Madness Live!

Review: EVERGREY ‘Hymns for the Broken’ – AFM Records – 2014.

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: EVERGREY ‘Hymns for the Broken’ – AFM Records – 2014.

Review: EVERGREY

Sencillamente una escalada que
parece no tocar techo aún es lo que nos transmite el escuchar esta nueva obra
maestra de los comandados por Tom Englund, como son sus progresivos Evergrey,
habida cuenta de las vicisitudes que casi llevan al renuncio de esta tremenda
bandaza tras la salida de tres de sus miembros en el 2010, un agotamiento que a
cualquier otro quizás le hubiera llevado a tirar la toalla de manera
definitiva, pero claro es que en este caso el destino quiso otra cosa. Tom
Englund pudo recuperar a parte de sus muchachos, al menos recrutando nuevamente
al buen guitarrista Henrik Danhage así como al batero Jonas Ekdahl, lo que
permitió que en el 2011 se llegara a la salida de “Glorious Collision” si bien
ya la mayoría sabía o suponía que estando aún Englund tras los mandos técnicos
difícilmente la cosa iba a parar ahí. Y así nada más fue, ya que este nuevo
“Hymns for the Broken” es todo lo que cualquier seguidor de la banda podría haber
esperado manteniendo la tónica de lo que cada álbum de la banda ha significado
en su carrera en donde una vez más resalta esa majestuosa interpretación de
Tom, poderosa, bien matizada y manejando los corales con una brillantez
sorprendente.

 

“King of Errors” es un temazo con
mayúscula que mejor no podría haber sido elegido para abrir  este álbum,
ritmo marcial y épico para adentrarse en unos tonos de tintes progresivos
melódicamente rockeros de exquisita factura con un Tom Englund cantando como
los dioses sacándose de la manga lo que quizás sea uno de los puntales más
altos que le hayamos escuchado a nivel interpretativo llegando a unos coros
superlativos con un cierto aire Masterplan pero con una vibra algo más sombría
como les es tan habitual a estos suecos. “A New Dawn” es una pieza realmente
esplendorosa, una vez más con un magistral trabajo de guitarras, con unas
guitarras de mucho power, afinadas algo más bajas, lo que también redunda en la
potencia de este temazo que incluye unos apocalípticos coros y una puente casi
thrashero para llegar a esos enormes corales con que Englund saca a relucir
toda su inagotable fuerza vocal. Por su parte “Wake a Change” explora su
también reconocida faceta más baladesca consiguiendo otro punto alto, muy emotivo,
en una melodía que conforme pasan los segundos gana en emotividad y potencia
pero sin dejar de lado la pasión propia que expresan este tipo de melodías.

 

En “Archaic Rage” los de Englund se
una vez más sacan dividendos jugosos de su parte más sensible y compleja para
despacharse otra gema a medias entre balada y metal progresivo en donde no
puedes sino reparar en las habilidades de Tom para manejar a su antojo las
melodías vocales en su banda, y luego en “Barricades” los sombríos teclados de
fondo nos permiten disfrutar de otro corte de rollo progresivo, con detalles
hard en donde las marcadas guitarras de Danhage y del propio Englund van poco a
poco subiendo de intensidad recorriendo unas métricas totalmente envolventes en
su concepción y desarrollo (con un solo que por ejemplo va bordeando el
complejo riff que le precede, a ese nivel no más). Y con “Black Undertow” el
clima sombrío que van germinando en esas tensionantes notas iniciales poco a
poco van pavimentando camino para la aparición de una rockera melodía central
que termina por explotar en un sólido riff de pegada recia y protuberante,
resaltada por adivinen quien… sí, nuestro buen amigo Tom. 

Luego en “The Fire” vuelven a atacar
con otro corte donde la dinamita se vuelve totalmente contra tus neuronas, a
pesar de contener secciones más complejas y ralentizadas en el estribillo y la
aparición de un coro de niños que viene a ser una suerte de contrapunto
sicótico en este punto, para luego aventurarse en otra tanda de punzantes riffs
de mucho filo y pegada. “The Grand Collapse” también podría fácilmente
convertirse en uno de sus himnos mejor logrado en plan progresivo, oscuro a
morir, con un riff central que me recuerda a esos desaparecidos death
progresivos de Godgory, aunque claro aca con voces absolutamente melódicas,
pero con un peso aplastante que sin lugar a dudas a partir de este segundo solo
esperamos poder tener la oportunidad de presenciarlo en vivo. Que con cada
disco estos suecos se ponen como el vino eso ni quien pueda ponerlo en duda;
que hasta donde pueden llegar en pos de lograr el disco perfecto es un misterio
que prefiero no cuestionarme y mejor seguir capítulo a capítulo con cada
entrega que estos Evergrey sean capaces de editar de tiempo en tiempo.
Impecable factura, simplemente un deber para este año. Detalles e info en http://www.evergrey.net/ y en https://www.facebook.com/Evergrey.

 

Texto: Miguel Ramirez.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.