Crónica: NAPALM DEATH + DEATHRITE + COCKOROCH + FOSTIONER – Sala Garaje Beat Club, Murcia – 13_12_2017

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: NAPALM DEATH + DEATHRITE + COCKOROCH + FOSTIONER – Sala Garaje Beat Club, Murcia – 13_12_2017

NAPALM DEATH visitaban la Sala Garaje Beat Club de Murcia en una extensa gira por España, tras más de 10 años sin pisar suelo murciano. Los de Birmingham, a pesar del paso del tiempo, siguen con la misma energía y derroche sobre el escenario. 35 años de carrera, 15 discos e infinidad de Split y pioneros del Grindcore mundial, no se podía faltar a una cita de la que no se olvida fácilmente, ya que NAPALM DEATH siempre dejan el listo bien alto, y en esta ocasión no fue para menos. En este paso por Murcia venían acompañándoles los alemanes DEATHRITE (que iban en la gira completa) que hicieron un concierto sobresaliente, a los que se le sumaban los locales COCKOROCH, un grupo novedoso en el que no hay que fijarse en las pintas que llevan sobre el escenario y si en la música. El grupo que se encargo de abrir el concierto fueron los madrileños FOSTIONER, que dejaron muy buen sabor de boca.

Con horario impecablemente puntual comenzaron FOSTIONER. A esa hora, las 20:25 h, éramos cuatro gatos contados, pero realmente los madrileños les dio exactamente igual haciendo el concierto como si hubiera 300 personas en ese momento, profesionalidad por todo lo alto. Los primeros compases, la intro “Call on Me” tema discotequero de Eric Prydz, dio paso al primer tema “The Truth About Satan” un tema más en la onda del Death Metal con algún toque de Melodic, pero que en realidad no es el estilo 100%, ya que sus canciones tienen una gran variedad de estilos, tales como el Grindcore, Thrash o incluso algún toque de Punk. Muy activos estuvieron sobre el escenario sobre todo su guitarra Satanic Sufu que fue el gran animador de la velada intentando todo el show que el público saliera del letargo en el que estaban sumergidos. Turno para la parte más thrashera del grupo con el tema “Margareth Thrasher” y un tema más Death “Pornocalipsis” donde sufrieron algún problema con el sonido que rápidamente se solucionó para sumergirnos en la parte más Grind donde los temas apenas pasan del minuto y medio. “Cola Cao“, “Terrorismo Fecal” o “Gangrena” ejemplos de los cambios de sonido de la banda. La parte final dejaron dos temas “Spaceship Bukkake” donde consiguieron que el público se activara y “Profiteroles en los Cojones” poniendo punto y final a una actuación sobresaliente. Muy buen grupo donde le caracteriza los diferentes estilos de música y su gran manera de estar sobre el escenario.

Los siguientes en salir fueron los murcianos COCKOROCH, grupo formado por Jacob (Vendetta Fucking Metal) al bajo, Lorena (Robot Porn) a la guitarra y Achokarlos (Robot Porn, Achokarlos, ex-Exquisite Pus, ex-Dying Clarity) a las voces. Los tres forman un grupo de Brutal Death Metal, aunque a nadie se confunda con un grupo de Gore Grind tras el aspecto que llevan sobre el escenario. Caras tapadas, tanto Lorena como Jacob, vistiendo un traje de bailarina de color rosa Achokarlos con una careta de cerdo. Buena base musical a pesar la batería programa que sonó bastante bien y real, no como en otros grupos que suena bastante acelera sobre todo en el doble bombo. Actualmente tienen un EP, “Goregreen” que fue la base del concierto, con un mayor número de público y algo más animados comenzaron con “Goregreen” y “Veggie Food Without Plants“, temas pesados cargados de ritmos a medio tiempo que gustaban al público y hacían que engancharan sobre todo a línea de escenario. Repasando su único trabajo hasta la fecha, sonaron “Vegetables Have Feelings“, “Mushrooms Also Have Feelings” y “Vegan Creampie” antes de que nos dejaron dos temas de lo que será su nuevo trabajo, “Asdfasdf” y “Stay Bree!” siguiendo la buena línea de su EP. Para despedirse eligieron el tema que le da nombre al grupo “Cockoroch“, terminando por liarla bien entre el público. Buenas bases de los murcianos y buen directo el que nos ofrecieron.

