Crónica: CAN MERCADER FESTIVAL 2018 – 14/07/2018 – Cornellà de Llobregat - TNT Radio Rock

Crónica: CAN MERCADER FESTIVAL 2018 – 14/07/2018 – Cornellà de Llobregat

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: CAN MERCADER FESTIVAL 2018 – 14/07/2018 – Cornellà de Llobregat

Cuando un festival empieza con pretensiones modestas, agrupando diferentes disciplinas artísticas y, a lo largo de los años, se va centrando en la música y, con el paso de algunos años más concretamente en el rock y el metal, encima se consigue el apoyo de las autoridades locales y se hace de forma gratuita, solo el éxito puede esperarle.

Este año se contaba con dos escenarios, ocho bandas y un cartel de lujo, encabezado por los barceloneses más internacionales del panorama actual: 77 Seventy-Seven, bien pertrechados por Blaze Out, Vizio, Delaware, Kilmara, Erotic Psycho (la única banda no local), Barrena (Tributo a Barricada) y Trivoid. Lo dicho, un cartel espectacular que prometía hacer disfrutar como nunca al público presente.

 

TRIVOID

Le tocó abrir fuego a la local Trivoid, con su propuesta de hard rock muy clásico, bajo un sol de justicia que hacía que literalmente se asaran tanto los músicos en el escenario como el escaso público presente a esta temprana hora, descargaron con toda su potencia, energía y buen hacer.

Dieron un buen concierto, aunque algo estáticos, como cohibidos por la poca gente que los estaba viendo, pero en sus 35 minutos de tiempo demostraron buenas maneras y un futuro prometedor.

 

BARRENA (TRIBUTO A BARRICADA)

Finalizado el show de Trivoid, casi sin pausa, hacía su irrupción en el otro escenario Barrena, la banda que tributa a los desaparecidos Barricada. Es de sobra conocida mi aversión hacia las bandas tributo, que para mí no aportan nada a la música, pero debo reconocer que, en este caso, la propuesta es convincente.

Los temas de Barricada los tocan con muy buena ejecución, con energía y pundonor y para nada intentan clonar a su banda tributada más allá de las canciones. Tienen su propio estilo en el escenario, se divierten tocando y dan un muy buen show.

Su cantante, showman de la banda, que no paró de enfundarse accesorios al más puro estilo de “El Drogas” (una jaula en el rostro, un bastón, sombrero de copa y gafas de sol, etc) dio un buen espectáculo. La gente, ya en más cantidad que con la banda anterior, se lo pasó en grande coreando los grandes éxitos de los navarros y fueron despedidos con un sonoro aplauso.

La nota sentimental vino al dedicarle a Boni, que recordemos que ha perdido su voz por causa de la enfermedad, su tema más emblemático, “No hay Tregua”, cosa que fue muy bien recibida por la gente.

 

EROTIC PSYCHO

Terminado el concierto de Barrena, era el turno de los valencianos Erotic Psycho, una banda que practica un Glam Metal al más puro estilo de los Motley Crue o W.A.S.P. de los 80.

La banda se divierte como nadie en el escenario, tocan, saltan, cantan, hacen poses obscenas, y van desgranando sus temas de forma magistral. Es todo un espectáculo verlos evolucionar sobre las tablas y ofrecer su ochentero show.

Tenían muchos fans entre el público y a buen seguro que ganaron bastantes más con su actitud macarra y socarrona y su buen hacer musical.

Muestra de su entrega es que terminaron el concierto prácticamente deshidratados bajo el sol de justicia que caía, suerte del whiskey que iban bebiendo para rehidratarse porque de lo contrario hubieran terminado mal.

Muy buen concierto el que nos dieron y dejaron el pabellón muy en alto.

 

KILMARA

En cuarto lugar hizo su aparición una de las bandas que más ganas tenía de ver, los amigos de Kilmara, con formación renovada, nuevo disco bajo el brazo, aunque no saldrá hasta el 31 de agosto, y casi dos años de ausencia en vivo.

Basaron su show casi por entero en el nuevo disco, interpretando canciones que la gente no conocía, lo cual siempre es un hándicap, y además se notó, quizás en demasía su falta de rodaje.  Tuvieron varios desajustes entre ellos y la cosa no acabó de sonar del todo bien. Se quejaron mucho del mal sonido del que gozaban en los pilotos del escenario, cosa que hace imposible una buena ejecución de los temas. Desde abajo sonaban muy bien y las nuevas canciones suenan potentes y melódicas. Se nos avecina un gran disco de la banda. Para mí, después de haberle dado algunas escuchas, este “Across the Realms of Time” es, sin duda, su mejor obra hasta la fecha.

Estuvieron muy voluntariosos pese a las dificultades que tenían y terminaron sacando adelante un buen concierto, pese a no ser su mejor día, además gozaron de la colaboración de Pili Villatobas en “Fantasy” complementando perfectamente a Dani Ponce con sus guturales. Espero poderlos disfrutar en mejores condiciones y más rodados para recuperar a los Kilmara de siempre, esa banda que merece estar de una vez en el top de este país.

