Madness Live!

Review: Caelestia – ‘Beneath The Abyss’ – Inverse Records – 2015.

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: Caelestia – ‘Beneath The Abyss’ – Inverse Records – 2015.

Review: Caelestia -

Desde la polis nos llega  Caelestia, grupo griego que practica según ellos mismos nos indican, un progresive death metal melódico, un estilo que sin duda empieza a agotarse en el ámbito del rock, debido a la innumerable legión de grupos que compiten por el cetro que en su día dejaron Theatre of tragedy, y continuaron Lacuna coil.
Este es el segundo álbum del grupo, después de la presentación oficial del grupo en el 2013 con el álbum «Last wish» y tras el cambio de nombre (Ex-My and myself).
Examinando el disco del grupo he de decir, que para aquellos amantes de la música que sintetice los prismas melódicos junto al sonido mas brutal, encontrará en este disco buenas melodías, trabajos compositivos elaborados e incluso la exploración de otros sonidos incorporados en la música del grupo, una música sombría, gótica y de matices diversos.
Como arranque del disco el grupo nos traslada a un sonido tenebroso, desquiciado y fantasmal, sobre el que ejecuta un buen y épico tema, ayudado por la atmósfera que genera el uso de diversos coros; este tema es Malleus malleficarum: «The secret cult». El pilar fundamental de este tema recae en el dueto que ejecutan las voces entre guturales, orquestadas y sinfónicas, y sobre el que el grupo sintetiza las melodías, peso que recaen en la vocalista Dimitra Vintsou y en Nikos Palivos, bajista.
En la misma base nos encontramos un tema como «Gates of shadows», solo que aquí el grupo da un punto mas duro al tema, sin prescindir de los lapsos en el que la tersura vocal de la vocalista, un tema que se acerca bastante al espíritu que en su día practicaron los Theather of tragedy.
«The grand sublimation» es un tema instrumental, muy al hilo de la entrada del disco, y sobre el que el grupo hace un grandilocuente y mefistofélico tema totalmente sensorial, cuajado de efectos y en el que se desborda el efecto oscuro que busca el grupo.
Sin perder de vista el anterior tema, al hilo o concatenado tenemos Blessing of tragedy con Björn «speed» Strid de Soilwork aparcando las ínfulas operísticas y sentenciando un tema mas duro aún, menos arreglado y mas metálico, aunque está bien realizado, pierde un poco la esencia de lo que estábamos escuchando hasta ahora, y tampoco es un tema que destaque por si solo dentro del disco.
En «Beneath the abyss» el grupo vuelve a dar una vuelta de tuerca a la velocidad y a la dureza; aquí también encontramos fases en la que la voz melódica se solapa al sonido cavernoso y gutural, con la colaboración de Andrew Geo de Alter Self y en las que también el grupo mima las partes mas melódicas, muy bien trabajadas. Ademas aquí podemos apreciar que la voz de la vocalista en el disco esta totalmente supeditada al sonido total del disco y que puede escalar octavas hasta llegar a registros de soprano.
«Mi última vida» es curiosamente un tema cantado en castellano en parte, otro tema en el que el grupo gira alambicado al trabajo de las voces, y los capítulos del tema giran en las fases que el grupo busca en las voces, y que ponen al oyente en el escenario atmosférico, e incluso de misa negra, podríamos comparar con los toques de coro y los arreglos que incluyen. Un tema muy interesante, por lo ecléctico de su sonido y su ritmo.
«Secret rite» cuenta con la colaboración de Markus Friewald de Sodom en la bateria, echo que se nota en el toque distinto que se le aplica al tema, un tema en la que básica-mente la historia se va narrando entre las dos voces, y sobre el que la parte técnica ejecuta un estribillo sencillo, crudo, coronado con un doble-riff brutal al son de la parte rítmica.
 «Silent despair» es otro tema grandilocuente, muy en la onda que un Carmina Burana, cantos oratorios profanos y de fuerte deje épico y por supuesto instrumental.
«Lake of decay» incorpora ciertos cambios, sin perder velocidad tiene toques ( muy leves) electrónicos en su arranque, que según va avanzando el tema, se van dejando de lado, para dar un tema menos influido, mas  dinámico, y con un fuerte toque vanguardista en el hilo que entreteje el trabajo de las guitarras.
«The rise of the hidden nature» cierra el disco con un tema que aúna todo lo antes hablado, los toques operísticos, el deje progresivo, un trabajo rítmico muy acusado, y una fuerte presencia de las sensaciones que imprime el trabajo del teclado, matizando el ambiente áspero que realizan las guitarras.
En lineas generales, creo que este disco tiene un alto nivel técnico, los músicos tienen tablas para ejecutar tablaturas endemoniadas e intrincadas y no le falta densidad musical,  pero le falta un punto para ser un disco realmente sobresaliente y que destaque dentro de todos los discos que salen de este genero, aunque gustará sin duda, a los amantes incondicionales de este tipo de música.

 

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.