Madness Live!

OPINIÓN: Rock y Metal Geriátrico: ¿Necesario o prescindible?

Inicio » Noticias de Rock y Metal » OPINIÓN: Rock y Metal Geriátrico: ¿Necesario o prescindible?

Desde ya hace unos años se está produciendo un debate que, lejos de aportar soluciones a la escena, enciende los ánimos y provoca reacciones viscerales entre los Metalheads y más de una discusión ardiente.

Y es que estamos en el siglo XXI, han pasado ya más de 60 años del “Rock around the Clock” y más de 50 desde la eclosión del Hard Rock y el Heavy Metal.  La mayoría de las estrellas del rock de los años 50 ya han muerto pero siguen vivitas y coleando las estrellas de los 60 y, por supuesto, de los 70 y 80.

Muchas bandas o solistas de los 70 y prácticamente todas las de los 80 siguen en activo, haciendo giras y copando todos los festivales importantes como cabezas de cartel. Bandas o solistas como DEEP PURPLE, KISS, SCORPIONS, JUDAS PRIEST , URIAH HEEP, NAZARETH, ZZ TOP, AC/DC, UFO o OZZY OSBOURNE, de entre las que empezaron a desarrollar sus carreras en los años 70 siguen vivas, pese a que muchas han cambiado a la mayoría de sus miembros originales y los que siguen en la banda están más cerca de los 80 que de los 70 años.

Si echamos un ojo a la siguiente década, vemos que IRON MAIDEN, SAXON, ACCEPT,  WHITESNAKE, ANVIL o MANOWAR solo por citar unas cuantas, también siguen en activo y haciendo continuas giras.

La pregunta que viene a la mente es: ¿Tienen estas bandas el espíritu, la esencia y la entereza física necesaria para seguir aun en activo o deberían pensar ya en una retirada digna?

Desde mi punto de vista hay de todo. Bandas como KISS, SCORPIONS, DEEP PURPLE, WHITESNAKE, etc., se arrastran por los escenarios cuando no son ni la sombra de lo que llegaron a ser y empañan, cada día que pasa, su imagen y su leyenda.

Otras, como IRON MAIDEN o JUDAS PRIEST por ejemplo, siguen dando buenos espectáculos en directo, centrándose cada vez más en el montaje escénico y menos en lo musical eso sí, pese a que sus últimos discos dejan mucho que desear y en su mayor parte, son prescindibles.

Capítulo aparte merecen bandas del estilo de SAXON o ACCEPT (Convertida en la Wolf Hofmann Band) que siguen sacando auténticas obras maestras de estudio y dando algunos de los mejores espectáculos que uno puede disfrutar en directo, curiosamente centrándose en lo musical más que en la puesta en escena.

Toda esta exposición que he dado hasta ahora nos pinta un panorama variopinto con muchas cosas interesantes a desarrollar.

Lo cierto es que el público sigue acudiendo en masa a los conciertos de Rock Geriátrico, a precios de petróleo y llenan pabellones y estadios que, ni en sueños hubieran llenado estas bandas en su época de máximo esplendor.  Son, además, los Headliners de todos los grandes festivales internacionales y nacionales, bloqueando el paso a bandas de la generación intermedia, nacidas en los 90 o en el cambiante de siglo como HAMMERFALL, GAMMA RAY, PRIMAL FEAR o FIREWIND por poner algún ejemplo que rara vez consiguen, y no por falta de merecimiento, ser cabezas de cartel de un gran festival.

Si vamos a las nuevas bandas que llegan pegando fuerte, como POWERWOLF, BEAST IN BLACK, MYRATH o GLORYHAMMER, por poner, otra vez, solo unos ejemplos, vemos que no consiguen pasar de la tercera línea de los carteles de los festivales o que congregan menos público del que deberían en salas de mediana capacidad.

Y es que el futuro de la escena está en juego y los actos de hoy definirán el panorama musical de mañana. Pienso que las bandas que ya no llegan, ni de lejos al nivel requerido para dar un espectáculo más o menos digno, deberían retirarse inmediatamente y dejar paso a los jóvenes, manteniendo una transición con las bandas ochenteras que aún son capaces de dar buen espectáculo y convencer a la gente.

Es perfectamente lícito mantenerse en activo mientras la gente pague por verte, no olvidemos que esto no deja de ser un negocio pero, en mi opinión no es adecuado comportarse egoístamente y cerrar el paso a las generaciones más jóvenes que tienen mucho y muy bueno que ofrecer cuando eres perfectamente consciente que no estás dando lo que merecen los que pagan por verte.

