Con “Inside” llegó uno de los momentos especiales cuando Damián Romero, Álvaro Amor y el guitarrista Víctor López entonaron la letra de este tema. Otra de las canciones lentas del setlist, pero especiales, gracias al explosivo cóctel de esas tres grandes voces.

 

Sign Of The Cross” sería el broche de una noche de Metal Sinfónico en grandes y magníficas dosis. Contodos los vocalistas sobre el escenario: Álvaro Amor, Damián Romero, Ignacio García, Emma César, Deivid del Pozo y José Gómez faltaba sitio para todos ellos que tenían que compartirlo con los músicos de Sirácida: Víctor López, Jaime Samper, Roger Maccari y  Juanjo Ruíz. Imagínense como tenían que estar de apiñados para poder entrar todos en un sitio de tamaño mediano, pero hemos de admitir que fue gracioso cuando prácticamente todos los vocalistas intentaban estar delante y les faltaba espacio. No obstante, la fuerza real del último tema no residía en la que este de por sí posee, si no en la increíble sensación que trasmitieron todos los vocalistas y los coros (Víctor López, Roger Maccari y Jaime Samper), al cantar al mismo tiempo el estribillo. Sin duda, un espectáculo único que solo unos cuantos tuvimos la suerte de apreciar.

 

https://www.flickr.com/photos/pilarialostie/11035992686

 

Texto: Pilar Martínez.

Fotografías: Pilar Martínez. Próximamente todas en: https://www.flickr.com/photos/pilarialostie/

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.