Madness Live!

RESURRECTION FEST 2022 Crónica viernes 01 de julio.

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » RESURRECTION FEST 2022 Crónica viernes 01 de julio.

El viernes volvíamos a recinto con calor, pero sin dejar a de ver el cielo. Quizás ese día fue el mejor climatológicamente hablando, pero es que, aunque los días precedentes el tiempo había respetado siempre estuvo amenazando con lluvia.

Tercer día del festival y ya podíamos ver alguna cara de agotamiento. Días largos y noches intensas hacían presagiar que para algunos el Resu pasaría factura pronto.

La primera actuación que pudimos ver fue una de la más demandada por parte del público del Resurrection Fest, los alemanes Caliban y su potente metalcore. La formación salto al escenario con muchísima intensidad. Abrieron el espectáculo con el tema “Dein R3.ich”, y ya pudimos ver a Andreas Dörner, cantante y líder de la banda, híper motivado, dando consignas al público para que se marcaran algún circle pit.

La banda llegaba a Viveiro con un nuevo álbum bajo el brazo, “Dystopia”, del cual tocaron varios temas, como “Virus” o el propio “Dystopia”. Los alemanes también tocaron “Paralyzed”, “Inferno” o “Intoleranz” entre otros, aparte de la versión del tema de RammsteinSonne”.

Gran actuación de Caliban sobre el escenario que se vio empañada en la última canción al “fundirse” el sonido y tener que parar de forma inminente, algo que, siendo justos, no empaño para nada el concierto que nos ofreció la banda.

Otros de los protagonistas del día eran los ucranianos Jinjer. Siendo una de las bandas que ya había estado en alguna de las ediciones anteriores del Resurrection Fest, Jinjer pudo disfrutar de todo el apoyo del público ante la situación de su país. Esta sin duda marco su concierto desde el inicio, ya que la banda tenía proyectado su nombre sobre la enorme pantalla del escenario, pintado con los colores de la bandera de Ucranía. También sonó algún Fuck Putin sobre el escenario, que fue acogido con júbilo por el público.

El concierto comenzó con “Call Me a Symbol”, y sacando la parte emocional por el conflicto, la banda ofreció un buen espectáculo. Desde el minuto uno hasta el final del mismo, pudimos ver a una formación entregada. Entre otros temas tocaron “Disclosure!”, “Teacher, Teacher!”, “Home Back” o “Colossus”. Y si es cierto que todo estuvo cubierto por la neblina de la guerra, no podemos obviar la calidad de estos ucranianos, que siguen creciendo de forma brillante. Simplemente queda solidarizarse con la banda y su país con un No A La Guerra, esperar que se termine pronto y felicitar a la banda por su personalidad y profesionalidad.

A la misma hora y a la carrera pudimos disfrutar también de los vigueses Aphonnic. Y es que esta banda era una de las que no nos podíamos perder.

Increíble lo de esta banda y todo lo que arrastra. Fueron capaces de llenar, aunque fueran programados a la misma hora que Jinjer. Los gallegos cuentan con una legión de incondicionales allá donde van que es digno de mención. Veteranos ya en el festival, esta formación se merece por mérito propio ser aupada a los escenarios principales de festival. Y es que el espectáculo que ofrecen es de primer nivel.

Su actitud sobre el escenario es sobresaliente y su comunión con el público brillante. Su música impregna el ambiente y no para de ser coreada en ningún momento. Venían con “La Reina” bajo el brazo, un álbum que por culpa de la pandemia se quedó sin dar de sí todo lo que debería.

Sobre el escenario compartieron una canción con los niños del Resukids, quienes asistían asustados a tal derroche de energía, momento que aprovecho Chechu (voz de la banda) para bajar al público para delirio de los que se congregaban en primera fila.

Aphonnic demuestran cada vez que suben al escenario que son una gran banda. Potente, con calidad y con un aura que consigue que su música penetre dentro de uno hasta sentirse poseído. Lo que ofrecieron en el Resurrection Fest fue otro peldaño más que los tienen que aupar hacia el olimpo, y es que es una cuestión de justicia.

Sobre el escenario Desert Stage era el momento de una de las propuestas más visuales y atrevidas del festival. A esta altura no vamos a explicar quiénes son El Altar Del Holocausto, así que tocaba ir a la llamada para la oración de los salmantinos.

