Madness Live!
Últimas noticias

Crónica: WOA METAL BATTLE SPAIN FINAL – Sala Upload (Barcelona) – 1/06/2019

Inicio » Noticias de Rock y Metal » Crónica: WOA METAL BATTLE SPAIN FINAL – Sala Upload (Barcelona) – 1/06/2019

Un año más, llegaba a Barcelona la final del concurso más importante del país relacionado con el Rock y el Metal, no en vano el ganador tiene la oportunidad de tocar en el festival más importante del mundo del Metal: El Wacken Open Air.

Y este año había muchas dudas sobre la asistencia de público al evento por la acumulación de eventos de gran importancia que había en la ciudad.

En primer lugar el concierto de Rammstein en el Estadio del Español, con todo agotado desde hacía meses, también un festival de bandas tributo que se celebraba a las puertas de la sala Upload, en el Poble Español, con la presencia, entre otros, de Stingers y algunos eventos más.

Todo esto hacía intuir una sala vacía para ver a las ocho bandazas que competían en esta final, pero nada más lejos de la realidad, desde primera hora de la tarde ya se veían colas en la entrada de gente impaciente por acceder a la sala y ver la competición y, al final, se consiguió una muy buena entrada.

Pese a que, a mi entender, otras ediciones han tenido más calidad, o más competencia, entre los finalistas, este año fue una magnífica final y tanto los ganadores, como los segundos clasificados, lo fueron con gran justicia.

Recordemos que el formato de la competición es algo limitativo en cuanto a desarrollo del espectáculo de las bandas pues disponen de 20 minutos sobre el escenario y, en este corto espacio de tiempo, tienen de demostrar todo su potencial, cosa, que en algunos casos, no es nada fácil. De todas formas la final se desarrolló muy bien y fue en ascenso hasta terminar en la gloria.

 

CAIN’S DINASTY

A los alicantinos les tocó la difícil papeleta de abrir fuego con su propuesta de Power Metal con tiznes de Black y nos ofrecieron una propuesta escénica espectacular, con farolillos, hábitos y lentillas blancas, sobre un escenario repleto de cruces y calaveras de vaca.

No tuvieron su mejor día, tan pendientes de la propuesta visual estuvieron que descuidaron lo más importante, la propuesta musical. Desafinados en algunos momentos, no convencieron ni a público ni a jurado y, pese a que es una banda que a mi entender goza de calidad, en ningún momento se les vio con posibilidades de ganar el concurso.

SIROLL

La banda triunfadora la la primera edición del Metal Catfest seguía a los alicantinos con su propuesta de Death Metal con atisbos de Thrash. Esta banda es una de las que necesitan más de veinte minutos para demostrar su poderío. Sus directos van de menos a más y acaban en el delirio. Sus letras reivindicativas en catalán con uso y abuso de los guturales, su headbanging continuo y su descarga potente y salvaje necesita de tiempo para desarrollarse en plenitud.

Justo cuando empezaban a subir de intensidad terminó su tiempo y nos dejaron a todos con la miel en los labios. Tampoco tuvieron su mejor día, un show muy lineal y poco variado los penalizó. Tampoco les vi ninguna posibilidad de victoria.

ETERNAL PSYCHO

Los madrileños se presentaban al concurso con el aura de grandes favoritos a la victoria, con su propuesta de metal industrial, también muy visual y excesivamente centrado, a mi entender, en el palmito de su frontwoman Beatriz.

Todas las miradas del público se centraron en ella y en sus continuas posturas sexys y la música pasó a un segundo plano, perdiendo importancia, lo cual les penalizó bastante. Si a eso le añadimos la excesiva presencia de figurantes en el escenario para desarrollar un final de bolo casi teatral, acabó rematando una actuación poco convincente y también lejos de la victoria.

Tengo ganas de volver a verlos en directo con más tiempo y sin la presión de la competición para certificar las buenas vibraciones que, pese a todo, me genera esta banda.

