HELLFEST 2015, Primeras impresiones, por Raúl García

Inicio » Crónicas de conciertos » HELLFEST 2015, Primeras impresiones, por Raúl García

HELLFEST 2015, 19, 20, y 21 junio. Clisson (Francia)
PRIMERAS IMPRESIONES

DSC07696Por muchas ediciones que se lleven a las espaldas, seguro que la organización de HELLFEST venía cargando desde hace un año con el peso de la celebración de “la décima”, a sabiendas de que tenía que ser una edición tan especial, como lo ha venido siendo en crecimiento todo este tiempo el festival en sí, superándose en infraestructuras y cómo no, tapando las polémicas de los grupúsculos católicos fundamentalistas que con ciertos actos vandálicos, previos al evento, intentaron llamar la atención y que algunos fantasiosos incluso pensaron que estaban detrás de los puntuales cortes de luz que sufrieron en los escenarios principales AIRBOURNE, FAITH NO MORE, CAVALERA CONSPIRACY, KORN o SCORPIONS, y que en realidad, tal conspiración fue en realidad un problema relacionado con la sobrecarga de electricidad y los grupos electrógenos de refuerzo, que la organización explicó posteriormente entonando un “mea culpa” de forma inmediata anotándose como preferente esta tarea pendiente de que no vuelva a suceder para el año que viene.

Es evidente que HELLFEST a diferencia de otros festivales europeos es un festival casi a imagen y semejanza de su público hoy en día. Un festival que se interesa por la comodidad del núcleo central que DSC06609hace que esto funcione, y ese núcleo es el público. Si no hay asistencia todo lo conseguido en todo este tiempo se puede desmoronar. La inversión llevaba a cabo en estos diez años, apostando su organización por las mejores bandas, las más candentes, nuevos fenómenos sonoros y notables espectáculos en sumás variados estilos, no ha tenido que ser fácil, pero han logrado un estatus basado en el equilibrio musical muy importante, que posiblemente les haga encontrarse casi en el techo de lo que es saber servir a los miles de clientes que no dudan ya en conseguir que se vendan todas las localidades disponibles con una antelación antes impensable, que este año fue a principio de diciembre, y que en la próxima de 2016 es muy posible que vuelva a ocurrir.
En total la organización calcula que han sido cerca de 150.000 metalheads, que como cifra está muy bien, suponiendo una ligera reducción de público respecto al año pasado, para evitar el hacinamiento en ciertos puntos del recinto, algo que sinceramente, yo sí lo he notado, aunque haya existido la sensación de saturación para mucha gente. El año pasado, como éste, me desplazaba de forma inquieta de punta a punta, para visitar todos los escenarios posibles y hacer mi trabajo captando el mayor número de sensaciones ofrecidas por cuantos más artistas, y tuve muchas dificultades para acceder a los sitios en demasiadas ocasiones, y este año, apenas ha sido así, aún llegando con el show empezado. Es cierto que seguía habiendo sensación de saturación, pero la gente que estaba situada frente a su banda llegando con tiempo para coger su sitio, se encontraba más espaciada, y esto también hay que considerarlo. Disminuir unos cuantos miles de asistentes más en próximas ediciones puede significar el encarecimiento del precio de los abonos y entradas por día, y seguro que aún así, seguiremos reclamando mayor espacio en un festival que ya casi nadie de los que alguna vez estuvieron ya no se quiere perder.

DSC06580Un caso aparte fue el “Warzone”, en donde a pesar de ampliarse su capacidad al máximo de sus posibilidades, aún se forman esos cuellos de botella en la entrada difíciles de superar, y de hecho, ofreció algunos quebraderos de cabeza a la gente, especialmente durante la actuación de BODY COUNT, que muchos no pudieron ver. El año que viene seguro dispondrá de la pantalla que este año se echaba en falta en la entrada para avisar de contratiempos surgidos en cuanto a horarios y evitar confusiones como la ocurrida con NOFX, que al cambiarse de hora y no estar reflejado a la vista de todos, muchos perdieron la ocasión de ver su show.

