REVIEW: Myrah – “Until The End Of Time” (Art Gates Records 2015)

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » REVIEW: Myrah – “Until The End Of Time” (Art Gates Records 2015)

10Este ya es el tercer largo de los suecos Myrah y este “Until The End Of Time” en el que nos podremos adentrar en los encapotados y lacónicos temas que forman y articulan este disco.

Para aquellos que no los conozcáis este grupo surge en una amalgama sonora entre el rock mas oscuro y gótico, un estilo que podría recordarte a los Sister of Mercy, Him, Type 0 Negative e incluso a los lusos Moonspell, formados en el año 2005. En el camino han dejado para la posteridad cuatro EP´s y dos discos de larga duración, “Six feet down” del 2010 y “My deliverance” en el 2012.

Como no puede ser de otra forma, el sonido predominante que encontramos en el disco, es un compendio de armonías cargadas y lacónicas; aquí la voz de su cantante Patrik Essman juega con las armonías de manera aterciopelada y siguiendo unos tiempos que alternan el uso de los cantos, derivando al puro recite de los textos. Acompañado por un solvente duelo entre las partes orquestadas y o tamizadas por el teclado de Ian Barstowe, siempre tendremos un buen juego en las guitarras, perfilando un escenario preponderante en las interesantes melodías y estribillos macerados de lineas oscuras, trabajo que recae en Micael Svan y el vocalista Patrik. En un trabajo mas profundo tenemos la linea rítmica que guía las canciones, para mi gusto de una manera sobria pero muy presente, trabajo de Joakim Granvold, sobre el que se envuelve también la parte mas orquestada: en este punto el grupo busca siempre mostrar un anfiteatro donde las partes mas lacónicas y oscuras contrasten con la fuerza de las guitarras, y en ocasiones las partes líricas mas rasgadas.En un segundo plano, y solo en ocasiones podemos apreciar la linea de bajo, aunque cuando se nota lo hace con fuerza, no es en este disco especialmente predominante.

El disco arranca con el tema “Taken“: el comienzo ya nos indica el tono recio de las melodías, un buen trabajo de la linea de bajo y un estribillo en el que la lírica de la canción juega entre los tonos aterciopelados y recitados y el sesgo mas arenoso. En este tema podemos apreciar una batería mas contundente y un tempo mas controlado para que en el estribillo el oyente no tenga empacho para dejarse llevar por el aura mefistofélica que Myrah consigue.

My Angel” baja los cortes en los tiempos, dando una melodía mas fluida, cogiendo preponderancia al recogimiento denso y levemente doom.  También aquí las armonías te envuelven rápidamente, muy en el estilo de unos Him, solo que aquí el Gothic predomina.

I lied” sigue adquiriendo, en la linea del disco, riqueza armónica e instrumental, comenzando de forma acústica y envolviendo la lírica. Ademas aportando un silente y en segundo plano, linea orquestada, la canción va cogiendo fuerza a pesar de su tono lúgubre y levemente dramático, llegando a un buen trabajo de confrontación con las líricas mas guturales. Posiblemente uno de los temas mas significativos y estructuralmente complejos del disco y por tanto destacado.

Into oblivion” es una canción que perfectamente podría ser firmada por los “Sister of Mercy” siguiendo un hilo parecido al tema anterior que se va dividiendo en partes en una interjección en el que el preludio de los coros abre una estribillo que paradójicamente da luminosidad a un tema que a pesar de su visión gótica tiene ínfulas de opera heavy.

She rides the night” enseña el perfil mas metal del grupo, acercándose en sonido a grupos como Moonspell, aunque sin llegar al bis mas salvaje de los lusos. El estribillo de guitarra predomina en todo el tema, ayudado por un sutil toque de teclado, y un juego en las rítmicas que da una buena viveza al tema, teniendo como resultado uno de esos temas que se te quedan rápidamente grabado.

Ge Mig Liv” es una profunda balada, comandada por la voz y refrendada por una fina melodía de piano que va increscendo hasta confluir en un compás en el que la ayuda de la base del resto del grupo añade profundidad al tono trágico del tema. Hay que señalar la ayuda de un coro femenino/masculino y los arreglos orquestales en segundo plano, contrastan aquí con la dureza de la voz pero da la perfecta atmósfera. Brutal el desenlace del tema con un riff a doble mástil remarcando la bis melódica.

Addicted to darkness” tiene para mi uno de esos estribillos que con un par de acordes, te envuelve y te abraza para no dejarte. La linea del tema es muy similar a temas popularizados por grupos como Him, pero no quita mérito el conseguir una linea en la canción, donde se puede sentir la soledad, la oscuridad y la melancolía junto con el frío y la tragedia. Sin duda aquí el conjunto, mas cohexionado juega con los ritmos y las atmósferas cargadas desarrollando un tema lacónico pero que en su estribillo te arrastra sin remisión. Fantástico.

The Storm” es un tema que busca aunar los mundos trágicos que el grupo representa en el disco. Aquí apreciamos una linea de violín en un segundo plano que da fuerza a un trabajo de guitarra que da fuerza al peri-patetismo de las líricas, mas incidido en el interludio acústico que el tema atesora en su punto medio y sobre el que se construye un buen riff. En este punto el grupo ha demostrado ya con fuerza la sensibilidad implícita que se guarda en cada tema.

VandringMaster” ahonda en este instrumental la capacidad del combo de cristalizar armonias cargadas de sensibilidad y bella tristeza melancólica: estamos ante un tour de forcé acústico, un tema introspectivo para disfrutar de la noche.

A shadows scream my name” da un vuelco a lo ya escuchado: aquí notamos una linea de bajo mas contundente y un giro hacia un sonido mas dominado por las lineas mas oscuras del Death Metal, cargando las líricas según se desarrolla la canción con guturales o lineas mas limpias y con las guitarras mas crudas y sin arreglos: No obstante se quedan sin cruzar la linea mas death, pues se queda justo en ese horizonte. No es un mal tema, pero creo que no sigue la linea que el disco a llevado hasta el momento, aunque da luz a la inquietud y visión plural que el grupo tiene.

Until the end of time” cierra con otra cantata gótica y acústica en su comienzo. El protagonismo de las voces es significativo, mostrando un abanico mas amplio en el espectro, aunque aquí también se apoye en los coros, y la irrupción de los contrastes estructurales y de tiempo da diversos prismas y distintas lecturas de este tema.

Me resulta difícil sacar una sola conclusión de este disco. Creo que tiene temas fantásticos, sin embargo al final se me ha echo largo. Posiblemente, y para mi gusto le sobren algunos temas que son excesivamente parecidos, y dado la carga y la duración del disco, no hagan mas alargar demasiado la escucha.

La producción ha corrido a cargo de Patrik Essman en Midgard Studio en Östersund y masterizado por Jeffro Lackscheide, que ya a trabajado con grupos de la talla de Cheap Trick o Mike Stone (Queensryche).


Déjanos tu comentario