Madness Live!
Últimas noticias

CRÓNICA: SAUROM Y WYRDAMUR (19.04.14 Los Alcázares, Murcia).

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » CRÓNICA: SAUROM Y WYRDAMUR (19.04.14 Los Alcázares, Murcia).

Hace unas semanas, concretamente el 19 de Abril los murcianos recibíamos una grata sorpresa. Después de un tiempo sin tener un concierto decente en lo que a Metal se refiere (yo creo que desde que se llevaron el Leyendas del Rock) llegaron a las Incursiones Berberiscas de los Alcázares los gaditanos SAUROM, acompañados de los también murcianos, WYRDAMUR. No obstante, como comprenderéis todos los amantes de este género fuimos corriendo a pillar sitio y no perdernos esta oportunidad única.

El concierto se celebraba en la rambla donde se sitúan las cabañas de las peñas y donde el lugar se quedaría incluso pequeño para el concierto de SAUROM.  Pero, claro como todo buen evento musical tenía que atrasarse (más de 1 hora) pero para mi gusto se excedieron demasiado los gaditanos en el tiempo de espera. Imaginaos entonces como se excitó el público cuando vieron que WYRDAMUR  se subía al escenario y la noche de concierto empezaba. Abrieron con “Askania” y la gente ya aplaudía con ansia disfrutando de las gaitas y la percusión de los Wyrdamur. Eso sí, fallo técnico de los encargados de no ponerles más micrófonos para que se les escuchara mejor. Una cagada en toda regla.

“Otra taberna”, “Pimpam” y la cover de Schelmisch “Chaos” fueron los temas que durante 20-25 minutos nos ofrecieron los Wyrdamur para disfrutar y para que los SAUROM se preparan (aunque no sé si con la hora que se retrasaron tendrían más cosas que ultimar). Resaltar de la actuación corta pero intensa de los murcianos su fuerza y vitalidad, por no hablar del papel que representa una de las chicas como Askania.  Lástima que fuera tan breve aunque muchos sabíamos que acompañarían en más de un tema a sus colegas SAUROM.

La Ley de las Hadas” perteneciente a El Guardián de las Melodías Perdidas fue el pistolezado de salida para el concierto de hora y media que ofrecieron SAUROM en las Incursiones Berberiscas. Con un público apasionado y expectante siguieron con “La Leyenda de Gambrinus”, tema que habla de cómo se la cerveza fue entregada por Pepe Botero (el diablo) a Gambrinus, aunque se podría considerar como una invitación a emborracharse.

Poco a poco el ambiente se caldeaba más y el número de cabezas humanas aumentaban, al igual que lo hacía la energía de SAUROM con “La batalla de los cueros de vino”, “Mendigo” y “Dioses eternos”, todas ellas canciones de los discos anteriores a “Vida”. Aún así, el espectáculo seguía asegurado con los lanzallamas y los showman del bajista que andaba como loco corriendo de un lado a otro con su bajo blanco y decorado con pegatinas de corazones (para gustos los colores) y el guitarra Raúl que paseaba su melena por todo el escenario provocando los chillidos de más de una fan.

Lo que parecía imposible sucedió cuando sonaron las primeras letras de “Noche de Halloween”, y con lo imposible me refiero a que el público se revolucionara aún más. Y vaya sí sucedió. Seguramente a más de uno le hubiera gustado ir a una fiesta de esa índole y beber pociones de la marmita acompañado de los más variopintos personajes de terror. Pero, claro la gente estaba emocionada pero los gaditanos tampoco dejaron que estos se relajaran ya que le siguieron a esa fiestera canción, “La posada del Poney Pisador” y “Saltimbanqui”.

Llegó el merecido descanso con “Vida” el tema tranquilo que da nombre a su último disco y que sacó más de una lagrimita a alguno y con “El Hada y la Luna”. Más de un suspiro y de una inhalación de aire se oyeron a los presentes que ya estaban cansados de saltar pero que no podían parar y solo querían más, más y más. Y como si SAUROM hubiera oído sus más internos pensamientos, sacaron su lado más Power con “El Monte de las Ánimas”, que para quien no lo sepa es uno de los once romances de Al-Andalus que los gaditanos recogen en su disco homónimo y que es obra del gran literato Gustavo Adolfo Bécquer. Otro de los romances escogidos para el concierto fue “Wallada la Omeya” y que también recibió el caluroso abrazo del público.

“Íntimos Recuerdos” y “Mírame” nos volvían a trasladar al álbum “Vida” y que nos permitían ver la calidad de Narci Lara como guitarrista y que parecía una orquesta andante con sus constantes cambios de instrumentos: violín, flauta travesera, flauta irlandesa, guitarra, pandereta y gaita, todo un show man y un gran músico.

Para no cambiar de disco y dar paso a uno de los momentos más especiales de la noche SAUROM hicieron un hueco en el escenario para sus buenos amigos WYRDAMUR que empezaron a marcar los primeros ritmos de “Cambia el Mundo”. Un himno a la madre naturaleza y una llamada de ayuda para todos los que habitamos este planeta que de la mano de estos dos grandes grupos reventaron la noche, porque desde mi punto de vista fue la canción más aclamada de todas o si no una de las que más.

El momento único fue seguido de “Romance de la luna, luna” y “Tom Bombadil” otra de los temas preferidos por el público y en el cual se intercambiaron los roles: Miguel Ángel se hizo con el violín y Narci Lara con lo micro pasando de hacer los coros a ser la voz principal. “Gollum” siguió proporcionándonos esa dosis de El Señor de los Anillos tan propia de Saurom y su gran homenaje a esta saga a través de varios álbumes.

Los dos temas siguientes fueron “Ángeles” porque como nos dijo Miguel Ángel los ángeles no son solamente esos seres celestiales que habitan en el Cielo, si no esas personas que nos encontramos por la calle y que nos dicen algo que marca nuestra vida. En la “La Musa y el Espíritu” comprobamos la valía del batería (Antonio Ruiz), mientras que el teclista Santi de vez en cuando se paseaba por el escenario acompañado de un acordeón.

“El arquero del rey”,  “Dracum Nocte” e “Historias del Juglar II” vaticinaban lo que estaba por llegar: el final de una noche en la que todo el público podía sentir esa magia tan característica de SAUROM empapada en su música y en sus letras. Aún así, en “Dracum Nocte” ya anunciaban que sería la última canción y la cosa se alargó. Lástima que finalmente se comprobara que sí que “todo tiene su fin”.

Para acabar, WYRDAMUR se subieron al escenario una vez más y cerraron junto a SAUROM el espectáculo primero con “Fiesta” y “La Taberna” dos temas muy bien seleccionados para poner el broche a una noche que más de uno recordará por siempre y por ser la primera vez que los gaditanos visitaron los Alcázares.  Casi que no hace falta ni decir que la gente se volvió loca y se quedó con ganas de más, mientras aún podían sentir la adrenalina de la música correr por sus venas y estallar de forma gloriosa en forma de saltos, cantos y júbilo. Una vez más, a pesar de que algunos aspectos se pueden mejorar, SAUROM dejó claro que a lo mejor por otra cosa no, pero que la gente los adora por que como dice Narci Lara son MAGIA.


Texto: Pilar Martínez.


Fotografías: Elena Fuerte López

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.