Madness Live!
Últimas noticias

Review: Emigrate – “A Million Degrees” (Vertigo/Universal Music, 2018)

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: Emigrate – “A Million Degrees” (Vertigo/Universal Music, 2018)

Hace ya algunos meses (concretamente el 30 de Noviembre de 2018) que la banda liderada por el guitarrista de Rammstein, Richard Z. Kruspe, sacó su tercer álbum de estudio, titulado “A Million Degrees“.

El disco comienza con una canción llamada “War”. Un tema a medio tiempo con un sonido que recuerda mucho al Industrial pero también al Rock Alternativo más actual mezclado con toques de música árabe (puede tratarse de una crítica a algún conflicto en Oriente Medio, pero no queda especificado). No escatima en el uso de sonidos de sintetizador y efectos especiales tanto para la voz como para las guitarras, algo que nos transporta directamente a los temas de los ya mencionados Rammstein y que, en mayor o menor medida, será un recurso habitual en el transcurso del disco. Es una forma curiosa de comenzar puesto que no se trata de la canción más enérgica ni la más agresiva de todas las que componen este álbum, pero es una propuesta igualmente válida y que te invita a seguir escuchando.

La siguiente canción no es otra que “1234” para la que cuenta con la colaboración del vocalista de Billy Talent, Ben Kowalewicz. Este tema ya fue comentado en otra noticia de este medio, puesto que fue el primer single del que se tuvo noticia. En este caso nos encontramos con un tema mucho más hardrockero que el anterior y que de alguna manera comienza a darle energía a la experiencia.

Volvemos a los sintetizadores y a la experimentación con “A Million Degrees” tema que da título al disco y que nos da esa impronta de Industrial a la que tan acostumbrados nos tiene acostumbrados Kruspe tanto en este proyecto como en Rammstein. Una vez más nos encontramos con una canción a medio tiempo,

La cuarta canción de este álbum se titula “Lead You On” y cuenta con la colaboración de Margaux Bossieux, integrante del grupo Dirty Mary e íntima amiga de Kruspe, quien a pesar de ser más conocida por tocar el bajo o la guitarra, en este caso la oímos cantar las estrofas de este tema. Destaca por la dualidad de las voces y por tener un estribillo pegadizo y muy cantable ideal para atrapar al público en actuaciones en directo.

Y llegamos posiblemente a la canción que rompe con más contundencia los esquemas y pautas que parecía seguir el álbum. Si bien habíamos escuchado cuatro temas que, al margen de los contrastes entre ellos, sonaban agresivos y enérgicos en líneas generales, “You’re so Beautiful” es un tema con tintes de balada alternativa, mucho más suave y ligero de oír, con algunas notas atmosféricas y melancólicas. Tal vez se trate del tema más comercial y con la vista puesta en las tendencias musicales actuales de todo el disco, pero precisamente por ello encaja bien dentro del global puesto que nos ofrece algo diferente y nos demuestra una vez más como Kruspe da rienda suelta su creatividad de una manera mucho libre en este proyecto. El tema cuenta además con su propio videoclip.

La sexta canción del disco, llamada “Hide and Seek” es una pieza corta que vuelve una vez más a los riffs rockeros y a los estribillos potentes que buscan la complicidad del público. Como nota curiosa y al igual que ocurre con “1234”, cuenta con un solo de guitarra, algo que a veces podemos echar de menos en alguien con una carrera tan consolidada como Richard Kruspe y que evidentemente siempre agradecemos y le damos la bienvenida.

Tras lo que parecía un regreso a volvemos a la relativa calma y sosiego de otra balada titulada “We Are Together“, en este caso con una personalidad menos comercial que “You’re so Beautiful” y bastante más pesada y oscura.

La octava canción, “Let’s Go” nos da la bienvenida con un sonido de 8-bit que nos traslada a la época de los videojuegos clásicos de los 80 y nos sorprende con la colaboración de nada más y nada menos que Till Lindemann, cantante de Rammstein y compañero de Kruspe en dicho grupo. Los estribillos melódicos y la combinación de ambas voces tanto por separado como a coro, son los puntos más destacables de esta pieza que seguramente llamará mucho la atención a los que sean fans de Rammstein y de Lindemann.

Y de colaboración en colaboración, llegamos a la novena canción de este álbum: “I’m Not Afraid“. En este caso nos encontraremos con la voz de Cardinal Copia, vocalista de Ghost B.C. y uno de los múltiples alter ego del cantante sueco Tobias Forge. Una canción en la que al igual que con la anterior podemos apreciar la combinación de voces y con la que nos sumerge en una indudable mezcla entre elementos propios del estilo de la banda sueca combinados con el sonido general de Emigrate.

La penúltima canción es a su vez la más corta de todo el repertorio. “Spitfire” es otro de esos temas pegadizos que buscan cautivar al público para que cante sus líneas. Sencillo y breve pero divertido y con mucha presencia. El trabajo cierra con otro tema melancólico y con ese sentimiento de balada que ya ha aparecido un par de veces anteriormente. Con “Eyes Fade Away” (título muy acertado para tratarse precisamente del último tema de un disco) se termina la experiencia que este “A Million Degrees” nos deja.

En términos generales, este álbum es una apuesta segura para aquellos que crean que el Heavy Metal no es un mundo hermético y que debe estar abierto a buscar nuevas fórmulas. No es excesivamente vanguardista ni experimental, pero desde luego no se queda estancado en ideas convencionales sobre el género. Puede gustar tanto a seguidores acérrimos del género del Industrial Metal como a un público menos habitual en dicho entorno. La sensación de mayor libertad a la hora de componer que destila Richard Kruspe en cada uno de los trabajos que realiza con Emigrate vuelve a quedar patente en las ya comentadas once canciones, ya que a pesar de que el álbum tiene en términos generales un sonido muy característico, no hay dos canciones que suenen iguales y todas ellas tienen una personalidad propia innegable dando como resultado un producto que en ningún caso se hace repetitivo ni tedioso.

Tracklist:

  1. War
  2. 1234 feat. Benjamin Kowalewicz
  3. A Million Degrees
  4. Lead You On feat. Margaux Bossieux
  5. You Are So Beautiful
  6. Hide and Seek
  7. We Are Together
  8. Let’s Go feat. Till Lindemann
  9. I’m Not Afraid feat. Cardinal Copia
  10. Spitfire
  11. Eyes Fade Away

El álbum puede adquirirse vía On-Line a través del siguiente enlace:

http://en.emigrateworld.com/news-102-a-million-degrees-artwork-tracklist-editions-and-pre-order-links

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.