Madness Live!

MEDINA AZAHARA Sala Razzmatazz 2 (Barcelona) -7 de marzo de 2015

Inicio » Noticias de Rock y Metal » MEDINA AZAHARA Sala Razzmatazz 2 (Barcelona) -7 de marzo de 2015

MEDINA AZAHARA  Sala Razzmatazz 2 (Barcelona) -7 de marzo de 2015

Había una tremenda expectación en la ciudad condal por ver de nuevo a Medina Azahara en directo, tanto es así que se colgó el cartel de Sold Out cuatro días antes de la fecha del concierto y aun así había montones de gente en la calle intentando conseguir un billete para entrar a la sala, también hay que decir que infructuosamente. Por el mismo motivo se formaron larguísimas colas esperando el momento de entrar en la sala pues todo el mundo tenía ganas de estar en la mejor posición posible a la hora de disfrutar del concierto.
 
 
Hecho este preámbulo y antes de iniciar con la crónica propiamente dicha, me veo en la obligación de mostrar mi decepción por la forma en que la nueva agencia de management de la banda trató a toda la prensa presente en el acto: En primer lugar debo decir que el personal de la organización parecía, en todo momento, sobrepasado por el éxito de la convocatoria y no atinaban a organizar bien la entrada de invitados, prensa y público en general, así que optaron por hacernos salir a la calle y esperar allí que alguien viniera a buscarnos y nos diera entrada a la sala. Vimos desfilar por delante nuestro a todo el público que iba entrando hasta que ya apenas quedaba nadie y, de repente, ante nuestra estupefacción, oímos que la banda empieza a tocar los primeros acordes de Necesito respirar y nosotros aún estábamos en la calle. Fue en ese momento cuando nos dijeron que podíamos pasar y nos dieron una entrada de invitación para acceder al local.
 
 
Una vez dentro, todos nosotros nos las vimos y nos las deseamos para conseguir pasar entre la gente que abarrotaba Razzmatazz 2 y llegar al foso para hacer nuestro trabajo de fotografía, y allí nos encontramos con la segunda sorpresa de la tarde, y es que el personal de seguridad no nos dejaba entrar al foso porque no teníamos acreditación  de fotos. Afortunadamente el amigo Yago, al que le estoy infinitamente agradecido, estaba presente y nos consiguió unos pases de Backstage con los que, finalmente, y sonando ya el cuarto tema de la noche, pudimos acceder a nuestra posición para hacer el trabajo encomendado. Finalizado este cuarto tema, y con no muy buenos modales se nos invitó a dejar el foso y se nos abrió una puerta de emergencia para que saliéramos del local, con lo cual la crónica hubiera sido muy difícil de llevar a cabo. Afortunadamente pude escabullirme, no sin algún que otro problema con el borracho violento de turno que no puede faltar en ningún concierto, y aposentarme en una posición, más o menos cómoda para escuchar, ver y tomar las notas pertinentes para hacer esta crónica.
 
Dicho esto, y concluyendo que es una auténtica pena que una banda de la talla de Medina Azahara tenga que lidiar con esta actuación de su agencia entramos en materia, transcurridas ya 6 o 7 canciones del repertorio total que ofrecieron, pude empezar a disfrutar de lo que ofreció una de las mejores bandas de este país en directo. 
Un sonido espectacular, aunque con una iluminación bastante deficiente que se hace notar en las fotos, unos músicos de primera línea y unas ganas de agradar y de vaciarse en el escenario al alcance de muy pocas bandas nacionales.
 
Un Manuel Martínez en un estado de forma admirable, con esa voz que, como los buenos vinos, mejora con los años, magníficamente secundado por esa bestia de la guitarra llamado Paco Ventura y uno de los mejores teclistas del país, Manuel Ibáñez, que nunca dan una nota fuera de tiempo y que siempre saben qué hacer para encandilar al público con su virtuosismo.
 
 
Después de una primera parte del concierto dedicada mayoritariamente a mostrarnos los temas de su último álbum: Las Puertas del Cielo, y precedido de una disculpa de Manuel Martínez por lo inconveniente de la sala para hacer lo que venía a continuación, interpretaron dos temas en versión semiacustica, la magnífica balada Otoño, que hacía tiempo que no les oía en vivo, y Siempre estarás en mí, enlazando brillantemente después de esta con Solo y sin ti, empezada en acústico y terminada en eléctrico ante el delirio del público presente. 
 
 
Era tiempo ya de empezar con la tercera parte del show donde se repasarían una buena parte de sus grandes clásicos que iniciaron con su magnífica versión del tema de Los Módulos No quiero pensar en este amor, que creo que el público más joven de la sala ni siquiera intuyen que pueda tratarse de una versión, Palabras de libertad, Sé de un lugar, Tierra de la libertad, su versión particular del tema Abre la Puerta de Triana, y llegando a la recta final ya, sin pausas ni bises con Velocidad, Necesito respirar, la segunda versión de los Módulos, Todo tiene su fin, imprescindible en todos los bolos de Medina Azahara, y que, como siempre, interpretó el público de principio a fin, Paseando por la mezquita, Córdoba y A toda esa gente con la que pusieron el broche de oro a más de dos horas y cuarto de uno de los mejores directos de España, con las disculpas de Manuel Martínez por no haber hecho bises dado el poco tiempo que disponían para hacer todo el set que tenían previsto y entre gritos de “Eh Medina, así no se termina” hicieron mutis, dejando a todo el público presente con ganas de más y más y más y con el listón a una altura difícilmente superable en su próxima visita a Barcelona.
 

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.