Crónica: SWR BARROSELAS METALFEST 2018, Portugal. Día 3 (29/04/18) - TNT Radio Rock

Crónica: SWR BARROSELAS METALFEST 2018, Portugal. Día 3 (29/04/18)

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: SWR BARROSELAS METALFEST 2018, Portugal. Día 3 (29/04/18)

DÍA 3, DOMINGO 29 ABRIL

Lo primero que vi para abrir esta última jornada tenía que ver con la energía juvenil que aportaban los brasileños JACKDEVIL, entregados a las ondas de thrash metal con cierta pose heavy glamorosa, con una sonoridad muy clásica, y evidente. Piensa en bandas como Sepultura, Tank o Angel Wich, y ahí tienes parte de sus influencias. Lo bueno de Barroselas es que aún auspiciado en los sonidos extremos, varía en su programación las bandas con distintos estilos. Fue un concierto poco arriesgado, sobre todo cuando personalmente estás en una línea de búsqueda de aportaciones nuevas en la nueva ornada del thrash metal, pero al mismo tiempo reconozco que ideales para quien gusta de lo mismo de siempre. Sobre todo se divirtieron y nos contagiaron de esa poderosa energía, que va un poco a la par de su edad. Amén de que no fuera así. Más duros, más veteranos, más originales, sus compatriotas ANDRALLS, con ese toque rudo y salvaje que se va generando a fuerza de experiencia. Es lo que tiene dos décadas de esfuerzos en la brecha. De todos modos he aquí dos casos contrastados que ni eran iguales ni en imagen ni en semejanza. Curioso el detalle de su bajista, que llevaba enganchada una cámara en su mástil para captar todo lo que pasaba desde ese ángulo que no dejaba de ceñirse al frenesí. En más de una ocasión pensé que iba a salir disparada de su sitio dada la brutal inercia que iba adquiriendo la cosa.

Luego los bilbaínos ALTARAGE. Ellos van encapuchados y se definen como maestros del caos nihilista. Sin duda son una incógnita dentro del black metal atmosférico. Escurridizos a la hora de dejarse conocer tras contactar con ellos. Me pareció su concierto una fantástica bola de sonido que te metía en otra dimensión, con una escenificación básica pero muy bien tratada, a base de oscuridad y ocultamiento de rostros. Posiblemente de la pequeña gira de festivales que tienen cerrada durante estas fechas, Barroselas sea uno de sus mejores expositores para quien gusta de experiencias diferentes. BLACK PANDA de A Coruña montaron mucha bulla con dos cantantes intercambiando voces y mezclas de muchas cosas en su estructura sonora de punk rock and roll acelerado, entonando en gallego y con cierto toque de provocación y a veces de descoordinación.

Los ingleses deathmetaleros DYSCARNATE ya habían tocado en el festival en 2012. Después de mucho tiempo sin saber de ellos, venían con su último disco “With All Their Might“, del que se hicieron cuatro temas, para empezar “Of Mice And Mountains” y para cerrar “This Is Fire”, ambos los primeros cortes con los que abren su último trabajo. Un show que despuntó por la energía desencadenada, pasando del death metal a sludge de una manera proporcional, sonando pesados, y hasta diría que épicos en la manera de sonar. En formato de trío, flanqueando al batería estaba su guitarrista y bajista, en contraste de voces, situado de tal manera que abarcaban un espacioso escenario de tal manera, que si hubiera tenido el doble de longitud lo hubieran copado igual. Los lusos DEAD MEAT en el escenario exterior al mismo tiempo que los ingleses hacían un esbelto y destructivo show basado en un grindcore de escaso minutaje. Su cantante, me recordaba en la manera de tensarse al vocalista de Looking For An Answer, otro que sabe enmarcar muy bien el micro cuando acumula tanta energía para soltar en tensión de forma tan rápida. Participó cediendo presentaciones a algún coleguita del público, que la verdad, hay veces que te hacen perder el hilo de lo que pasa sobre el escenario.

