Madness Live!

Entrevista a THE THIRD GRADE por su último trabajo ‘Of Fire and Ashes Pt.2’

Inicio » Entrevistas a bandas de Música Rock y Metal » Entrevista a THE THIRD GRADE por su último trabajo ‘Of Fire and Ashes Pt.2’

Entrevista realizada por TNT Radio Rock a María Cobos y Jose Masià, voces y guitarrista de la banda valenciana The Third Grade con motivo de la salida del álbum «Of Fire and Ashes Pt.2» a través de Art Gates Records. La banda sacó el pasado día 20 el nuevo álbum, la segunda parte de ‘Of Fire and Ashes‘ mostrando muchas influencias que van desde los inicios del progresivo hasta el metal sinfónico.

Tracklist:

1. The Lost
2. Exilium
3. Polaris
4. Intertwine
5. A Heart Inside a Box
6. The Darkest Times
7. Rays Of Light
8. Of Fire and Ashes
9. A Cold Awakening

La review del álbum se puede leer aquí.

Buenas tardes, estamos con The Third Grade para realizar entrevista con motivo de su nuevo disco. “Of Fire And Ashes Pt.II”. ¿Qué tal estáis?

María: ¡Hola! Muy bien.

Jose: Muy guay. Muy bien.

Desde que comenzó la banda en 2009, The Third Grade ha tenido ciertos cambios en la formación, como Sol Yamil o Daniel Castillo, incluso variando el estilo musical. ¿Cómo se encuentra la formación actualmente?

Jose: Pues la verdad es que creo que hemos encontrado el equilibrio total, sobre todo cuando no hay dinero de por medio. Al final es algo sobre lo que los grupos no hablan, pero los músicos tenemos que vivir. Cuando no hay dinero, es complicado quedarse en un proyecto donde siempre que poner para una grabación, hacer merchan, siempre desembolso. Irse de gira es muy caro. Y es muy complicado encontrar siempre a la gente adecuada, gente que no tenga esos problemas… Ha habido momentos también donde también hemos tenido una formación bastante estable y ahora más allá de eso, creo que musical y personalmente estamos en el mejor momento.

María: Sí, ¡con Iván y con Javi!

Lo complicado de vivir haciendo algo que te gusta es muy sacrificado pero muy satisfactorio, ¿no?

Jose: Totalmente. La verdad es que sí, pero hoy en día se nota muchísimo que cuando son grupos locales y no va nadie, pero de repente, viene alguien de fuera y tienes miles de personas. Es muy complicado.

El metal progresivo es una variante de metal muy concreta, puede ser incluso bastante compleja en sus composiciones. Las dotes musicales que tenéis y el registro vocal hacen de The Third Grade una banda muy completa en esto, pero ¿Por qué os decidisteis por el metal progresivo y sinfónico?

Jose: ¡Buff! ¡No lo sé! Creo que fue “algo natural”. Como músico vas haciendo canciones, vas madurando y encontrado el camino de lo que es tu forma de hacer la música. A mí me molan muchos estilos y me mola el prog pero no es lo único que escucho. Pero sí que es verdad que cuando compongo intento ir a ello y sería absurdo huir de ello. Es verdad que es un poco suicidio musical.

Es muy underground.

Jose: Claro. Si el metal ya es underground, coger un género que es complicado de mover… Al final es lo que nos llena a nosotros y hay que ir por ahí a tope.

A finales de 2017 tuvimos el EP, la banda se relaciona mucho con el triángulo, así como con el número 3, por la búsqueda de la perfección. En 2020 tenemos el nuevo álbum y parece que mereció la pena. ¿Cómo han sido estos últimos años para la banda?

Maria: La verdad es que sí. Ha habido un cambio y una evolución brutal con los dos nuevos componentes del grupo que además han ayudado bastante, pero ya de por sí, la primera y la segunda parte ya iban por un cambio no drástico, pero sí respecto a los trabajos anteriores sí se nota bastante.

Jose: Es verdad que la gente escucha un disco y ve donde está el grupo en ese momento, pero no suele ser así. Un disco acabado suele ser un trabajo de casi dos años. Se va viendo y nunca está al momento. Para eso sería hacer la canción y sacarla ya. Estamos contentos y hemos encontrado la manera de trabajo con todo el mundo, respeto a nivel de producción, diseño, de todo. Las herramientas perfectas con las personas perfectas con las que se trabaja muy a gusto que también cuesta mucho. A veces tomas decisiones erróneas que no sabes hasta que llegas al final y en este disco, es todo lo contrario. Tenemos la sensación que hemos dado en el clavo.

