Madness Live!
Últimas noticias

Crónica: NASHVILLE PUSSY – Sala Gamma (Murcia) – 11/10/2018

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: NASHVILLE PUSSY – Sala Gamma (Murcia) – 11/10/2018

Hay bandas que no necesitan tirar pirotecnia, no necesitan maquillarse las caras, ni hacer la pose para la foto. Muchas de las bandas más mediáticas que hablan en el nombre del rock and roll te cobran casi cien euros por una entrada y mil por hacerse una foto con ellos. Pues bien, eso no es rock and roll, los Nashville Pussy sí.

Desde Georgia vuelven a pisar el territorio español dentro de la gira de su recién álbum “Pleased To Eat You” que salió hace tres semanas. Llegaron por primera vez a Murcia y con una buena entrada en la Sala Gamma, la banda americana contaba con Ricky Diamond como teloneros. Desde Torrevieja y con su stoner como si fuera la Baja California, la banda fue calentando el ambiente a la vez que la sala iba llenándose.
A las 21.30 hacía presencia el cuarteto americano y con un breve ajuste empezó a sonar el riff inicial del tema de AC/DCKicked in the Teeth”. Así fue este inicio, una patada en los dientes con la primera versión que sonó en el día de ayer. Seguidamente llegó “Piece of Ass” con la misma energía que recibieron del público durante todo el show. Una entrega increíble de principio a final.

Litros de cerveza por encima de las cabezas en algunos momentos, sudor en las primeras líneas de público, una Ruyter Suys viviendo hasta el éxtasis cada nota de su Gibson SG, la voz al principio un poco desajustada de Blaine Cartwright, la firmeza de Bonnie Bultrago junto con la fuerza de Jeremy a las baquetas hicieron que fuese una velada de puro rock and roll.

Como promoción del nuevo álbum, pudimos escuchar por primera vez temas como “She Keeps Me Coming and I Keep Going Back”, una coreada “We Want a War” y la segunda versión de la noche, el folk reconvertido de Steve EarleCCKMP”. Tras un breve descanso merecido de unos pocos minutos, la recta final fue un huracán con “Struttin’ Cock”, “Till the Meat Falls off the Bone” y la ya clásica y mítica “Go Motherfucker Go”. El repertorio acabó con las cuerdas de la guitarra de Ruyter por los suelos y entre el público, Bonnie empapada de sudor como si de una maratón se tratara, Blaine chorreando de cerveza y whiskey y un Jeremy pletórico.

No será el mejor concierto de nuestras vidas, no será el sold out que espera un promotor, no será el grupo que salga en portada de revistas pero lo que tengo claro es que Nashville Pussy siempre será la banda que veré todas las veces que pueda porque es lo más cerca que tenemos de tocar el rock and roll más puro y eso se debe a Madness Live! por hacer posible que la Sala Gamma de Murcia tenga por primera vez este homenaje.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.