Madness Live!

La noche en que Freddy Mercury resucito (Crónica de Unrisen Queen 03.07.14).

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » La noche en que Freddy Mercury resucito (Crónica de Unrisen Queen 03.07.14).

La noche caía y las pocas estrellas que se veían por la luz abrazaban al Auditorio del Parque Almansa, ¿estaría Freddy Mercury entre esas estrellas?  Seguramente sí y lo haría para coger hueco y poder disfrutar del concierto que tenía lugar ese 3 de Julio de Unrisen Queen.

 

Bien acompañada como iba por tres señoritas más recogimos nuestra entrada y nos pusimos en la cola y he de admitir que la extensión de esta me sorprendió gratamente y en todos los sentidos. No solo había una cantidad de personas interesante, sino que además las había de todas las edades incluso algún niño que tal vez no sabía ni quién eran Freddy Mercury y Queen pero que ese día descubriría su esencia.

 

Después de acomodarnos y en una espera ni demasiado larga, ni demasiado corta los miembros de Unrisen Queen fueron apareciendo (batería, piano, guitarra, coros, bajo y la voz principal) mientras un vídeo con su logo hacía acto  de presencia en la pequeña pantalla que estaba situada en la parte central del escenario. Y lo hicieron al ritmo de “Was It All Worth It” seguida de “In The Lap Of The Gods” y “Seven Seas Of Rhye” tres temas que ya nos dejaron ver el increíble parecido del vocalista Rubén con la voz del mismísimo Freddy Mercury.

 

 

 

El setlist siguió con “Breakthru” una canción tampoco muy “ritmosa” pero que conseguía sacarte el movimiento del cuerpo. “I was born to love you” fue la siguiente y el detonante que provocó en el público una especie de despertar y lo digo de buena manera pero francamente la gente estaba como dormida, sumida en un estado de letargo. Pero se ve que necesitaban escuchar un solo de la mano de Pasku Frutos para resucitar y volver al auditorio.

 

El calor del público iba creciendo al igual que la calidad con “Killer Queen”, “Bicicle Race” y “Another One Bite The Dust” una de mis canciones preferidas y que al igual que en todas las anteriores Unrisen Queen bordó. ¿Estaría Freddy Mercury orgulloso de ese concierto? Seguramente sí y lo demostraría acompañando en alma a Rubén Gallego en “Who Wants To Live Forever” y “Driven By You” ya que con solo cerrar los ojos podrías imaginarte a nuestro querido Freddy cantando.

 

 

 

Resaltar la gran calidad musical de los músicos y vocal de las coristas que impresionaron a más de uno con su talento, como a mí por ejemplo, además en cada canción derrochaban una parte de ellas y animaban el cotarro con sus bailes y sus risas como nos dejaron ver en “Hammer To Fall”, “Fat Bottomed Girl” y “Headlong” entre todas las demás.

 

Y continuando con un setlist que iba aumentando de calidad y ritmo le tocó el turno a “One Vision”, otro de esos grandes temas guitarreros de Queen en la que Pasku Frutos se defendió a la perfección, proclamándose el señor de las cuerdas aquella noche y dando caña a diestro y siniestro.

 

La respuesta del público ante tal demostración de técnica musical fueron los aplausos de un público que ya se había puesto en pie, se había dirigido a la zona más cercana del escenario y habían formado su propia discoteca mientras la música embriagaba sus cuerpos y se movían como locos dirigidos por la música de Queen interpretada por los grandes Unrisen Queen.

 

 

El calor de la noche seguía en aumento y la gente bailaba y disfrutaba frenética al ritmo de “Tie Your Mother Down” otro de los temas donde las chicas del coro hicieron alarde de su arte y el batería Chimi Gómez nos recordó que esa noche él era el mismísimo señor de las baquetas combinando perfectamente todas las notas de la canción. Pero aún había más, “Under Pressure” y “Crazy Thing” sirvieron para que notáramos más la presencia del teclado dirigido por los profesionales dedos de Chema Casanova y la no muy perceptible pero muy importante esencia del bajo tal injustamente olvidado pero pieza clave en las composiciones de mano de Vicen Caracia.

 

 

La euforia iba creciendo por momentos y con “A Kind of Magic” parecimos experimentar una especie de orgasmo musical que siguió vigente con “I Want To Break Free” donde cómo no todos recordamos a Freddy Mercury vestido de mujer y barriendo como en el videoclip.

 

Pero si queríamos los temas clásicos solo tuvimos que esperar para seguir con “Somebody To Love”, “Don’t Stop Me Now” y la tan amada “Bohemian Rhapsody” durante la cual visualizamos el inicio de dicho videoclip en la pantalla y donde los propios Queen le daban comienzo al tema para que los muchachos y muchachas de Unrisen Queen cogieran la batuta y siguieran con la fiesta.

 

 

Pero, sin duda el momento que yo personalmente esperaba llegó y he de decir que me dejó un sabor un tanto agridulce. Rubén Gallego fue acompañado durante todo el tema por una de las coristas, así que el “The Show Must Go On” no fue como me imaginaba y me quedé con las tremendas ganas de ver al murciano desenvolverse en aquel show. Aun así, un gran bravo por la muchacha que nos dejó asombrados con su gran potencia vocal y su desparpajo en el escenario.

 

 

Y así llegamos al punto del “que ya nos vamos” de ellos y el “otra, otra, otra” de la gente y durante ese instante se pasaron unos segundos de expectación, pero finalmente salió vencedora la expresión del público ya que pudimos disfrutar de tres canciones más. La primera fue “Radio Ga-Ga”, que quizás aunque no sea uno de los temas más conocidos de Queen, arrancó varias sonrisas a todos aquellos presentes que habían vivido esa generación y estaban viajando de la mano de Unrisen Queen a sus 80’s. Además, también sirvió para que los que no los vivimos, tuviéramos la suerte de escuchar y bailar un tema que me parece bastante disco. Desde mi humilde opinión por supuesto.

 

 

Pero, ¡quietos! Que todavía los muchachos de Unrisen Queen tenían música para dar y regalar y aunque mí no me gustó el hecho de que una la acortaran y otra la alargaran quizás demasiado, “We Will Rock You” y “We Are The Champions” fueron las más coreadas de la noche por los espectadores que se deshicieron en aplausos una vez que terminó el concierto pero con el sabor agrio de querer más aún sabiendo que ya se terminaba.

 

 

 

Y así con un “nosotros somos los campeones”, el auditorio del Parque Almansa de San Javier se fue vaciando poco a poco, quedándose unos cuántos mientras otros nos marchábamos a casa. Pero no tristes, si no con toda la seguridad de que esa noche habíamos estado con una parte inmortal de Freddy Mercury: su música.

 

 

Texto: Pilar Martínez

Fotografías: Pilar Martínez y Carmen Martínez (Más fotografías en: https://www.flickr.com/photos/pilarialostie/)

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.