Madness Live!

Entrevista a MALÄMMAR por su ‘Mazza’

Inicio » Noticias de Rock y Metal » Entrevista a MALÄMMAR por su ‘Mazza’

La vuelta cinco años más tarde de la banda catalana Malämmar con este ‘Mazza‘ está volando las cabezas de los fans del sludge y el doom. Sacado a la venta por Dunk! Records el pasado mes de abril, la banda ha vuelto a contar con Victor García de Ultramarinos junto con Txosse Ruiz. Para esta ocasión, Xavi Forné, guitarrista de la banda, ha sido el encargado de la portada.

Tracklist:

1. Azufre
2. Junior
3. Mazza
4. Garfio
5. (III)
6. Màgia Roja

El álbum se puede comprar aquí.

ENTREVISTA

El debut es de 2016 con el ‘Vendetta’ y cinco años después nos llega este ‘Mazza’. Quitando un poco el EP, ¿cómo y por qué este hueco de 5 años aquí? ¿Mucho trabajo personal?

Xavi (guitarra): Es verdad que el primer disco lo sacamos rápido porque al estar empezando, necesitas ese material para salir a la pista. Tardamos un poquito en componer no por ir lento, sino por tomarlo con calma. Mälammar es un proyecto de colegas para quedar para vernos, pero como tuvo buena respuesta, teníamos que ir a por otro trabajo. Como dices con ‘Vendetta’ y estos cinco años, tenemos que decir que estuvimos dos años sin parar con la promoción y hemos tocado todo lo que hemos podido. No sé si ha habido algún motivo aparente de esta calma para ‘Mazza’, pero supongo que ese afán de sacar idea para hacer canciones y el ir con calma, aquí tienes el tiempo entre discos. Es verdad que en 2019 nos metimos un montón ahí a componer y terminamos en 2020 para entrar a la grabación.

Guillem (batería): También hay que explicar que para nosotros, nuestra metodología es componer en el local. Los temas nacen de principio a fin en el local. Hay bandas que van ahí con todo hecho. Nosotros partimos del riff, que tenga gancho y a construir desde ahí. También somos conscientes que ese es el espíritu de la banda y quizás sea más difícil de componer, pero mucho más divertidos. ¡También somos unos vagos! Jajajajaja. Todo suma.

Xavi: También está guay contar que tenemos distintas bandas. Tanto Guillem como Víctor tienen otras bandas y yo estoy con Mälammar y mi proyecto en solitario. Es verdad que al final, en Mälammar huimos de eso de ir al local con cosas hechas desde casa. La filosofía es de tomarte una birra y a ver lo que sale. Muchas veces, me acuerdo que quizás falta alguien, por ejemplo estoy afinando la guitarra, sin querer hago cuatro notas, Guillem dice que está guapo y quizás de ahí sale un tema totalmente inventado y esporádicas. Si lo fuerzas, no sale bien. En ‘Mazza’ los temas son muy frescos y naturales. Hemos tardado, pero ha salido bien.

También vosotros dos, en estos dos últimos años, habéis tenido un trabajo de ilustrador muy intenso.

Guillem: Hay que decir que aunque nosotros hemos tenido bastante curro, aquí el que va loco es Victor. Se pasa 25 horas al día trabajando, metido en mil movidas, muy productivo. Expresamente no está ahora aquí porque está trabajando. El rollo de conciliar nuestro trabajo con la música es muy jodido porque Mälammar no es nuestro trabajo principal.

Las ventas del ‘Mazza’ no van mal.

Guillem: Estamos muy contentos con el pre-order que ha tenido.

Xavi: Creo que con Mälammar nunca hemos tenido la sensación de decir que está funcionando pero sí que hemos vendido bien. Con ‘Vendetta’ en los años que estuvimos rodando ya se agotaron. Hicimos conciertos de esa gira que no teníamos vinilos para vender. Con el pre-oder de ‘Mazza’ ya estamos flipando.

Guillem: Con ‘Vendetta’ la gente nos conoció y ahora ya tenemos ese público. Se han tirado también a conocer este segundo disco.

Xavi: Me sumo a decir que con la pandemia la gente está más receptiva. Se están volcando más y con lo que han ahorrado quizás…

La cosa es que ‘Mazza’ no está en negro. Sólo en colorines.