 

VIZIO

Si en Barcelona hay una institución en el rock urbano este es, sin duda, Ramón y su banda Vizio. Yo siempre lo defino como el Rosendo catalán y no creo equivocarme.

Vino, vio y venció. Dieron un concierto magistral, ya sin sol que molestara, desgranando sus temas, de estribillos pegadizos, sin pausas, con agresividad y hicieron disfrutar a base de bien al público, ahora sí muy numeroso, que vino a verlos que disfrutó, saltó y coreó las canciones de Vizio de principio a fin.

Consiguieron una muy buena sintonía con los presentes y al final, su “Borracho” puso patas arriba el Parque de Can Mercader. Unos de los grandes triunfadores de la velada a mi entender.

 

DELAWARE

Siendo ya noche cerrada, era el turno de Delaware, la banda del Masnou que nos traía su propuesta de Power sin concesiones. Base rítmica potentísima, guitarras aceleradas y la voz permanentemente en agudos imposibles, hacen de esta banda una típica banda de Power Metal al estilo de los 90.

Dieron un concierto excelente, con una actitud en el escenario impresionante, se vaciaron literalmente y entregaron todo lo que tenían por dar. Descargaron con fuerza, energía y potencia pero para mí se hicieron algo repetitivos pues en su repertorio no hay grandes variaciones, todo es velocidad pero con menos melodía de la deseada y tampoco percibes grandes alardes compositivos que marquen diferencias en las canciones. Es una banda fiel a su estilo, que desarrollan hasta las últimas consecuencias.

En definitiva, buen show de Delaware que dejaron satisfecha la ya muy abundante parroquia que casi abarrotaba el parque de Can Mercader a esa hora.

 

BLAZE OUT

Llegando ya al casi al final de la noche, llegaba el primero de los dos platos fuertes del festival. Blaze Out es una da las bandas con más proyección de nuestro país, con su estilo Heavy Metal cercano al Thrash, se están convirtiendo en uno de los productos más exportables y empiezan a ser apreciados en Europa.

Descargaron con la energía habitual, la entrega de la que siempre hacen gala y sus habituales sonrisas de oreja a oreja, que indican lo bien que se lo pasan en el escenario.

Nos dejaron una buena muestra de sus canciones ante una legión de fans que se agolpaba en las primeras filas para disfrutar de su banda. Llegaron al máximo con su “Maiden vs Metallica” donde van intercalando fragmentos de canciones de las dos bandas, cosa que gusta muchísimo al público pero que a mí me deja más bien indiferente pues no me aporta nada y preferiría oír un par de canciones más de su repertorio, ya de por sí excelente.

Nos dieron una buena muestra del porqué de su éxito pues les sobra calidad pese a su juventud, lo que augura un excelente futuro para ellos.

Fueron uno de los grandes aciertos de la organización por su inclusión en el cartel.

 

77 SEVENTY-SEVEN

Los cabezas de cartel del festival, pese a que tuvieron menos tiempo del previsto por los retrasos acumulados, llegaban con la aureola de ser la banda más internacional de Barcelona, muy apreciada en Europa, Seventy-Seven están llegando a altas cotas de popularidad, ganadas a pulso con mucho y buen trabajo hecho a lo largo de los años.

Su hard rock setentero llevado al extremo desde el sonido hasta la vestimenta de los músicos funciona y muy bien. Fueron de largo lo mejor de la noche, permitiéndose, incluso, versionar el “Hocus Pocus” de Focus y sus vocales tiroleses.

Traer a esta banda a un festival siempre es una apuesta segura pues siempre salen triunfadores, tanto por calidad como por entrega y actitud durante su actuación. Son muy grandes y están unos puntos por encima de todas las demás bandas presentes en Can Mercader, cosa que demostraron sobradamente.

Un show de 10 de los hermanos Valeta que, como siempre, dejaron a la gente con ganas de más y meterse en el bolsillo a todos los presentes.

 

El Can Mercader Festival de este año fue todo un éxito en todos los aspectos. Musicalmente quizás el mejor de la historia, por presencia de público, tan numeroso que consiguió que el bar agotara todas sus reservas. Fui a pedir una Coca Cola durante la actuación de 77 y solo les quedaban Tónicas y Nestea y casi no tenían cerveza. En aquel momento los bocadillos solo podían hacerlos de pan solo pues no tenían embutidos de ninguna clase así que se mostraron desbordados por el número de personas presentes. Sin duda es un punto a mejorar el próximo año.

También se demostró su éxito por la presencia de músicos viendo el festival. Allí me encontré con Joan Cardoner de LGP, con Esteban Cabezas de Streamer, con parte de los Crisix, con David García de Tabü, con Toni de Sirius y seguro que había muchos más disfrutando del festival.

En definitiva, esta es la recompensa al trabajo bien hecho, tan bien hecho que ya se ha confirmado una nueva edición del festival para el año 2019 que seguro será aún mejor que la de 2018.

Quiero agradecer, finalmente, a Ricard Altadill por todas las facilidades que me dio en todo momento y por su calidad como persona que hace que el trabajo sea agradable en todo momento.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.