Madness Live!

Crónica: Monster Magnet Sala Arena Madrid.

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: Monster Magnet Sala Arena Madrid.
Noche fría y con viento la que tuvimos el jueves en Madrid para la puesta en escena de Monster Magnet. Los de Nueva Jersey presentan en esta gira su último trabajo “Last Patrol” (2013) y de verdad que lo presentaron bastante bien.
La tarde comenzó con un contratiempo, Steak, la banda que acompaña a Monster Magnet en esta gira sufrío un robo en una de sus furgonetas después del concierto el día anterior en Barcelona. Por este lamentable hecho, Steak no pudieron ofrecen su concierto en la capital.
Los horarios se mantuvieron, a las 20 horas se abrían las puertas de la sala Arena, con no mucha gente haciendo cola, pero aun faltaba más de una hora para que Monster Magnet hiciera su aparición.
La primera impresión sobre la afluencia de gente fue un poco pesimista, rondaba la media entrada, pero cuando faltaban pocos minutos para las 21:15, hora prevista por la organización, el aspecto de la sala Arena era bastante bueno.
Dave Wyndorf (voz, guitarra) saca algunas fotos con el móvil desde una pequeña terraza que hay justo enfrente del escenario que causa el primer revuelo en la gente al ver de quién es esa perilla inconfundible. Justo después, Wydorf y el resto de la banda bajan por unas escaleras y pasan por un extremo de la sala en donde la peña atónita casi los puede abrazar al subir al escenario.
Comienzan con los acordes calmados de “I Live Behind the Clouds”, unos aproximadamente dos minutos hasta que sube la intensidad en el tema. A partir de aquí, creo que fue un concierto un poco arriesgado. Hicieron entero su último disco “Last Patrol”, sin cortes y en el mismo orden que ha sido publicado.
Desde luego arriesgado, porque aun juntándose muchos fans de la banda, que dicho sea de paso cuanta ya con más de dos décadas de carrera, lo normal es que centres tu show en promocionar tu último disco pero no hacerlo entero y seguido. Creo que ahí decayó un poco el bolo. El público aun así respondió bastante bien durante el grueso del concierto. “Last Patrol”, “Three Kingfishers”, “Paradise” y la coreada “Hallelujah” seguían el dictado del disco.
Encima del escenario me parece que hay un foto muy principal que se va con Wyndorf y otro no tan importante pero si cobra cierta relevancia hacia Phil Caivano, uno de los tres guitarristas (incluyendo a Wyndorf) que forman Monster Magnet. Caivano, toma protagonismo, quizás alguno se me escapó pero creo que ejecuta todos los solos de los temas, acercándose hasta el límite que le permite el escenario, haciendo sonar la guitarra a ritmos Stoner, en donde lo que más predomina es el “feeling”.
El resto de miembros de la banda tienen un rol más secundario, Garrett Sweeny, guitarrista a la izquierda de Wyndorf se encarga más de las partes rítmicas y acústicas y apenas se mueve de su metro cuadrado de escenario. Al bajo se encuentra Jim Baglino, aun más escondico, en la parte de atrás, pegado a la batería y sin moverse, como si hubiera hecho algo malo. Hay que decir en su defensa, si la necesitara, que para el propio sonido Stoner, la figura potente del bajo es bastante importante, y en ese sentido, Baglino cumplió sin problemas con su tarea, la puesta en escena ya puede ser más discutible, pero…
Detrás de un kit de batería bastante recogido se encuentra, Bob Pantella, que junto con el resto ejecuta con precisión los temas  que van cayendo. La banda no para, ni prácticamente habla con la gente, salvo Wyndorf en alguna rápida ocasión, las canciones van entrando casi como si las escucharas en el cd, con la diferencia de verlos en directo, quizás me pareció un poco frío el trato con la gente, no así su actitud a la hora de hacer los temas, en donde destaco una vez más a Caivano, que a mí me llamaba más la atención que Wyndorf.
La mitad del shows son “Mindless Ones”, “The Duke of Supernature”, “End of Time”, finalizando con “Stay Tuned” y con ello “Last Patrol” de forma íntegra. El grupo se retira, sin decir nada, tampoco hace falta, no creo que nadie pensara que se iban a ir ya después de una hora de concierto.
En ese momento decidí dejar mi puesto de primerísima línea y ver los últimos temas desde la parte de atrás. He de decir que me costó un rato llegar al fondo, ya que aunque la sala Arena no es especialmente grande, había mucha gente para poder avanzar con facilidad por la sala.
Justo cuando conseguí llegar a la zona de merchandising, la banda volvió a salir al escenario. Ahora sí que puedo decir que los fans en toda la sala disfrutaron mucho más del bolo.
Atacan este último bloque con “Twin Earth” de “Superjudge” (1993), la gente se volvió a activar con el rollo Psicodélico de sus primeros trabajos. “Look to your Orb for the Warning” y “Doeps to Infinity” de “Doeps to Infinity” (1995) y casi cierran pero aún faltaba un tema más.
Tenía a un grupo de cuatro o cinco chavales pidiendo “Space Lord” como locos, cuando comenzaron los primeros acordes del tema original de “Powertrip” (1998) la gente se puso a cantar con Wyndorf, coreando los “ohhhhhhhhhhhhhhhhhhhh Space Lord motherfucker”…..
Supongo que ese momento los seguidores de Monster Magnet dieron por bien empleados el gasto de la entrada. Con esto finalizó la gira de los Americanos por nuestro país, esperando seguro, que la próxima vez que vengan confeccionen un setlits con más temas antiguos, para que el show pueda ser tan intenso al principio como fue sobre todo con los últimos cuatro temas.
Texto y Fotos: Ignacio Criado.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.