Xavi: Si es cierto que Dunk! Records niegan bastante de sacar los vinilos en negro. Lo hacen por una razón muy sencilla. Ellos tienen la fábrica de vinilos Dunk! Press en el mismo sitio donde hacen el festival, y ellos mismos hacen todo. Experimentan con todo y salen maravillas. Cuando tienes esa libertad, pues prefieren experimentar con colores.

También se venden mejor.

Guillem: Los puristas los tenéis jodidos con el Dunk! Jajajaja.

Al igual que con ‘Vendetta’, repetís con Victor a la grabación y con Victor García a la masterización. Un Victor García que está presente en el 90% de cualquier álbum de rock y metal en España. ¿Mejor grabarlo en casa con Victor y luego apuesta segura con Victor García?

Guillem: Es caballo ganador. Del rock and roll para arriba son lo que son. Con Mälammar nos viene de perlas ya que no hay máster tan apretados y que suenen guay. Con el tema de Víctor (bajista de Mälammar), somos una banda que quiere tener el máximo control posible de lo que se haga.

Xavi: Era la idea que tuvimos desde el principio. Por ejemplo, nosotros nos encargamos de la imagen entre Guillem y yo. Es un punto a favor que casi ninguna banda tiene. Si luego tienes a alguien que controle el sonido como Víctor, pues vamos a ello. Él había grabado a otras bandas que a niveles de sonido se parecen a nosotros. Grabamos un tema en el local a modo de prueba y fue perfecto. Mucha gente nos pregunta que cómo suena todo esto y suena muy gordo y muy potente. Por ejemplo, las baterías a cargo de Txosse suenan gordas y ha ganado el disco aún más.

Guillem: Tiene lo que le falta al primero. Txosse fue tremendo. La sala de grabación está perfectamente construida. Las tomas en crudo ya eran fantásticas.

En la parte de batería, en “Màgia roja” tienes una parte black metal que flipa.

Guillem: Eso fue mérito de Xavi. Dijo: “¡Tío molaría mogollón que metieras algo aquí diferente!”.

Y tan diferente…

Xavi: Eso fue cuando hicimos el EP ‘Mil Mentiras’ después de ‘Vendetta’. Iba obsesionado en meter una parte más black. A Mälammar nos cuadra. Meter el sludge con algo black era la idea. Te rompe la dinámica. En directo funciona.

Guillem: Tampoco es encasillarte. No me considero una banda de doom.

Hay de todo.

Guillem: Te puede molar o no, pero somos una banda que digamos que esto no se puede hacer. SI mola, entra.

Xavi: Se nota que somos una banda que nos gusta de todo. Podemos escuchar post metal, post rock. Sludge, doom, folk, pop, emo… De todo.

Guillem: Obviamente es un ejercicio de música extrema. No vamos a venir con una canción de los Beatles.

¿Cómo fue la grabación con Víctor a los mandos? ¿Era el jefe o hay consenso?

Guillem: Funcionamos como un ente, pero a la hora de grabar y mezclar, Víctor manda. Tenemos claro que él es el que sabe. Todo lo que hemos grabado hemos ido al estudio pero siempre confiando en el criterio de Víctor.

Xavi: Es el productor del disco básicamente. Él opina, modifica y nosotros confirmamos si estamos de acuerdo, que casi siempre es que sí. Con las portadas pasa lo mismo. Haga el que lo haga, en ‘Vendetta’ fue Guillem y en ‘Mazza’ he sido yo, se encarga la persona en cuestión y el 90% damos el control a la persona que se encarga de ello.

Guillem: Lo que pasa es que somos colegas desde hace mucho tiempo. Si no fuera por esta movida, quizás no existiéramos. Como decía Xavi, el motivo de la banda es juntarnos como colegas.

Este segundo LP lo saca en Europa Dunk! Records. Supongo que la relación que tenéis con la gente del festival y sello ha valido para dar ese paso con el sello.

Guillem: La relación de Dunk! Y Mälammar es que Xavi trabaja con ellos. Le pasamos temas, les moló y nos pidieron más cosas. Fue como una coedición con ‘Vendetta’, nos invitaron a su festival, el público lo gozó y luego nos contaron con nosotros para ‘Mazza’.