Si esto no se produce el futuro de nuestra música pinta muy negro. Cuando los grandes dinosaurios del rock geriátrico se vayan muriendo, porque parece que nunca se jubilarán, no habrá nadie con capacidad de sustituirlos como atracción de masas y en esto todos somos todos culpables:

  • Las bandas que siguen exprimiendo la naranja mientras vaya dando algo de zumo, aunque sea amargo, con eternas giras de despedida que se van enlazando y nunca acaban.
  • Los promotores, que ni se plantean dar el paso de contratar bandas más jóvenes para liderar sus festivales o sus bolos en sala, no sea que por apoyar la escena más joven pierdan dinero.
  • El público que debería ser algo más crítico y abrirse a nuevas cosas pues, en su mayoría, está absolutamente cerrado a oír nada que se salga de lo que han venido oyendo toda su vida.

Y es que cuando los artistas del Rock Geriátrico actual empezaron, fueron desplazando a antiguas bandas y sustituyéndolas con su talento y buen hacer pero ahora, nadie tiene oportunidad, las puertas se cierran y no hay opción de abrirlas porque las bloquean los de siempre y las nuevas bandas nunca van a poder dar el salto hagan lo que hagan.

Señores, en mi opinión deberíamos reflexionar y empezar a abrir nuestras mentes a nuevas cosas y no cerrarnos a lo de siempre. Hay muchísimo talento en la escena mundial, yo lo veo diariamente desde mi posición de conductor de un programa de radio para bandas noveles, pero nadie conseguirá salir del agujero si el público no se decide a darles una oportunidad.

Mantengamos el recuerdo de KISS o OZZY OSBOURNE en sus mejores momentos, por ejemplo, pero dejemos de llenar sus lamentables conciertos y centrémonos en la siguiente generación.

Necesitamos un relevo para mantener viva la escena, un relevo natural, sin traumas, lento pero imparable, de lo contrario, en 10 años no habrá música en directo.

4 comentarios

  1. Hola Quim, me ha encantado tu artículo y quería compartir mi opinión al respecto. Por un lado, creo que no debemos menospreciar a una banda por su edad y, al menos, reconocerle la labor que en su día comenzaron y asentaron; estamos en una sociedad en la que llegados a una edad parece que perdemos valor y eso no es un principio social positivo. Por otro lado, quizás lo que pasa con estas bandas y su éxito (a pesar de que van en decadencia) es que lo clásico permanece, les tocó sentar bases en una época clave y puede que esa sea la razón de su éxito permanente, movilizan a gran variedad de grupos de edades y gustos y eso es algo que hoy ya no pasa. Por último, es verdad que se debe dejar paso a las nuevas generaciones y bandas y facilitarles las cabezas de cartel para que aseguren el relevo generacional, la pervivencia de la música y la posibilidad de generar una nueva época que el futuro se vea como ejemplo. Gran artículo compañero, un beso.

  2. "El público que debería ser algo más crítico y abrirse a nuevas cosas". Y porqué no dejas esa decisión para el público, que es el que paga? Estás diciendo que no deberíamos ir a ver a esos grupos porque son muy mayores y dan pena. Quizá cuando un grupo joven de esos que dices que vienen pegando fuerte haga saltar a cien mil personas como lo hace AC/DC, entonces vendrá la renovación, pero eso todavía no ha llegado.

    • Como bien dice el encabezado del título del artículo, es mi opinión, nada más que eso. El público es libre y soberano de ir a ver lo que quiera pagando lo que quiera, faltaría más, pero cuando el mismo público se queja de que no hay nada nuevo quizás deberían anarlizar un poco la situación.
      Y efectivamente cuando alguien haga saltar a 100.000 personas como AC/DC vendrá la renovación, solo hay un pequeño problema en esta frase: Las oportunidades. Cuando los australianos empezaron lo hicieron teloneando a las grandes bandas del momento y estas dejaron paso a lo nuevo. Si AC/DC empezara ahora sería una más de tantas bandas que nadie conoce y que a nadie interesan porque no se les da la oportunidad de demostrar lo que saben hacer. Todo es cuestión de perspectiva.
      Y, como te he dicho al principio, esto solo es mi opinión, nada más.

      Muchas gracias por leer el artículo y comentarlo. Personas como tu nos ayudan a hacer nuestro trabajo con toda la ilusión.

  3. Gracias a ti Quim por tu artículo y por aceptar la crítica, y perdón por el tono, pero es que tengo una lucha personal contra los juicios basados en la edad.
    De todas formas coincido contigo en que el rock y el metal tienen un problema de relevo generacional.
    Ánimo con vuestros artículos!
    Un saludo.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.