Diríais que The Third Grade ha llegado a la perfección…

Jose: ¡Ostras tú eso es decir mucho! Siempre hay algo. Ahora escuchas el disco y ves que podrías mejorar siempre cosas. Siempre piensas que el próximo va a ser mejor.

En la composición de este, en momentos de búsqueda de motivación. ¿Existe algún grupo que os haya influenciado más para alcanzar el resultado final?

Jose: Este disco está compuesto de manera extraña. El disco se empezó a componer incluso antes de sacar la parte 1 y pilló la salida de Dani y Puché. Tocó parar el disco bruscamente mientras buscábamos quien nos iba a sustituir. Fue el momento en el que empecé a componer a tope. ¿Grupos o influencias? Pues no especialmente pero sí, porque al final es un poco lo que te gusta dentro de tus estilos. No es que dijéramos de sonar a esto, pero al final no puedes evitarlo tampoco. Si te mola Dream Theater, Pain of Salvation, Haken y haces un estilo parecido, no puedes no hacer que no se parezcan. Al final, aunque no lo quieras hacer, es el mismo estilo y siempre llegarás a puntos muy en común. Creo que hemos buscado en este disco es que cada canción tenga una identidad propia a las demás. Que no sean todas iguales.

Que The Third Grade suene como tiene que sonar.

Jose: Sí, y eso tiene mucho que ver Raúl Abellán que es un productor que flipas y ¡que todo el mundo debería estar grabando con él!

¿Ha sido grabado por Raúl o sólo masterizado?

Jose: Ha sido un poco todo. Realmente, si hablamos del proceso, ha sido muy largo. Empezamos a grabar en Agosto, pero todo lo que ha sido voces, guitarras y bajo lo he grabado yo aquí y luego lo hemos llevado al estudio para reamplificar bajos y guitarras, y ya mezclar todo. Batería sí que ha sido con Raúl en Millenia. Todo lo que es mezcla y máster lo ha hecho Raúl.

La continuación de vuestro primer disco lleva por nombre “Of Fire And Ashes Pt.2“. Tras escucharlo consideramos que lleva un sonido más maduro y elaborado. Además, siendo esté un álbum conceptual. ¿Qué destacarías de este disco en contraste con la primera parte?

Jose: ¡Pues que es más largo realmente! Jajajaja. Realmente para mí debería de ser todo lo mismo. Poder escucharlo todo del tirón y encajaría todo. Esa es la idea. También es verdad que ha llegado 3 años después y estamos más maduros también. Musicalmente a la gente le pueda entrar más fácil. En el EP había un tema de 9 minutos y otro de 15. Aquí tenemos una canción que dura 3 minutos y medio, otra que 2, otra 17… Si hay alguien que quiera escuchar algo directo, ahí lo tiene. Que muchas veces es un poco el problema, que la gente a veces lo quiere todo ya y en este estilo no puedes hacer eso pero hay que desarrollar las ideas. Si no estás acostumbrado a escuchar prog, a los dos minutos saltas la canción. Aquí hay singles que para la gente más mundana dentro del rock.

Vosotros lo sabréis mejor que nadie, pero el metal progresivo es muy delicado y complicado y tiene muchos hándicaps para que fracase si no se hace bien, pero os tengo que decir que este nuevo álbum no se me ha hecho para nada cansado y largo. Creo que habéis logrado sacar adelante un gran disco de metal progresivo a dos voces con una parte musical bastante bien trabajada y huele a muchas horas delante del ordenador. Además que se habéis metido de lleno al metal progresivo alejándose un poco de los pasajes de salsa y folk del EP. ¿Cómo veis el álbum?

Jose: Pues creo que es un disco que a primera escucha a la gente le pueda llegar bastante bien por lo temas menos densos por así decirlo, pero si le das tres escuchas, te das cuenta de lo que realmente es el disco. Es un disco muy largo de 62-63 minutos.

María: Tiene muchísimos detalles.

