Madness Live!

VEGVISIR VI. Las bandas finlandesas. Folk Metal: Korpiklaani

Inicio » Reportajes » VEGVISIR VI. Las bandas finlandesas. Folk Metal: Korpiklaani

Como vimos en el anterior Vegvisir, las bandas finlandesas, en general, se centran más en la tradición sami y el chamanismo aunque hay algunas, como Turisas y Ensiferum, que centran su trabajo en la tradición vikinga del guerrero y la guerra en general. Otros grupos finlandeses tienden más al folk, por ejemplo, Korpiklaani, una banda muy potente en la que nos centramos hoy.

La banda Korpiklaani es el resultado de la evolución de un proyecto anterior llamado Shaman que, en 2003, pasó a denominarse como hoy la conocemos (con Jonne Järvelä y Samu Ruotsalainen como únicos miembros de la alineación actual) haciendo una transición de un estilo tradicional a un folk metal más convencional. Este cambio se realizó adoptando voces folk/trash en vez de joiking (el canto sami tradicional) y sustituyendo el idioma sami septentrional por el inglés o el finlandés, mientras que el sintetizador se reemplazó por instrumentos populares reales, como el acordeón y el violín.

Según Järvelä, el catalizador del cambio fue su colaboración con la banda Finntroll, lo que le hizo moverse hacia el folk metal que hoy caracteriza a la banda. En sus primeros álbumes, como «Spirit Of The Forest», la mayoría de las canciones estaban en inglés y solo algunas en finlandés. Sin embargo, los siguientes lanzamientos fueron mostrando una evolución hacia el uso preferente de su lengua materna finlandesa, de manera que los últimos son cantados prácticamente en su totalidad en finés, una característica que comparte con el Viking Metal, probablemente como manera de dar énfasis al valor de la cultura propia, a la tradición que une al pueblo bajo una misma tradición. Esto cobra sentido siguiendo las declaraciones de Jonne Järvelä definiendo el trabajo de Korpiklaani como «música antigua con guitarras de heavy metal».

El nombre Korpiklaani significa «Backwoods Clan» (en español algo así como «el clan de los bosques apartados o lejanos») en el idioma finlandés. «Korpi» significa bosque viejo y oscuro, que en biología se refiere a los bosques boreales que aparecen en suelos húmedos de morrenas, caracterizados por un crecimiento denso de abetos y una capa profunda de musgo como maleza. De hecho, la banda suele trabajar en los bosques finlandeses cuando prepara nuevo material para sus álbumes.

En cuanto a la lírica, las letras de sus canciones a menudo están relacionadas con el alcohol y la fiesta, así como las historias mitológicas y la naturaleza, la naturaleza primaria del ser humano, la relación hombre- Naturaleza y, en definitiva, una manera distinta de vivir la vida, quizás un concepto de vida pre-moderno o simplemente no moderno. Su octavo álbum de estudio, llamado «Manala», es una buena prueba de cómo la banda bebe de la antigua tradición finlandesa para sus letras, tal y como hacen otras bandas de folk y viking.

 

«Growing up with the wild bears

Breathing the smell of burning wood

Rain and clouds my only friends

Sun and Moon and stars and light

Now it’s time of a midnight sun

The eternal light and a breathing night.»

 

Cuando comenzaron a trabajar en este álbum contaban con la nueva incorporación del violinista Tuomas Rounakari, sucesor de Jaakko Lemmetty, que aportó sus excelentes habilidades como violinista, así como elementos de la tradición sami y de la zona de Karelia, que acentuarían aún más el carácter folk de la banda puesto que Rounakari se dedica a la investigación musical tradicional en un proyecto paralelo.

«Manala» es la tierra de los muertos, el inframundo finlandés, un lugar que se menciona varias veces en el Kalevala, la epopeya nacional finlandesa de la que ya hablamos en relación a la banda Turisas, y es que constituye la base de muchas canciones en varios grupos.

