Review: La skala de Ritcher “Facta Non Verba” 2017

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: La skala de Ritcher “Facta Non Verba” 2017

La Skala de Ritcher, “Facta Non Verba

La Skala de Ritcher, banda Almeriense que defiende un estilo bastante difícil de etiquetar y que atesora un nombre de lo más acertado, ya que define prácticamente el estilo que defiende la banda.

Como os decía bastante difícil de etiquetar, la banda practica un estilo que se mueve entre el death, trash, heavy, con sonidos contundentes y agresivos aunque presenta como contrapunto unas líneas vocales que, en mi opinión marcan la diferencia y aportan un espíritu bastante interesante a el conjunto global.

Para los que no los conozcáis os contaré que hablamos de una banda Andaluza, afincada en Almeria, ganadora de varios premios y que ya ha participado en algunos festivales de renombre como Leyendas del Rock o Metal Lorca. Con un lanzamiento previo en su haber “Diabolus Notet” que se presentó en 2013 y un EP en 2015 “Involución” los almerienses nos presentan su esperado “Facta Non Verba

Cuando digo esperado, no solo lo digo por sus seguidores, que también, sino porque la banda presentó algún tema de este “Facta Non Verba”, ¡hace más de un año! Si, si, oís bien, estos temas fueron “Mis demonios” y “Esclavo”. Posteriormente, ya en 2016 la banda presentó “El monte de Venus” acompañado de un magnífico Videoclip. Y nos han tenido a todos esperando hasta mediados de 2017. La pregunta es… ¿habrá merecido la pena la espera?…

Y la respuesta es si, no sin algún pero, pero definitivamente si ha merecido la espera. Y por supuesto me explicaré.

He de confesar que quizá alguno de los problemas que tenga este disco es precisamente haber presentado y con tanta distancia, temas tan magníficos como los presentados y es que esto, sobre todo cuando lo que oyes te gusta, te deja con ganas de más.

Hablemos primero de la producción. Es otro de los temas que me ha extrañado.

Nos encontramos un disco conde las cuerdas están muy bien equilibradas en todo momento y en el que las guitarras son protagonistas, una la batería tiene un cuerpo sólido y poderoso espectacular, el caso es que, aunque poca, se distingue cierta diferencia de producciones entre algunos temas. Esto hace que ocurra que, por poner un ejemplo de a lo que me refiero, la voz de Juan Contreras se imbuya tanto en la música que sea prácticamente imposible de entender, mientras que en otros temas se entiende a la perfección. Además de esto, la banda demoró el lanzamiento a la espera de la masterización del afamado productor Jens Brogen, que ha trabajado ni más ni menos que con bandas del calibre de Opeth, Kreator, Ark Enemy, Devin Townsend, y un largo etcetera de nombres ilustres.

En cuanto a la composición nos encontramos con temas muy redondos en su base, temas que en ocasiones llegan a tocarte en lo más hondo, que pretenden transmitir y que en bastantes ocasiones lo consiguen. Temas como “Equilibrio” o “El monte de Venus” representan lo que es capaz de ofrecer esta gran banda.

Mucho de esto es gracias a la compaginación de las guitarras de base y las voces, el manejo de escalas con un componente sinfónico tanto por las voces como por las cuerdas, mezclado con las bases cañeras de bajo y batería, dan una carácter muy interesante a la vez que emocionante a los temas. Juan es un maestro a la hora de trabajar estas melodías, aunque se agradecería que en ciertos momentos álgidos se arriesgara algo más en sus agudos, que no exhibe demasiado. También se echa de menos algo más de complejidad en los solos de guitarra, hay algunos temas que desprenden tanta energía que en ocasiones los solos se quedan algo… descafeinados.

Aún así y dicho todo esto nos encontramos ante un disco que como decía, llega y tanto que si. Un disco que en mi opinión con algo más de homogeneidad en su producción y algo más de equilibrio en el tratamiento de las voces y esfuerzo en los solos, habría sido algo histórico. Aún así, no me cabe duda que será nombrado como uno de los discos destacados de 2017 por muchos medios. Gran trabajo de los almerienses, mi más sincera enhorabuena.

Déjanos tu comentario