Josep: Creo que hemos hecho bien en hacer dos tipos de canciones: la canción más prog al uso donde hemos dejado que todas las ideas vayan al límite y dure lo que tenga que durar, y a la vez hemos hecho canciones en plan que tiene que ser cortita y la gente la pueda escuchar como por ejemplo mi madre que la escuche sin que se aburra.

Después de tantos cambios, justo después de la salida del EP nos anunciasteis que Iván se unía a la batería en puesto de Rodrigo y a tu hermano Josep al bajo reemplazando a Daniel Castillo. ¿Cómo fueron estos cambios y son, además, la causa de que tuviéramos que esperar tanto desde el EP para tener el disco?

Jose: Sí.

María: Es que al final fueron muchos meses de búsqueda y esos meses son meses que no trabajas.

Jose: Es que no es lo mismo buscar gente para un grupo de rock que para un grupo de prog. Al final, necesitas más nivel y es muy complicado.

Maria: Es gracioso, ¡porque los teníamos al lado! Es muy fuerte. Javi es su hermano e Iván es el mejor amigo de Javi.

Menos buscar en Infojobs y más en la familia…

Jose: La verdad es que sí. Al principio fue muy complicado y frustrante en plan de que no hay nadie. Hablas con la gente y de repente, por ejemplo, con varios bajistas les hicimos la prueba y el día de la prueba llegaba el momento y se echaban para atrás. ¡Es que es difícil de tocar! Es como: “Mírate ‘Ice’ para la prueba”, un tema de 9 minutos y… “¡Es que llevo 3 días para sacarla y no llego!”

María: Si no es tu rollo, no es tu rollo.

Como lo hemos dicho, el progresivo en España es una putada porque el vivir o sobrevivir. Para mí, es un género de los más difíciles junto con el jazz que es de los más difíciles de tocar.

Jose: Y eso que considero que no hacemos un progresivo virtuoso. No estamos buscando que sea difícil porque sí pero siempre hay pasajes difíciles.

La grabación creo que ha sido diferente al anterior parte. Masterizado por Raúl Abellán y no se habéis ido a Finlandia creo. ¿Cómo fue el proceso de grabación del álbum?

Jose: La verdad es que esta vez tenía claro que quería trabajar con Raúl porque viendo todo lo que había hecho antes y sobre todo, por el sonido que quería buscar. Para la parte 1 tomamos la decisión de que fuera un sonido más natural que personalmente me gusta mucho, pero hoy en día no funciona porque la gente busca otras cosas, busca que suene muy potente. Por ejemplo, las baterías, lo que a la gente le parece potente es casi falso pero es lo que quieren escuchar. Entonces tienes que tomar la decisión de ir por ese camino o algo más natural. En el EP todo el mundo me transmitía que sonaba muy bien, muy claro pero muy flojito, que le faltaba fuerza. Dijimos de ir a lo más moderno que teníamos y hablando con Raúl le dije que quería sonar como el último disco de TesseracT dentro de las posibilidades por supuesto. Al final lo más importante es el método de trabajo. La tranquilidad de grabarlo en línea en casa sin la presión de ir a un estudio ni nada, lo facilita mucho.

María: También porque Josep tiene una experiencia que tantos años en el grupo se han notado aquí también.

Jose: Grabar en casa todo lo que se puede grabar en casa bien y luego en estudio ya con todos los medios y conocimientos de Raúl que coge lo que has hecho y lo eleva.

En este nuevo álbum me ha venido varias veces a la cabeza varios nombres pero como somos de ponerles nombres a las cosas en estos tiempos, es como una mezcla de Dream Theater, primera etapa de Steven Wilson, con Porcuprine Tree. Además, la voz de María así dulce que nos lleva a Anathema, Nightwish, esas cosas hasta la parte más operística. La variedad mola y no es bestia. Pero también creo que si quieres algo bestia, te coges un disco de thrash metal y te lo pones en bucle. Justo ahora tenemos el single de “Polaris”. Se estrenó también en el programa de “El vuelo del fénix” y junto también a “Intertwine”, parecen compartir misma estructura a nivel melódica. Nacen y acaban como un medio tiempo pero que entre medias, son a mi parecer, canciones perfectas y accesibles a una música tan densa como es el metal progresivo. Son singles perfectamente elegidos porque son los más fáciles de entrar. ¿cómo va naciendo una canción para la banda hasta llegar al disco?