Los siguientes en salir, con un horario a rajatabla, fueron los alemanes DEATHRITE con un sonido Old School Death Metal con buena presencia, que estuvieron a la altura de la gira que le llevaba junto a NAPALM DEATH. A las 22:00 h la sala ya presentaba un gran ambiente, por lo que los alemanes se pudieron lucir de lindo, su sonido influido por grupos como PESTILENCE o ENTOMBED, incorporando en algunos temas toques de Doom Metal a lo CELTIC FROST en sus partes más lentas, dejaron a los presentes a medio gas, ya que su actuación fue la más corta de la noche, apenas 35 minutos donde dejaron patente un gran nivel musical. Empezaron fuertes con temas como “Melting Skies“, “Toxic Hammer” o “Into the Ever Black” donde la energía y la presencia del grupo, liderados por su vocalista Tony que no paró de gesticular y moverse sobre el escenario. El público, ante el desconocimiento del grupo, veía el concierto desde la tranquilidad a excepción de cómo no, las primeras dos filas donde los Headbanging no pararon en casi la totalidad del concierto. Buena presencia de los alemanes que supieron estar a la altura, aunque quizás el concierto se hizo demasiado corto para ser el support de los de Birmingham. Gran calidad de Old School Death Metal.

A las 22:50 subieron al escenario NAPALM DEATH, el grupo de la noche con la sala a mitad de aforo, sobre las 300 personas, grupo mítico del Grindcore y esperado por tierras murcianas. Es increíble ver todavía a MarkBarneyGreenway con 48 años recorrerse todo el escenario de arriba abajo como si no hubiera pasado el tiempo. La actitud que este grupo es increíble sobre el escenario y derroche que conllevan en cada concierto que van. No solo él, si no Shane Embury que sobre su pequeño círculo que se hace sobre su parcela, da ese sonido sobre su bajo, o John Cooke, que iba sustituyendo a Mitch Harris que no pudo estar en esta gira, que se movía en su parcela y que además apoyaba en los coros, aunque en esta ocasión la guitarra sonó algo aguda, problema que se fue diluyendo según pasaba el concierto. Mención también para Danny Herrera que no dio pie a que se le escapara un solo golpe, increíble sobre la batería.

Desde que aparecieron sobre el escenario con el tema intro “Apex Predator – Easy Meat” la tranquila se volvió en locura por parte del público. El gran ambiente se convirtió en calor por toda la sala según iban cayendo los temas de su último LP “Apex Predator – Easy Meat“, “Smash A Single Digit“, “Stunt Your Growth” y “Stubborn Stains“, tocando entre medias temas de la década pasada como “Silence Is Deafening” o “When All Is Said and Done“.

Otra de las buenas maneras que tiene Barney es la unión que pretende con el grupo, gran interlocutor en el que en ocasiones, aparte de hablar en su lengua materna, expresaba algunas frases en español esforzándose en ello. A posteriori fue un repaso al lado más crudo del Grindcore de NAPALM DEATH, los años ’80 volvían con “Scum“, tocando cuatro temas seguidos “Scum“, “The Kill“, “Deceiver” y “You Suffer“, durante tres minutos la sala se venía abajo.
Como el que no quería la cosa ya se llevaba medio concierto sin saberlo, cuando sonaba “Suffer the Children” con lo que la rutina de los Mosh volvía sobre la sala, se es que se había ido en algún momento. Locura que no desaparecería con “The Code Is Red…Long Live the Code” dando un respiro a Barney para charlar de nuevo con el público. Antes de volver a la parte final del concierto con su último LP se dejaron temas como “Twist the Knife (Slowly)” o “Christening of the Blind” donde el cansancio apenas se notaba porque se estaba disfrutando y de lo lindo.

Para resarcirnos del todo “Dear Slum Landlord” y “How The Years Condemn” dejaron paso a la versión de DEAD KENEDYS “Nazi Punks Fuck Off” que como no Barney se quedó a gusto presentándola, siendo el final para el tema “Adversarial/Copulating Snakes” donde nos dimos cuenta que se acaba cuando Barney se quedó de espaldas al público quieto, muy quieto mientras Shane Embury, John Cooke y Mitch Harris daban los últimos acordes de despedida, vaya finalización.

Fantástica noche la que se vivió en la Sala Garaje Beat Club de Murcia, con un sonido impecable en el que no se puede reprochar nada a una noche llena de buen Death, Grindcore y Brutal Death. NAPALM DEATH sencillamente son una maquinaria de hacer buenos bolos y saber mover a la gente, que a pesar de ser un miércoles, la sala presentaba una buena entrada. DEATHRITE estuvieron sobresalientes con una buena dosis de Old School y buenas maneras sobre el escenario. Los murcianos COCKOROCH apuntan buenas maneras dentro del Brutal Death con espectáculo sobre el escenario incluido, la diversión y la música están servidas. De los madrileños FOSTIONER me quedo con el gran abanico de musical que llevan entre sus manos y la gran profesionalidad que demostraron, para mí fue un gran descubrimiento al ser la primera vez que los veía. Ojala los conciertos de Metal Extremo presentaran estas entradas de asistencia, o mejor dicho, en este país me conformaría con la mitad.

Crónica: Juan “thrashdeatherreala”
Fotos: Marisol Huertas

2 comentarios

  1. Gracias por tus amables palabras Juan, y por esas increibles fotos Marisol!

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.