Reapertura de la discoteca madrileña WE ROCK 6/07/18 - TNT Radio Rock

Reapertura de la discoteca madrileña WE ROCK 6/07/18

Inicio » Noticias de Rock y Metal » Reapertura de la discoteca madrileña WE ROCK 6/07/18

La famosa discoteca y sala de conciertos madrileña, “WE ROCK” reabrió sus puertas el pasado Viernes 6 de Julio, después de años en la sombra tras su cierre en la plaza de Santo Domingo. La nueva discoteca la podemos encontrar en la calle José Abascal nº8, junto al metro de canal, en Madrid, de Viernes a Sábado, de 12 de la noche a 6 de la mañana.

Expectante y esperada reapertura para todos los metaleros y no tan metaleros nocturnos que frecuentamos los fines de semana por las calles de la capital, donde, por unas causas u otras, los garitos de Rock van muriendo, y las posibilidades de tomar algo en un lugar donde pinchen esta clase de música, son cada vez es más reducidas. Tuvimos la suerte de ser congregados los medios de comunicación, a la presentación para conocer la dicha nueva sala.

Aparentemente, con un aforo máximo de 400 personas en noches normales, y de 300, en las noches de conciertos, la nueva sala no tiene nada que ver con lo que nos tenían acostumbrados, a nivel de infraestructura, dado que la nueva sala se sitúa en una planta baja que alberga dos barras, una pista central con escenario y un hall, muy común en esta clase de negocios. Si es verdad que la decoración se mantiene fiel, en la medida de las posibilidades, pero le falta ese toque de autenticidad que tenia la antigua sala.

 

We Rock, decidió abrir sus puertas en esta fecha para tener una primera toma de contacto con el público, aprovechando los conciertos que se acercaban este mes de Julio, como fueron los de Kiss e Iron Maiden. Pero con intenciones de cerrar durante el mes de Agosto para terminar de pulir los últimos detalles.

Una de las pegas que encontramos en esta sala, fue sin lugar a dudas y a priori, el elevado precio de sus consumiciones, uno de los mayores problemas que encontramos en esta clase de negocios. Todos sabemos la importancia que supone la calidad de las instalaciones, la limpieza, el trato del personal, el número sonrisas y de cuernos que capten los fotógrafos para recordarnos lo felices que somos en ese entorno, o sin ir más lejos, la calidad de la propia música, pero además de todo eso, lo más importante, es lo que da de comer a los empleados de la sala y a las bandas que toquen allí, es decir, las consumiciones. Dados los tiempos que corren, creo que a todos nos toca ajustarnos el cinturón.

A excepción de este detalle, nos llevamos una buena impresión de la nueva sala y esperamos ver como se desarrolla la evolución de la sala en los siguientes meses, con la expectativa de que vuelva a latir el metal en la noche madrileña, como lo hizo en su día.

 

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.