Jose: Yo compongo mucho. Casi todos los días tengo una idea nueva. Que entre en un disco o sea canción del grupo, en mi caso soy muy selectivo. Siempre intento que cada canción sea diferente para no ir a lo mismo. Por ejemplo, cuando empezamos a componer el disco, salía un tema, otro tema y el tercero no podía parecerse. Siempre buscando un camino diferente. Llegamos a ‘Polaris’ y es la canción más vieja del disco. Tiene casi 5 años. No la había sacado nunca porque no era el momento, pero me di cuenta que aquí funcionaba muy bien. Sobre todo, porque vienes temas más directo y de repente es como tranquilidad, acústica, un piano y que vaya subiendo. No hay que buscar que buscar que sea muy similares porque luego nosotros le damos el toque nuestro que hace que le demos la similitud de manera natural.

Obviamente tenemos que hablar del tema que cierra el disco, “A Cold Awakening”. Casi 17 minutos en el que el principio parece una conversación donde María te va haciendo unos coros y luego se pone el tema serio con continuos cambios de ritmo y riffs cada 2×3 y así durante varia parte del tema, para acabar en un final más melódico y casi tocando el heavy metal. No sé si es tema de influencias…

Jose: Cuando estoy componiendo o estamos en el local, muchas veces lo único que hacemos es improvisar y salen cosas aquí para la canción donde sólo estuvimos buscando que fuese épica, potente y acabase por todo lo alto. Hasta incluso puede ser power ese final, no a nivel de veloz pero sí más sinfónico.

Tiene el rollo Avantasia…

Jose: Yo lo he dicho siempre. Avantasia es uno de mis grupos favoritos junto a Nightwish y escucho progresivo, pero me encanta el sinfónico. No podemos huir de eso aunque queramos.

Además María tiene el toque que le da por ejemplo Simone Simones de Épica. Es un lujo tener una cantante que te cante así.

Jose: Es que, aparte de eso, creo que en ese disco hemos encontrado la manera de cantar las voces en la que nos compenetramos muy bien. Ha sido simplemente por todo el tempo juntos y la implicación. Como ella ha estado siempre presente en todo, ha sido muy fácil decir que esta parte para ella, ésta para mí, aquí entramos los dos, probamos cosas y se va construyendo el castillo poco a poco. Luego en el estudio es en plan: “Eso está muy bien pero ahora hay que hacerlo con cinco voces tú, cinco yo, algunas en tonos distintas y hacerlo más interesante.

María: ¡Se nos va de las manos!

Tenemos una balada a piano y con un violín por ahí de fondo, “Rays of Lights” que pausa el álbum después de tanta tralla para, de una manera u otra, presentarnos el tema que pone nombre al álbum. Parece que es a modo de introducción.

Jose: De hecho van juntas. No es lo mismo, son dos canciones diferentes, pero de hecho, lo último que se canta en ‘Rays of Lights’ es “and of fire and ashes will be” y luego empieza ‘Of Fire and Ashes”. Lo que pasa es que con ‘Rays of Lights’ es que estaba pensada para ser una intro, pero acabó funcionando muy bien y la desarrollamos más, hasta incluso se pudo alargar más pero hace falta cortar. La he llamado siempre el tema Disney.

El de Frozen progresivo.

Maria: Totalmente.

Portada a cargo de Arca Design. Le vemos un toque apocalíptico, al igual que la portada del single que estrenasteis hace muy muy poco con “Polaris”. ¿Cómo surge la idea de esos diseños?

María: Ya teníamos claro el título del disco y queríamos para el EP que fuera todo muy gris y muy de cenizas junto con el logo en la portada y Joe lo supo plasmar perfectamente. ¿Qué pasa? Que en tres años, Joe también ha mejorado muchísimo, practicando muchísimo y le dijimos que fuera el mismo rollo pero con fuego, otro color e hizo esto. Lo bueno de trabajar con Joe es que hay confianza de sobra.

Jose: Hay mucha confianza pero te da lo que necesitas. Ves el diseño que te da y es eso, tal cual. Quizás un par de retoques pero es eso. Estamos muy contentos y al final a nivel de portadas estamos un poco encadenados a la decisión de hace tres años de hacer un doble disco que aún no está compuesto pero tienes que hacer y sabes que se llama ‘Of Fire and Ashes’, pues la primera va sobre cenizas y la segunda de fuego.

María: De buenas a primeras, ya teníamos claro el concepto.

