Madness Live!
Últimas noticias

Crónica ACCEPT 12/10/14 Sala Razmatazz 1 – Barcelona.

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica ACCEPT 12/10/14 Sala Razmatazz 1 – Barcelona.

Crónica ACCEPT 12/10/14 Sala Razmatazz 1 – Barcelona.

Los germanos llegaban en el marco de la gira europea que llevan a cabo presentando su nuevo y brillantísimo trabajo "Blind Rage", en la que han colgado el cartel de Sold Out prácticamente en todas las fechas, tal es la expectación que genera esta banda alrededor del mundo. En Barcelona, desgraciadamente, no se agotaron las entradas pero la sala se llenó a más del 90% de su capacidad, lo cual, en los tiempos que corren, no es moco de pavo.
 
 
Muchas eran las ganas, como he dicho, que tenían los fans de ver a Accept en directo y a fe que no defraudaron a nadie; estos señores, cincuentones todos ellos, hicieron gala de unas ganas, un entusiasmo y un saber hacer inaudito en las bandas sobrevivientes de los 80 que giran por el mundo. Así como otros, más grandes que ellos en su momento, no cesan de hacer giras repitiendo set lists antiguos con la excusa de tal o cual aniversario, o se inventan repetidas giras de jubilación para llenar las salas y después desdecirse y hacer otra, o lanzan discos repitiendo viejos esquemas que ya no convencen a nadie y decepcionan a sus fans, ellos están viviendo una segunda juventud y se encuentran en mejor forma que nunca, su último disco se puede calificar de obra maestra, algo por encima de los dos excelentes trabajos realizados desde su reunión en el 2010 y la incorporación de su nuevo cantante Mark Tornillo (¿alguien se acuerda ya de Udo Dirkschneider como cantante de Accept?)  ha demostrado, con el tiempo, ser un gran acierto.
 
 

DAMNATION DAY

Entrando ya en materia, con unos 10 minutos de retraso sobre el horario previsto aparecían en el escenario Damnation Day, banda australiana absolutamente desconocida para mí y, dada su reacción, también para el resto de público presente en la sala, que durante aproximadamente 30 minutos, y ante la indiferencia general, nos ofreció una dosis de Heavy Metal Clásico que no aporta nada nuevo ni significativo al género y pasaron sin pena ni gloria por Razmatazz a la espera que aparecieran los verdaderos protagonistas de la noche.
 



ACCEPT
 
A las 20:40 horas y cumpliendo estrictamente con el horario previsto irrumpían como una estampida en el escenario al son del primer y brutal corte de su nuevo disco Stampede ante el delirio del público presente en la sala. Prácticamente sin pausas enlazaban con el tema que da nombre al segundo álbum de esta nueva etapa de la banda Stalingrad, que sonó tan potente como un batallón de panzers avanzando por la ribera del Volga y Hellfire, segundo corte del mismo disco y la apocalíptica 200 years perteneciente a su nuevo trabajo Blind Rage, llegados a este punto era el momento ya de atacar tres de sus clásicos Losers and Winners, London Leatherboys  y Starlight, las dos primeras de su excelente trabajo Balls to the Wall y la tercera  del inolvidable Breaker donde se produjo un fantástico duelo guitarrero entre Wolf y Hermann que hizo las delicias de los asistentes. 
 
Se estaba ya avanzando en el set list previsto y Accept, conocedores de la calidad y potencia de sus últimos trabajos, volvieron a ellos para ofrecernos un póker de temas  pertenecientes a ellos; Dying breed, Final Journey (con la estupenda interpretación de Wolf del más conocido fragmento del Lago de los Cisnes de Tchaikovsky y donde se produjo algún problemilla con el micro de Tornillo), Shadow Soldiers (fantástico medio tiempo perteneciente a Stalingrad) y From the Ashes We rise, uno de los temas mejor estructurados a mi entender de Blind Rage.
 
Desde aquí al final del concierto fueron intercalando temas nuevos con clásicos: Restless and Wild, Ahead of the Pack, No Shelter donde asistimos a un brillante duelo entre la guitarra de Wolf y el bajo de Peter donde se iban retando y respondiendo uno a otro, Princess of the Down (imprescindible en todos los conciertos de los alemanes) con todo el público a los coros y secundando los solos de Wolf, la estupenda balada Dark Side of my Heart durante la cual Wolf tuvo que esquivar, con una amplia sonrisa en los labios, un pequeño disco volador arrojado desde las primeras filas y que pasó rozando su rostro, Pandemic y con introducción vocal de toda la sala al unísono, la acelerada Fast as a Shark. Era hora ya del único bis que ofrecen, iniciado por el gran clásico Metal Heart donde, como no, todo el público coreó el fragmento de la sonata Para Eloisa de Beethoven, la potentísima Teutonic Terror, tema estrella del Blood of the Nations, y finalmente la pieza que cierra sus conciertos Balls to the Wall, diez intensos minutos de interacción entre la banda y el público que era un broche de oro a la gran noche de metal que nos ofrecieron.
 
 
Durante toda la descarga de Accept se mostró una gran comunión entre banda y público, un sonido perfecto con una potencia y ecualización envidiables, sin fallos de ninguna clase, un Wolf Hoffmann ejerciendo de indiscutible líder de la banda, con continuas evoluciones por el escenario y ofreciéndonos su ya habitual repertorio de muecas y sonrisas de oreja a oreja, secundado por un activísimo Peter Baltes que no paró de moverse de un lado a otro y de hacer headbanging  mientras el cantante Mark Tornillo se retiraba a un modesto segundo plano, quizás demasiado modesto para un cantante de su categoría, con el objeto de no interferir en el espectáculo de guitarrista y bajista y un estático Hermann Frank observaba sonriente desde su ubicación a la izquierda del escenario y Stefan Schwarzmann aporreaba su batería como un jovencito y no cesaba de mover la cabeza y hacer gestos con sus manos entre redobles.
 
 
En definitiva un concierto inolvidable de la banda más en forma del panorama internacional de más de dos horas de duración, con un set list impecablemente elegido y de una eficiencia brutal que dejó plenamente satisfecho al público asistente (solo había que ver las caras de satisfacción de la gente que abandonaba la sala ordenadamente) y que nos ha dejado a todos impacientes esperando su próxima visita al Rock Fest Bcn donde seguro que serán uno de los atractivos principales.
 

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.