Madness Live!

Review: Kristoffer Gildenlöw – «Homebound» (New Joke Productions, 2020)

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: Kristoffer Gildenlöw – «Homebound» (New Joke Productions, 2020)

Kristoffer-Gildenlöw-HomeboundVamos con la reseña de “Homebound”, una entrega que consigue aliviar; que consigue que el tiempo se pare y renovarte las energías; que consigue hacerte parar y querer escuchar cada uno de los pasajes musicales que tiene. El disco pertenece al proyecto solista de Kristoffer Gildenlöw; una joya para momentos en los que solamente quieres dejarte llevar por los sonidos.

Como sabes, Kristoffer Gildenlöw es bien conocido por ser bajista de la banda de metal progresivo, Pain Of Salvation; al igual conocido por su paso por bandas como Neal Morse, Kayak, Dark Suns, Arcana o Lana Lane. En su carrera en solitario ya lleva varias entregas publicadas como “Rust (2013), “Pass The Torch” (2015), “The Rain” (2016) y “Homebound”; su último proyecto que reseñaremos a continuación.

“Homebound” contiene 9 temas que harán que te olvides de todo lo que te rodea y te concentres en las habilidades musicales del compositor, cantante y bajista. No es para menos, con el recorrido que tiene este músico pasando por bandas referentes de la música progresiva; como es Pain Of Salvation. Pero el disco, personalmente, considero que sorprende de un modo totalmente diferente.

Entrando en la composición del disco; “Homebound”, ha sido grabado y mezclado por Kristoffer en los New Joke Studios, Países Bajos. Masterizado por Peter van’t Riet en FineTune Mastering Studio, Países Bajos, y del diseño de portada se ha encargado Blacklake. Para esta entrega, Kristoffer se ha reunido de un conjunto de profesionales que poco han dejado que desear.

Participantes en «Homebound»:

Kristoffer Gildenlöw – Voz, bajo
Dirk Bruinenberg (7 Miles To Pittsburgh, Patrick Rondat) – Batería
Jeroen Molenaar – Batería
Fredrik Hermansson (Pain of Salvation) – Piano
Marcel Singor (Kayak) – Guitarra
Paul Coenradie (Valentine) – Guitarra
Jan Willem Ketelaers (Knight Area) – Coros
Erna auf der Haar – Coros
Maaike Peterse (Kingfisher Sky, Ayreon) – Celo
Ola Sjönnerby – Viento metal

“Homebound” comienza con un corto pasaje instrumental junto a Maaike Peterse de una duración de menos de dos minutos; una apertura ambiental que te prepara para las siguientes composiciones. Da paso a “Holy Ground” donde Kristoffer comienza a expresarse con su voz, Erna Auf Der Haar hace su aparición acrecentando el sentimiento del pasaje; una combinación que junto con la base acústica y los pasajes algo más atmosféricos hará que te pierdas en su belleza. Otro de los temas en los que el dueto hace presencia es en “Our Home”. Erna va marcando el ambiente donde la voz de Kristoffer se superpone de un modo delicado y sin enmascarar la suavidad de los coros.

Siguiendo con los toques acústicos, aparece “Like Father Like Son”, caracterizada por un ritmo más arrollador; junto con el solo final y la combinación de voces. Uno de los temas más prometedores es “Infected” provocado por un ambiente más oscuro, y sus percusiones, contiene una belleza desgarradora que bien nos puede hacer recordar a ciertos matices de Riverside o Pain Of Salvation. Por otro lado, “Snow” nos recordaba más a los ambientes a los que Anathema nos tiene acostumbrados; una atmósfera más lenta y oscura; pero sin perder sentimiento donde la dinámica de voz de Kristoffer se hace notable.

Mi parte favorita aparece con los siguientes temas:

Reflejando algo más de brillo, se avecina “I Cried Today”, donde en contraste aparece un juego de voces sosegado, con arrebatos de Kristoffer en el estribillo, que además ira “in crescendo” en la segunda mitad. Acompañada del chelo de Maaike, convierten este tema en una acústica impresionante.

Una de las canciones que más sorprenderán a los seguidores será “Chelsea Hotel #2”, una versión de Leonard Cohen para la cantante estadounidense Janis Joplin, donde narra uno de los encuentros que tuvo con ella. Para ser una versión, debo decir que me encuentro con pocas palabras para describir todo lo que transmite este tema; es espectacular el sentimiento que Kristoffer consigue expresar y transmitir.

Leonard Cohen siempre ha sido una gran inspiración para mí. Desde su muerte en 2017, sentí que necesitaba honrarlo de alguna manera. «Chelsea Hotel #2» de alguna manera se quedó conmigo a través de los años y espero que la gente aprecie este tributo al gran maestro. – KG

Para terminar, se cierra con “You Need Not Stay (Away)”, que no deja pasar la oportunidad de cerrar con la melancolía y la belleza característica del álbum.

Es una entrega suave, con una producción totalmente limpia y Kristoffer consigue aportarle emoción a cada uno los pasajes musicales que tiene. Es un disco para ser escuchado en ciertos momentos apropiados; en un respirar de la incontenible vida a la que estamos acostumbrados; con el fin de sacar todos los detalles. Un álbum para perderte en él, y en cierto modo, percibir cada pequeña parte que ha sido compuesta con una excelente sensibilidad.

Kristtofer Gildenlöw Oficial

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.