Jose: Aquí teníamos claro que todo tenía que ser fuego, lava, todo rojo…

El primer vídeo del disco ha sido “Interwine” dirigido por Crisof Productions. Un tema intenso con un ambiente oscuro y contundente que abre “Of Fire And Ashes P.II”. ¿Cómo ha sido la grabación de este? ¿Cómo surge la idea del vídeo?

Maria: Hablando mucho con Joe que también es el que nos ha hecho el artwork y el videoclip con Cristian. Teníamos claro que tenía que ser todo muy oscuro, muy dark. Queríamos tener la historia y la banda de manera distinta. Surgió simplemente dando ideas en modo lluvia de ideas. Un single de tres minutos no es fácil de llevarlo al videoclip porque queda cortito.

Jose: La verdad es que creo que ha quedado muy dinámico. Estás viendo el video, se acaba y dices: “¿Ya?”. Eso es lo bueno realmente. No es lo mismo hacer un video de tres minutos y medio que hacer uno de ‘Ice’ que duraba casi nueve minutos. Pero la verdad que el resultado nos encanta y a la gente le está gustando un montón. Además, que cuando ves el principio no sabes cómo va a quedar y tienes ideas. Esperas cosas, pero cuando lo ves con el audio queda muy bien.

María: Hicieron un trabajo muy chulo Joe y Cristian.

El segundo “Polaris”, un tema que va continuamente “In Crescendo” excepto en su último minuto. Comienza muy limpio, y va, cada vez, subiendo intensidad. ¿Qué habéis querido transmitir con él?

María: Es curioso porque un comentario de un amigo de Alemania ha puesto “la estrella más brillante en el cielo, el ying y el yang…” y es tal cual.

Jose: La canción está basada en un relato de Lovecraft que se llama ‘Polaris’, y lo que intenta es un poco lo que sientes cuando estás leyéndolo. Esa sensación de primero todo muy bonito, blanco, feliz y de repente no.

María: ¡Desastre!

Josep: Se vuelve oscuro, denso y lo hemos llevado por ahí. Al principio tiene un rollo muy Yes, Génesis, muy de los 70 y de repente cambia a algo más actual y vuelve después.

María: ¡Resumen de ‘Polaris’!

Contrasta muy bien con el primero, distintos tiempos y para ser los primeros adelantos están bastante bien.

Ambos: ¡Gracias!

En anteriores años, habéis participado en festivales de metal progresivo como Chu Fast Prog en 2015, Tótum Revolútum en 2016, con Ciconia, Psychosound, Noah Hysteria, Kai Mars. ¿Cómo ha sido para la evolución de The Third Grade el hecho de participar en ellos? ¿Tenéis en mente algún festival en el que os gustaría tocar?

Jose: Sí y no. Yo siempre he tenido la sensación de que este grupo está en todos los lados y en ninguno. Dentro del metal somos muy progresivos, y dentro del prog somos muy metal… No estamos en ningún lado porque además dentro del sinfónico somos muy tal… Yo creo que eso es bueno, pero será bueno cuando eres un grupo tocho porque te hace diferente. Al principio hay como un submundo dentro del prog en España en el que tampoco entramos nunca.

María: Cuesta encajar.

Jose: Claro. Oyes lo que hay por ahí pues tiene más relación, pero yo creo que no vamos con ellos. De hecho se nota porque cuesta entrar ahí. Cuesta que te hagan caso. Ha sido notorio y no porque no te ves dentro de un círculo, pero es lo que vivimos siempre. A veces es como: “¿por qué tienes trozos electrónicos?, ¿por qué canta una tía en plan ópera?, ¡Es que no sé llevar el ritmo porque estás cambiando todo el rato!” Siempre alguien tiene un comentario opuesto según donde estés. Es lo que somos.

Es lo que suele pasar. Cuando una banda como dices tocha hace estas movidas pues lo llaman evolución y cuando lo hace uno que está empezando lo llaman “cosa rara”, que no tiene etiqueta. Hace dos años desapareció el BeProg, el máximo exponente del progresivo en España, también desaparece el festival Progstureo Fest y es casi contradictorio porque la calidad en España de bandas del estilo como progresivo, post metal y demás, con bandas como Toundra, Jardin de la Croix, Cheeto’s Magazine… son bandas con calidad tremenda pero el directo no engancha tanto. Por ejemplo Toundra agotan en Europa, Cheeto’s Magazine van al Night of the Prog junto a Ayreon. ¿Cómo veis la escena y el directo del progresivo?