Sobre los cambios más notables que ha tenido el festival, sin duda el primero que nos encontraríamos a nuestra llegada el jueves, sería el de la desaparición de la moneda oficial, el “Token”, por la sustitución de la “Cashless”, una tarjeta monedero que aunque provocó engorrosas colas al principio hasta que te permitía disponer de ella, luego era todo comodidades a la hora de pagar, una vez recargarla, sin miedo a excederte en su saldo, sabiendo que el dinero que no utilizaras se quedaba guardado para la próxima visita al festival.
Continuando con los cambios, una vez entramos enel interior del recinto el viernes, y atravesando la DSC06615magnífica y renovada Catedral que preside la entrada, lo primero que nos llamó la atención este año al pisar el terreno recién abiertas sus puertas fue la sensación de estar pisando un paraje que te hiciera sentir como en un parque de atracciones temático, por las cuales desfilarían más de 150 bandas, por unos escenarios más adaptados en lo visual y en lofuncional. Con unos caminos centrales que antes no existían y que dificultaban los tránsitos al caminar, y que ahora estaban dispuestos cuales calles fueran despuntando entre un terreno tan verde y abundante que invitaba a relajarte tirándote al suelo para descansar cuando así lo necesitaras. Y como si tuviera su propio “paseo de la fama”, fue todo un detalle ver incrustados en el suelo las diez placas conmemorativas con todos los grupos que han actuado en cada una de las ediciones, incluido la que tratamos, aparte de tener también una pequeña exposición retrospectiva con los carteles de cada uno de los eventos a pocos metros. No olvidaremos en esta mención la zona de las carpas donde otros años ha sido determinante la capacidad, dificultándose la visión y el acceso en sí a las mismas para disfrutar de los escenarios Valley, Temple y Altar, cambiaron su cara, especialmente la disposición de estos dos últimos, situándose en paralelo, eliminando columnas centrales que restaban visibilidad, ampliándose la capacidad hacia el exterior y siendo mayor la altura del techo y además situando grandes pantallas en las entradas de cada una para seguir a las bandas cómodamente desde fuera y para conocer previamente su programación. La nueva DSC06626imagen de los escenarios mainstages también hay que destacarla, así como otros elementos estéticos, y la nueva disposición de puntos de agua, baños, bares o Hell snack para poder llevarte algo rápido a la boca de forma rápida y económica.
Respecto a las bandas programadas en la totalidad de sus escenarios, la organización recuperó para su cumpleaños buena parte de ellas que ya actuaran en ediciones anteriores, como si se tratara de un pequeño “remember” o “recopilatorio” de sus apuestas en el pasado, y de las cuales en próximos artículos estaremos dando cobertura más detallada en TNT RADIO ROCK, hablando cronológicamente de cada uno de los días, con sus situaciones anecdóticas. En el caso de los mainstages, sin duda tuvo bandas clásicas destacadas como BILLY IDOL, ALICE COOPER, JUDAS PRIEST, ZZ TOP o SCORPIONS dando la talla, o por desgracia todo lo contrario en el caso de MOTÖRHEAD, mermados por la enfermedad de Lemmy. Aquí también tuvieron lugar locuras sonoras más modernas de tiempos añejos como las de SLIPKNOT y FAITH NO MORE y en aspecto musicales más abierto, notable éxito de atención tuvieron L7, MARILY MANSON, LIMP BIZKIT o KORN, sin duda una
demostración de cómo son capaces de convivir distintos públicos que miran y consumen el rock de DSC06794distintas maneras, bajo la mismo bandera, la insignia HELLFEST. Y quiero cerrar estas primeras impresiones con una mención especial a lo programado en la carpa Valley, que sigue acogiendo nuevos adeptos en sintonía con el stoner y el doom fusionándose con otras hiervas, entre las que debo destacar este año sobre su escenario a GLOWSUN, MIDNIGHT GHOST TRAIN, SAMSARA BLUES EXPERIMENT, ORCHID, HIGH ON FIRE, ELDER, THE WOUNDED KINGS, TRIGGERFINGER, WEEDETER y SAINT VITUS.
Enhorabuena a la organización por estos diez años de crecimiento y consolidación, por hacerlo bien una edición más, sabiendo encajar los puntuales inconvenientes surgidos. Sabemos que ya estáis trabajando en la edición número once como si se tratara de una nueva celebración.

Texto: Raúl García
Fotos: Oscar Torres


Déjanos tu comentario