Xavi: Llevaba tiempo currando con ellos y toqué con otra banda en su festival. Tenía un buen enlace y al grabar ‘Vendetta’ se lo pasé a ver si les encajaba el rollo. Aceptaron y la banda ha funcionado con la gente. Fue un descubrimiento para el público.

Guillem: ¡Y para la banda! Imagina a una banda de sludge tocando en un festival post-rock. Era en plan a ver qué coño hacemos. Quizás la gente nos tirara cerveza o cacahuetes. El primer año flipando y luego repetimos.

Xavi: Nos hemos dado cuenta en nuestra segunda vez en el festival, que hasta incluso la gente nos pedía canciones. También la segunda vez nos moló la idea de salir fue regalar cerveza al público. Si alguna vez queréis saber qué pide Mälammar para tocar, fue packs de birra en lata, que está prohibido, y antes de empezar el concierto, las tiramos al público y mola la forma de caldear el ambiente.

La fecha de salida del álbum creo que se retrasó por el tema del virus. ¿Era también necesario que tampoco se fuera muy de fecha, ¿no?

Guillem: Se mezclan un par de cosas, pero sí, ese es el principal motivo. Sacar el disco un año más tarde, no era necesario.

Xavi: Teníamos que haberlo sacado en septiembre del 2020, pero viendo que la escena pintaba tan mal, se habló y decidimos moverlo a principios del 2021. Se ha ido retrasando por las ediciones del sello, pero bueno, creemos que hemos acertado con la fecha y se está teniendo repercusión. Como decías, tampoco podíamos esperar más tiempo de retenerlo. A nivel personal, tampoco me apetece tocar algo que está tan pasado.

En el instrumental mucha gente dice malamente que no hay un mensaje claro en los temas, que no tienen letras y que todo parece una jam sesión grabada, pero eso es la opinión tonta. En ‘Mazza’, ¿sobre qué concepto, momentos y emociones se han compuesto las canciones?

Xavi: Guillem describió ‘Mazza’ rápidamente como el antes y después de salir de fiesta. Una resaca.

Guillem: Es frívolo jajaja. Nada espiritual. La crónica de una fiesta. Cada canción es un pasaje de lo que indica; el momento de éxtasis, el dolor de cabeza…

Xavi: Mazza en sí es un persona que no es nuevo. Nos acompaña antes de Mälammar. Víctor siempre decía: “Eh! Ha venido a verte el señor de la Mazza!”. Te imaginas a un personaje como una especie de monstruo que viene con un mazo y ese es el significado del disco.

Le habéis metido el origen italiano ahí con dos Z.

Xavi: Es una relación ahí con el origen de Vendetta jajaja.

Guillem: Si le ponemos diéresis a Malämmar, ¿Cómo no vamos a poner dos Z a Mazza?

Entrando a los temas, vamos con “Junior”. Es mi preferida del álbum y quizás la más lenta y psicodélica. La parte del bajo durante casi un minuto para luego que entre Xavi con la guitarra de Xavi ahí a romper el tema es muy acojonante.

Xavi: Creo que “Junior” coge muchas influencias. Empieza muy rápido. Tiene un ritmo muy Red Fang donde vas cabalgando y esas partes más doom y pesado con Victor ahí en el bajo que ofrece frescura al tema. La parte más psicodélica que empieza con la guitarra, no teníamos aún ningún tema así. Las primeras tomas eran más lentas, finalmente le metimos más ritmo y creo que también es de los que más me mola.

Guillem: Es el más rockero por decirlo de alguna manera.

Quizás es la que más engancha.

Guillem: Lo que me encanta después de hablar con varias personas es que cada persona dice un tema diferente. Está guay que cada persona tenga su tema, y significa que es completo el álbum.

Xavi: Hay una cosilla que sólo escuchas si llevas los cascos puestos. Cuando entra la guitarra después del principio, se escucha un grito de fondo de Guillem que al grabar las baterías chilló. Lo podíamos haber quitado y mola dejarlo de fondo.

Podremos decir que es la parte vocal de Malämmar.

Xaví: ¡Está en video! Sacaremos el making of.

Luego tenemos “Garfio” que ya la teníais anteriormente grabada en el directo del Dunk! Y ahora la tenemos aquí. Además, funciona de lujo. ¿Tenía que ser grabada si o si?

