Madness Live!

CRÓNICA: BÜRDEL KING + FIEBRE (Sala Caracol, Madrid – 06.02.15)

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » CRÓNICA: BÜRDEL KING + FIEBRE (Sala Caracol, Madrid – 06.02.15)

 

Ganas, muchas ganas había de que llegara el concierto de BÜRDEL KING ya que desde su aplazamiento el pasado 5 de Enero debido a una operación quirúrgica del batería Anono, nuestras ganas no hicieron mas que acrecentarse, además contaban con FIEBRE como banda invitada, una buena banda emergente que tiene mucho que decir y la que también teníamos muchas ganas de ver.
Evidentemente FIEBRE fueron los primeros en inaugurar la velada, desgranando temas de su flamante primer disco “Mi Otra Cara”, producido por Leo Jiménez, y que contiene muy buenos temas de Metal – Rock que mezclados con la peculiar voz de Tanke Ruiz dan a la música de estos chicos un toque propio y característico.
Abrieron su actuación con los mismos temas con los que abren el disco “Dame Más” y “Mil y Una Noches”, al que le siguieron cortes como “Tu Dios”, “El Roce de tu Piel” o “El Tiempo Curará”, e hicieron un excelente show con una brillante ejecución en el que no faltó de nada, unos brillantes coros a cargo de la impresionante voz de Bárbara Black, una poderosa versión de “Renuncia al Sol” de Skizoo que hizo las delicias del personal y colaboraciones de lujo como la de Tony (Mero Mero), voz de Cuernos de Chivo en “Sin Mirar Atrás” y la de Leo Jiménez que junto a su fiel escudero, el maestro Antonio Pino compartieron junto al combo “Mi Otra Cara”.
Tras el típico cambio de backline y la intro de rigor aparecen en escena los componentes de BÜRDEL KING con toda su parafernalia glamurosa y ataviados para la ocasión, y por supuesto capitaneados por Txus DiFellatio quien no tuvo su mejor momento de voz, ya que exhibiendo una notable afonía, anunció que tenía que ser operado de la garganta, pero que con dos c******* se echó el bolo a las espaldas y cumplió como un campeón. El concierto de BÜRDEL KING fue una auténtica fiesta llena de sorpresas y donde primó la diversión y el buen rollo. La banda ya la conoces, musicazos de primer orden, los mismos que grabarán su único disco hasta el momento, Anono en la batería, Sergio Martínez al bajo, Javier Díez a las teclas y guitarra rítmica y Frank a las guitarras, aunque supliendo la baja de Alberto Marín estuvo nada mas y nada menos que el maestro Manuel Seoane. También estuvo la gran Patricia Tapia haciendo coros y apoyando la tocada voz de Txus, haciendo gala una vez más de su poderío vocal y de su energía en escena.
Interpretaron prácticamente la totalidad de su álbum debut “¡Ladran, luego cabalgamos!”, excluyendo únicamente “Hotel de mil estrellas”, Patricia se marcó como voz solista un “Proud Mary” de flipar al tiempo que no paraba de correr y saltar, además de una versión de Pink, de la que desconozco el título. Lo de esta mujer es impresionante, …Que Vozarrón!!!. ….y también nos hicieron disfrutar de grandes colaboraciones que fueron apareciendo en escena a lo largo de la segunda mitad del show. Zeta, el actual vocalista de Mago de Oz se marcó a medias junto a Txus “La Luna en Ti”. Mohamed, JoseMa y Fernando Mainer, también compañeros en Mago de Oz subieron al escenario para interpretar “La Vida de O´Brian”, el tema que canta Txus en “Ilussia”, luego JoseMa, se quedaría en escena para colaborar en “Inmaculada”, la versión de Pabellón Psiquiátrico que tan bien se ha acomodado en el repertorio de BÜRDEL KING.
 Pero no acababa ahí la cosa, ya que Carlos Escobedo de Sober colaboraría en dos temas, “Alambrado sea Dios” y en la emotiva “Y Serás Canción”, esa maravillosa obra dedicada a la memoria del gran Big Simón, a la que también se unió la gran voz de Leo Jiménez.
Escapaba rápida al camerino ya que vendrían los bises con dos temas más “Mi Nombre es Rock & Roll” con la colaboración de Carlitos, autor del tema, a la guitarra y “El Sexorcista” que ponían el broche de oro a una excelente velada de Rock & Roll.
 Aprovechando estás líneas y con permiso de la redacción, he de denunciar una vez más el poco interés que se pone generalmente en la iluminación de los escenarios, en las salas de este país, ya que una vez más el trabajo de captar imágenes dignas sin tener que usar el dichoso flash, fue un auténtico calvario para los reporteros gráficos que tuvieron que hacer auténticas virguerías para solventar la ausencia de luz principalmente en el frente del escenario durante todo el concierto.

CRÓNICA: ALEJANDRO PENEDO

FOTOS: ALEJANDRO PENEDO

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.