La hora de IRAE, para acercarse al black metal portugués con muy mala cara. Y es que su intelecto Vulturius, autor de todo lo que concierne su nombre, me parece una de las opciones más auténticas del género con sede en Lisboa. Desde el año 2002 es el autor material de todo lo que sucede en cada una de las grabaciones, y para los directos se acompaña de otros músicos, en esta ocasión, creo que bajista y batería eran del grupo Theriomorphic que tocarían también al final de la noche. Las pinturas diabólicas en sus rostros y esos cinturones de balas fueron parte de las circunstancias que suelen tener lugar en los círculos de Black Metal clásico de tiempos lejanos. Ellos saben mantener esa estética y solidez en su sonido.

Y en cuanto a los belgas AGATHOCLES, una de las bandas veteranas más productivas de grindcore que se conoce, con innumerables referencias propias y compartidas. Eso sí, en la mayoría de las ocasiones temas de dos minutos, un minuto o menos duración. En sus conciertos pueden dar un buen repaso a su historia, sin que apenas recuerdes ningún estribillo pero sí la velocidad a la que los hacen. Temas rápidos, presentaciones breves, y partes vocales de apoyo por parte de su batería, que era sin duda quien más desgaste llevaba tocando a esa velocidad.

SUMA fueron de lo destacado de esta edición. Durante la prueba de sonido a su batería hizo que le cambiaran alguna parte de la misma, porque preveía que iba a salir disparada con esa forma tan demencial que tiene de tocar. Constatado. Tuvieron que estar muy pendiente de que no se le desarmara. Brutal estos suecos, que a veces incidían en la sonoridad de sonidos doom, pero todo centrado en un sludge absorbente. Para el final todo lo expuesto fue tornándose en unas líneas oscuras in crescendo que terminaba de alcanzar el culmen de  toda su magia atmosférica en un impecable final.

Los noruegos CARPATHIAN FOREST, otros veteranos que ya vi en varias ocasiones en vivo, y que me siguen produciendo la misma satisfacción que la primera vez. Muy clásicos en su puesta de largo para llamar la atención, e igualmente contundentes con su black metal anticristiano lleno de oscuridad. Tras 10 años de espera hicieron el reciente este ep, “Likeim”, que icluye ese mismo tema y una versión de Turbonegro  del tema “All My Friends Are Dead”. Esto iba incluido en el pack de este concierto, que iba mudando su sonido entre cosas siniestras y armónicas, a veces con cierto toque comercial. Además también hicieron el tema “A Forest” original de los The Cure. Rostros satánicos, muñequeras de pinchos imposibles, pintura blanca con cruces invertidas negras pintadas por sus caras, y ademanes de su cantante mostrando la cruz invertida cada vez que ponía uno de sus brazos sobre el otro estirado hacia arriba, ejercitando el diabólico símbolo. Hubo un curioso momento en el que se subió un individuo y se puso a gritarle en la cara a Nattefrost, mientras ambos se retaban a gritos como si fueran gallos. Este tipo es muy cómico en directo a pesar de intentar dar miedo. Algunas divertidas gansadas nos regaló involucrando al batería para que le siguiera el juego. Más black metal noruego con NEKROMANTHEON, y aquí veríamos de nuevo tocar a toda pastilla, y también cantar, a Sindre Solem, quien ya había actuado el primer día con Obliteration. Interesante verle en esta otra historia, pero no me impresionó ya tanto tras tener el otro punto noruego aún zumbando en mi cabeza.

Antes de que se cerrara esta edición con los portugueses Theriomorphic y RDB en el SWR Arena, en el escenario principal el toque de distinción lo darían los japonés CHURCH OF MISERY, a quien hemos visto ya en números ocasiones, por lo general en festivales, y que no siempre han estado con la misma imaginación en directo, aunque siempre despunta esa manera que tiene de tocar el bajo su fundador Tatsu Mikami, aunque se les ve tan ensamblados que pareciera que llevan conviviendo juntos desde el principio. Hiroyuki Takano tuvo algún problema con su theremin y la cajita de los sonidos, pero cualquier de los elementos que incorpora el resto de la formación a esta estructura doom basada en Black Sabbath lo solucionaba. Los nipones tienen su propia caracterización, que creo que depende de si tocan en salas más pequeñas o escenarios más amplios, en las distancias con el público, cambia un poco su manera camaleónica de agitarse que tienen.

Texto y fotos: Raúl García         

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.