Guillem: Era la idea desde el principio. Además, tiene ese homenaje del riff inicial a Black Sabbath. Fue lo primero que hicimos después de ‘Vendetta’ que era diferente al respeto. No podíamos no meterla. Fue el cimiento de dónde sacar el resto de canciones. ‘Vendetta’ tiene un punto más influencias post y ‘Mazza’ es más de riff.

‘Mazza’ es mucho más rockero.

Guillem: Exacto. Aquí la guitarra manda en cada momento.

‘Mazza’ me parece mucho más accesible para las personas que no os conozcan. ‘Vendetta’ es más denso y difícil de escuchar así de primeras.

Guillem: No es tan oscuro, sí. Aquí se basa más en armonías.

Xavi: Creo que “Garfío” ha sido el resultado de exprimir el primer disco y luego el sentirte más libre de tocar todo lo que se quería después. Salió “Garfio”, luego vino “Junior” y se tocaron en varios conciertos juntas. No pudimos esperar a grabarlas.

El quinto tema, que se llama “(III)”, es la intro para “Màgia Roja”, ¿por qué separadas? ¿Os daba miedo a tener 9 minutos de tema? Me revienta la cabeza cada vez que escucho el tema y viene la parte de batería que parece sacada de un disco de Mayhem, Burzum o cualquiera de black metal.

Guillem: El tema de separar es que nos mola concebir cada cosa como un ente independiente. De hecho, compusimos la canción mucho antes de la intro. También es algo conceptual. La intro se llama “(III)” por algo. Es el tercer pasaje de como la minihistoria que empieza en ‘Vendetta’ con la intro “(I)” y “(II)”. Siempre intentamos cerrar todo y estos jueguecitos de intros. Mola concebirlo también como un todo y además, “Màgia Roja” termina con esa intro.

Xavi: Al final, todas las canciones van unidas. Van empalmadas todas muy bien. Hemos hecho lo mismo con ‘Vendetta’ donde es mejor dejar respirar antes del último tema. Seguramente, en el próximo disco vendrá otro pasaje y que los tres discos tengan un sentido en común.

Por aquí sois todos diseñadores, la portada en este caso es de Xavi, la pasada de Guillem… ¿cómo es diseñar para tu propia banda y qué mensaje tiene esta portada de ‘Mazza’?

Guillem: Hay que ir con ojo. Como no tienes el feedback externo, se te puede ir la cabeza o quedarte a medias. En mi caso, al menos. No es difícil pero hay que estar atento. Estás trabajando para ti y nadie te dice cómo hacer las cosas, y es como el autoencargo. Cuando lo compartes con los compañeros de grupo, ahí entra más la naturaleza de curro del ilustrador. Me despisto más cuando hago cosas para mí.

Xavi: Es igual. Te crees que por trabajar para ti mismo pues da igual. No te pones ningún límite pero es una presión enorme por navegar por tanto sitios. Con ‘Vendetta’ no sabíamos muy bien por dónde ir. Guillem creó esa imagen, pero en el caso de ‘Mazza’ sí había un personaje y estaba algo más claro. Hice tres portadas. Una fue la que aprobamos desde el principio y era más pop o bonita, luego hice otra muy distinta y dio paso a este Mazza. Fue muy difícil. Se lo pasaba siempre a Guillem porque nos gusta controlarlo todo muchísimo en cuanto a la línea, colores y demás. Victor siempre dice que confía en nosotros y sí a todo. Nos apoyamos mucho tanto para Malämmar y trabajo profesional. Es más difícil porque no pararías nunca de hacer mejoras aunque no la necesite. Cuando el grupo dice que ha quedado brutal, es la satisfacción plena.

Guillem: Eso sí. La satisfacción se triplica. Cuando nos quedamos con esta portada, lo vimos clarísimo. Se me cayeron los cojones cuando la vi. Xavi no lo tenía clarísimo, jajajaja.

Xavi: La idea es que, en el tercer disco, el diseño lo haga Víctor.

Guillem: ¡Eso! Y nosotros el sonido

¡Y que toque otra gente!

Guillem: ¡Tocas tú!