En el XVI poema de Kalavala llamado Väinämöinen, un héroe chamánico viaja a Manala para adquirir conocimiento de los muertos. Se encuentra allí con una chica llamada ‘Tuonen tytti’ o ‘Tuonen piika’ (doncella de los muertos), que lo hará cruzar el río Tuoni. Sin embargo, no encuentra en la isla Tuoni los hechizos que estaba buscando, aunque pudo escapar. Ahora, el chamán maldice a todos los supervivientes que intentan entrar en el inframundo.

 

At The Huts Of The Underworld

Joukahainen, a youthful son,

Laplander, a slender fellow

bore a grudge within his heart,

bitter envy in this bosom.

 

Thus he worked a fiery crossbow,

so he shaped a noble bow

and he formed the bow of iron,

overlaid the back with copper.

 

Then the points were to be sharpened.

So the arrows then were ready

and his bow was fit for bending.

 

«Now, should you bring ‘bout Väinämöinen’s

death

and your arrow let him die,

joy will then fade away from Earth.

Songs cannot then be heard again.

Elation is way better on Earth

and the music is more cheerful in here

than somewhere in the land of the dead,

at the huts of the Underworld.»

 

Long he watched for Väinämöinen

peering, peeping at the lodges,

sometimes listening in the alleys,

sometimes watching in the meadows.

 

Spanned in haste his mighty crossbow

and he aimed his splendid weapon

at the head of Väinämöinen,

thus to kill Suvantolainen.

 

And then the old Väinämöinen

fell head over heels in water

off the back of his blue moose.

En sus directos también han llevado a cabo proyectos que acentuaran su sonido folk, como en «Live at Masters of Rock» en Vizovice, República Checa. La actuación también fue un evento especial porque incorporaron a su espectáculo a Tero Hyväluoma (segundo violín) y Toni Perttula (segundo acordeón) convirtiéndolo en un espectáculo folclórico inolvidable y único. Y es que la visión de Korpiklaani de una producción más grande es tener más músicos de folk en el escenario con ellos.

Todos estos elementos hacen de Korpiklaani una banda de los que podemos definir Folk Metal, que se acentuó con la introducción de la acordeón como elemento permanente en la banda. En un principio, cuando se funda el grupo en 2003, supuso devolver vida a la música tradicional finlandesa y nunca se pensó que una audiencia tan grande estaría interesada en las tradiciones y los textos mitológicos finlandeses.

Algunos miembros de la banda llevan a cabo un trabajo más extenso a nivel personal o con otros grupos, pero todos ellos muy enfocados al folk finlandés y la exaltación de su cultura nativa. Es el caso del violinista, Tuomas Rounakari y su proyecto Shamanviolin. En este trabajo personal, Rounakari ha recuperado la música tradicional de la zona del ártico escandinavo y Siberia, en concreto la música chamánica y la tradición del canto/lamento de Karelia. Este canto y, en general, la música que usan los chamanes tiene como finalidad sanar las heridas emocionales, mejorar las cosas y dar salud o restaurarla tras un suceso traumático; es una manera muy contraria a la forma occidental de afrontar el dolor personal: lloran y sacan su dolor hasta que se sienten mejor.

Otro ejemplo es el mismo vocalista, Jonne Järvelä, que en su proyecto en solitario ha desarrollado una música de estilo chamanista y misterioso, muy conectada a la naturaleza y más personal e introspectiva. Su título es Kallohonka, lanzado en 2017 con doce temas totalmente en finlandés y un protagonismo absoluto de la instrumentación tradicional.

Otras bandas finlandesas de folk serían Battlelore, Brymir, Heorot, Whispered, Moonsorrow, Cadacross, Kimimetsän Druidi, Falchion o Metsatöll (estos de Estonia pero muy conectados a la música finlandesa y al folk de este estilo) pero las veremos en próximos Vegvisir.

Próximo Vegvisir: más bandas finlandesas de folk.

Otros artículos relacionados:

VEGVISIR V. Las bandas finlandesas. Los guerreros (Turisas y Ensiferum)

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.