WILD KRASH

Y cuando ya pensaba que la final de este año no iba a ser gran cosa aparecieron en el escenario este trio de sevillanos, descargando un vendaval de Hard Rock que me dejó con la boca abierta.

Fueron una auténtica apisonadora, centrados en su música de principio a fin, con una ejecución perfecta y una actitud de 10 se metieron en el bolsillo a los presentes, que terminaron coreando sus pegadizos estribillos. Solo puedo calificar su actuación como impresionante. Al terminar, y se lo dije a su guitarra, los di por ganadores absolutos del concurso, aunque, claro, no había visto lo que vino detrás.

Al final consiguieron un merecidísimo segundo puesto, lo que les otorga 100 horas de uso de los estudios Dynamita en Asturias, con lo que podrán grabar, holgadamente, su segundo disco.

Deseando estoy oírlo.

KRITTER

Dificil papeleta la que les tocó a los salmantinos en el sorteo, tocar después del vendaval de Wild Krash, pero la verdad es que lo solventaron con categoría y profesionalidad y dieron un grandísimo espectáculo.

Su propuesta de Death oscura y potente a la vez, con su cantante enfundado en una capucha que apenas dejaba ver su cara durante la primera parte del show, con sus guitarras y bajista moviéndose como locos por el escenario, incluso entre el público, convenció a los presentes y les dio posibilidades reales de ganar.

Actitud 100%, centrados en su propuesta musical, lejos de complicarse la vida con la escenografía, cuajaron un gran concierto y sus 20 minutos los aprovecharon al máximo.

Estuvieron a gran altura y les deseo toda la suerte del mundo en su ya no tan incipiente carrera.

ARKANUS

Seguidamente tocaba el turno a los catalanes Arkanus, con su propuesta también oscura, extrema y, a mi entender, excesivamente lineal.

Dieron un gran espectáculo también y se situaron como candidatos a ganar, aunque para mí, un peldaño por debajo de las dos bandas anteriores.

Su concierto fue contundente, terminando todos menos el batería tocando entre el público y haciendo las delicias de su numeroso grupo de fans.

Buena demostración y buen futuro por delante para esta banda.

DRUNKEN BUDDHA

Y cuando ya estaba de guturales hasta la coronilla (es de sobra sabido que no soy nada partidario de este estilo vocal) aparecieron los que terminaron por ganar el concurso.

Los asturianos Drunken Buddha, con su propuesta de Hard rock setentero al más puro estilo Deep Purple, llegaron, vieron y arrasaron. Su cantante es arrollador. Se cargó el micro a bases de darle vueltas cogiéndolo por el cable (tuvieron que cambiárselo) y se pasó más de la mitad del bolo arrastrándose por el suelo o cantando entre el público mientras los músicos ejecutaban a la perfección cada uno de los temas que pudieron tocar.

Dieron un concierto perfecto, de principio a fin, y se elevaron en ganadores del concurso creo que más que por votación, por aclamación. Serán un dignísimo representante de nuestra música patria en Alemania y seguro que después de esto les espera el estrellato.

RIVER CROW

A los manchegos les tocó cerrar la noche y lo hicieron impecablemente bien. Dieron un conciertazo en todos los aspectos, cuidando, musicalmente, todos los detalles y demostraron claramente el porqué de su inclusión en la final del concurso.

Cuajaron una gran actuación aunque quizás los penalizó un poco salir justo detrás de los que terminarían ganando el certamen.

De todos modos les auguro buen futuro dentro del Hard Rock nacional y pienso que tienen muy buena proyección.

Estaremos pendientes de su carrera.

Y después de oir a todas las bandas y de una corta deliberación del jurado, pienso que no hubo mucho debate visto lo visto, se anunció a las bandas ganadoras y se hizo la foto de familia final.

Todos quedamos emplazados al año próximo donde seguro que descubriremos a un buen puñado de nuevas e interesantes bandas. Ojalá cada año este evento tenga el éxito que tuvo el de este año.

 

Por último agradecer a la organización, Larry, Maitane y Emma el trato exquisito que siempre me dan y su amistad por siempre.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.