Ya tengo banda…. Para ir terminando, ¿cómo se lleva una banda que ahora mismo está con las alas cortadas por el virus? Una banda en la que es un hobby ya de por sí, que disfrutáis del directo y que lo hacéis por pasión.

Guillem: Para mí no ha sido fácil. Me gustaría decir que, primero todo, no quiero que la gente se piense que por decir que es un hobby no nos metemos empeño ni presión aquí. Voy a tope con Malämmar. A nivel colectivo y personal ha sido durísimo. Malämmar es terapia. No hacerlo durante un año ha sido muy jodido.

Xavi: Lo que más nos mató fue ya no tocar en directo, que también, más bien el no vernos nosotros. Ensayar es para vernos y tocar. El día a día de desahogo. El local es la vía de escape. Para Guillem y Víctor que tienen más bandas pues fíjate. Yo me cerré mucho en mí en 2020 y para Malämmar fue mucho más largo. Necesité un tiempo para mí. A mí, la pandemia me ha apalancado a nivel extremo.

En mi caso igual. La última vez en concierto en España fue Toundra y Angelus Apatrida en Valencia.

Guillem: ¿Sabes quién hizo el diseño de ese cartel?

¿Quién?

Guillem: Yo, jajajaja.

Xavi: Mira, dos bandas diferentes con público diferente. ¿Qué tal la gente?

A nivel de venta, hicieron dos fechas creo recordar. Pienso que la gente de hoy en día que escucha este tipo de bandas, son gente muy abierta de mente.

Guillem: Si es verdad, pero creo que el público de Toudnra acepta el de Angelus y quizás no al revés. El público muy thrash metal puede ser más reacio al sonido post-rock pero hoy en día es encajable.

Xavi: Esto pasa mucho el decirlo sin vivirlo, pero luego a los fans de Angelus le pones un directo de Toundra delante que es tan energético, pues ese público lo flipa.

Guillem: Una buena banda siempre es una buena banda en directo y Toundra son tremendos.

En este caso, Toundra para mí está a niveles máximos en comparación con las bandas del post mundial. Siempre se tiende a rebajar el nivel de las bandas españolas en comparación con las internacionales, pero yo las comparo de igual a igual con todas.

Guilllem: Lo mismo con Angelus. No he visto hoy en día una banda que toque como Angelus. En toda Europa igual tres o cuatro.

Siempre digo que llevan los últimos tres discos por encima del resto.

Guillem: El último disco es para morirse.

Es una banda en estos casos el parón. Con estos discos era para reventarlo.

Xavi: Yo creo que las bandas no nos vamos a parar. Nos toca conformarnos durante un tiempo, pero queremos tocarlo. No vamos a aguantar ‘Mazza’ sin tocarlo. Lo haremos igual que Angelus y otras bandas. Asumirlo lo antes posible y esperar a que se arreglen las cosas para seguir.

Pues nada chicos, un placer por esta charla y gracias por este ‘Mazza’. Esperemos que se vea la luz próximamente y esperemos vernos pronto en el directo.

Guillem: Gracias a ti y nos veremos seguramente de gira.

Xavi: ¡A ti!

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Nuestro sitio web utiliza cookies y, por lo tanto, recopila información sobre su visita para mejorar nuestro sitio web (mediante el análisis), mostrarle contenido de redes sociales y anuncios relevantes. Por favor vea nuestra página de Cookies para obtener más detalles o aceptar haciendo clic en el botón 'Aceptar'.

Configuración de cookies

A continuación, puede elegir qué tipo de cookies permite en este sitio web. Haga clic en el botón "Guardar configuración de cookies" para aplicar su elección.

FuncionalNuestro sitio web utiliza cookies funcionales. Estas cookies son necesarias para que nuestro sitio web funcione.

AnalíticaNuestro sitio web utiliza cookies analíticas para que sea posible analizar nuestro sitio web y optimizarlo con el fin de a.o. la usabilidad.

Redes socialesNuestro sitio web coloca cookies de redes sociales para mostrarle contenido de terceros como YouTube y FaceBook. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

PublicidadNuestro sitio web coloca cookies publicitarias para mostrarle anuncios de terceros basados ​​en sus intereses. Estas cookies pueden rastrear sus datos personales.

OtrosNuestro sitio web coloca cookies de terceros de otros servicios de terceros que no son analíticos, redes sociales o publicidad.