Jose: Porque la gente no le dedica tiempo a la música. Lo veo así. Pero a ningún tipo de música. Por ejemplo, viene Leprous hace unos meses, de repente todo el mundo quiere ir a ver a Leprous pero porque son famosos.

Es la moda.

Jose: Es eso. No es porque se llaman Leprous y hagan prog, es porque están de moda. Mucha gente iba a verlos y conocía dos canciones, pero se dejan la pasta y no le dedican tiempo a escuchar progresivo. Se ve en los conciertos, da igual el estilo. ¿La gente dedica tiempo a algo nuevo? No, y ya está. Ves Spotify y es lo mismo. Yo soy el primero. Tenemos menos tiempo para dedicarle a música nueva que a algo que llevas oyendo toda la vida. Escuchar un disco nuevo requiere sentarse a escucharlo, escuchar una canción que has escuchado 100 veces te la pones en cualquier momento. Entonces, se hace muy complicado para los grupos que no han petado y dices que en el momento en el que se mueran los grandes, no hay nadie detrás.

La pregunta también es si son grandes de verdad. Personalmente, tengo una idea de que muchos de esos grupos no son grandes sino que viven de lo que hacen hace 30 años. Si tú sigues tocando siempre algo que hiciste hace 30 años, en los ’90 y llevas 30 años sin hacer ningún buen disco, pues para mí pierdes respeto como banda. Por ejemplo, en el progresivo ves bandas que han hecho discazos como TesseracT que has nombrado, Riverside que en directo son la ostia y por ejemplo, Leprous que me encantan, llevan dos discos que no dan ninguna. Aquí en España también tenemos buenos discos. Allí al lado de casa tenéis a Dry River que coquetea con el progresivo y tienen una propuesta diferente. Creo que el prog en España ha quedado estancado y no tiene a corto plazo solución.

Jose: Luego viene Maiden o Metallica y te gastas 100 o 120€. Luego los festivales ya están en 150€ y es como “¿perdón? Vamos a ver…” Que hace diez años pagábamos 60€ por el Leyendas. Yo ya no voy a festivales porque no puedo pagarlos. Antes iba a todos y es como ¿qué ha pasado ahí?

El caché de las bandas sin hacer nada, sube.

Jose: ¡Sí! Pero sube porque la gente va.

María: Al final es lo mismo de siempre. Unos tantos y otros tan poco.

Jose: Yo lo vivo en tributos, por ejemplo. ¿Cómo puedes decir que yo toque en un tributo a Maiden y hayan 300-400 personas y con mi grupo si hay 80 tenga que estar contento? Es así. Luego la gente te pregunta que donde tocas pero da igual, no te van a ver ni te van a escuchar.

Ahora echando la mirada al futuro, ¿Cómo tenemos el 2020? ¿Cuáles son los primeros pasos para este nuevo álbum?

María: ¡Ahora mismo pinta chungo! Está todo mal. La economía bajando, cancelándose conciertos, festivales y todo. Claro, está la cosa un poco incierta.

Jose: Para nosotros debería estar bien. Debería empezar a funcionar, pero claro, es muy lento todo. El proceso de empezar a tocar, buscar fechas es un proceso duro y estamos ahí buscando con quien debemos de trabajar. Después de tanto tiempo, me he dado cuenta que lo más importante es con quién trabajas en cada campo que vaya a hacerlo bien.

María: Hay muchas cosas a tener en cuenta. Muchísimas.

Jose: Claro. Irá bien seguro. Todo lo que es cercano ahora ya se para y es casi pensar en pasado verano. Es cerrar gira y todo ese asunto.

¿Entonces para verano no podéis meter la cabeza en algún festival?

Jose: Estamos en ello a ver qué sale. Pero claro, nuestro estilo es tal. Unos dicen que el progresivo es muy difícil.

Por mi parte, muchas gracias por el disco. ¡Por estar vivos después de 3 años! Que sigáis animados, que esperemos veros en directo y si queréis decir algo a los que nos lean/escuchen…

María: ¡Pues que estamos en todos los lados! Twitter, Facebook, Instagram, spotify…

Entrevista realizada por Ester Rodríguez y Alejandro Díaz.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.