La verdad es que la formación, para quien no los hayan visto nunca, impacta. Sus túnicas y todo el aderezo con que salpican el escenario, es el complemento perfecto para su música. Un espectáculo muy visual de una banda que hace de lo instrumental un ritual lleno de melodías potentes y riffs contundentes. Agradaron y mucho a todos los feligreses allí congregados y dejaron bendecidos a todos los que se acercaron a verlos, y no fueron pocos. Gran concierto de los salmantinos, más allá del espectáculo, y es que su sonido fue muy limpio y puro en todo momento.

Una de las bandas que llego por sorpresa a esta edición del Resurrection Fest fue Ill Niño. Con varios cambios desde su formación inicial Ill Niño ha ido perdiendo fuelle a lo largo de los años. Ahora la banda vive de su época gloriosa interpretando himnos de antaño que habían calado entre el público. Su actuación en Viveiro fue más que correcta, y su sonido bastante potente. No fueron pocos los que se acercaron a verlos y pudieron disfrutar de un buen concierto. Entre sus temas “God Save Us”, “What Comes Around”, “I Am Loco” o “How Can I Live”.

Nu Metal venido a menos pero que sigue sonando muy potente en la actualidad. Buen concierto de los de New Jersey, sin más.

Uno de los platos fuertes fue Rise Against, y se notó por que fue uno de los conciertos con más público del día.  Demasiados años sin venir por nuestro país como para perdérselos.

La banda ofreció un concierto impecable, agrandado por un sonido brillante. El concierto comenzó con “Prayer of the Refugee”, tema que calentó a un público entregado desde el minuto uno. Como nota “negativa” Tim McIlrath y su parrafada entre canción y canción, que desaceleraban las pulsaciones de los exaltados.

La banda toco “The Violence”, “Nowhere Generation”, “Survive” o “Savior” entre otros, y nos dejó un gran espectáculo sobre el escenario. Más de uno se pudo sacar la espinita de ver a esta banda en directo y la verdad es que mereció la pena.

Rise Against convencieron, y aunque estuvieran un peldaño por debajo de otras bandas que tocarían en el festival, su actuación dejo un cierto regustito entre los presentes.

Y nos adentramos en el mundo Sabaton para terminar la noche. La sorpresa para muchos de que esta banda fuera elegida come cabeza de cartel pronto quedo saldada.

El espectáculo que ofreció Sabaton en el Resu fue notable. Y es que la banda venía con su espectáculo completo. Convirtieron el escenario principal en un conflicto bélico. Bombas, fuego, un cañón enorme y multitud de detalles sorprendían a los presentes. Ataviados con uniformes militares, los suecos ofrecieron un concierto digno de un cabeza de cartel. Más allá de si su música atrae o no, su espectáculo sonó contundente y limpio.

Joakin Brodem, visiblemente en mal forma física, no paro de moverse en todo el concierto, contagiando aun público totalmente entregado desde el primer tema, “Ghost Division”.

La banda ofreció una actuación extensa en la que pudimos escuchar temas como “The Red Baron”, “Soldier of Heaven”, “Dreadnought” o “To Hell and Back” para terminar.

Si es cierto que quizás no fuera la mejor actuación en cuanto a música se refiere del día. Entre lo imponente que fue visualmente el espectáculo y lo limpio que sonaba todo, esta banda consiguió convencer incluso a alguno de sus detractores. Su paso por el Resurrection Fest no fue uno más, y como mínimo, se ganaron el respeto de muchos.

Tras el retraso de una hora para el concierto de Lionheart, motivado por problemas en el viaje de la banda, decidimos abandonar el recinto mientras se iba vaciando, y es que quedaban todavía dos jornadas intensas de festival y el cansancio se notaba en el ambiente. Buena jornada la del viernes en general la que nos dejaba este tercer día de fiesta.

Texto: Montse Mateos y Santiago Carollo.

Fotografías: Santiago Carollo.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestro sitio web utiliza cookies y, por lo tanto, recopila información sobre su visita para mejorar nuestro sitio web (mediante el análisis), mostrarle contenido de redes sociales y anuncios relevantes. Por favor vea nuestra página de Cookies para obtener más detalles o aceptar haciendo clic en el botón 'Aceptar'.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

FuncionalNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticaNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de a.o. la usabilidad.

Redes socialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrosNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.