Últimas noticias

Crónica: Meadows End + Silent Vice + Ritual Death (Sala La Mala – Madrid 04/06/15)

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: Meadows End + Silent Vice + Ritual Death (Sala La Mala – Madrid 04/06/15)

Sentimientos ambivalentes me vienen a la cabeza de este concierto, una de esas noches que te dejan un cierto sabor agridulce… tres grupos que sobre las tablas se dejan la piel, un grupo que viene desde los gélidos nórdicos, y la prácticamente total indiferencia del público.
Aparte de los problemas que se ciñeron en la, por otra parte mítica sala la mala, una sala donde puedes comprobar el cariño y la profesionalidad que el staff de la sala pone para que los músicos se sientan como músicos y se les trate en consecuencia… pero cuando el aire acondicionado decide irse en un festivo….

Solo puedo decir que este concierto bien podría haberse hecho dentro de cualquier reactor nuclear, no habríamos notado prácticamente la diferencia.
Pero esto es un concierto aguerrido, de tres grupos heterogéneos y que demostraron que a pesar de todo se puede dar un magnifico concierto, y dejarse la piel, de manera gráfica y tácita, sobre el escenario.
En este punto sobre el que voy a continuar quiero matizar algo: yo no soy de grupos tributo, no les encuentro sentido, independientemente de si son mejores o peores: si quiero ver a Extremoduro, voy a ver a Extremoduro , no a un sucedáneo, y no entiendo que la gente se conforme con refritos, excepto con aquellos grupos a los que por un motivo u otro nunca los podremos ver. Precisamente aquí es donde los tributo adquieren sentido y fuerza, puedo entender un tributo como este Ritual Death, tributo a los Death del malogrado Chuck Schuldinner, grupo al que jamas poder ver, y del que estoy seguro, si desde donde este el señor Chuck lo viera, podría sentirse orgulloso.

Puedo decir que los temas tales como Cristal Mountain, Ritual Zombie, que pudimos disfrutar esta noche están cuadrados al compás, al milímetro, y puedes cerrar los ojos y sentir la energía de unos temas míticos, unos temas que han dejado una leyenda y una impronta difícil de igualar.
También la energía del grupo es arrolladora y se nota cuando un grupo siente las canciones, los temas se viven de otra manera, se sienten.
Silente Vice es un grupo próximo en cuanto a sonido, a ese death metal melódico tipo Opeth o que guarda una gran visceralidad aunada a una sensibilidad exquisita, (aunque ellos se enfoquen como un grupo de Doom) englobando en sus temas lo mejor de ambos mundos. Si a eso le añadimos que ademas tenemos a un frontman inquieto, al que el escenario del Wembley Arena a buen seguro se le quedaría pequeño, arropado un grupo que rinde tributo al dios del compás, aquí tenemos algo grande.
Junto a la ya asfixiante atmósfera, le añadimos la carga de unos temas pensados para poder mascar las atmósferas, el entorno coge un aura especial, un peso sobre el que cada tema te va, junto a la carga escénica implícita, llevando a su historia, a su universo interno sobre las historias que desgarran.

Pudimos apreciar la técnica que el grupo ha labrado en temas como “Protected“, “Forgotten steps” lacónica y dramática canción que es todo dramatismo y sensibilidad “The new flesh” o “Since the words last days” ( este tema cantado a dueto) otro tema del que será su álbum “The last breath of an innocent hearth” y con una delirante cover de ScorpionsStill loving you
La sensibilidad y el cuidado tiempo que ejecutan en los temas hacen una delicia de texturas melódicas el escuchar cada canción: aquí podemos apreciar la sensibilidad y finura de ejecución de unos temas donde el contraste lo da la voz de su vocalista Alberto Torres, en el grupo desde el 2013 junto a la teclista Bea Garcia que no tiene empacho en bajarse de su teclado para dar un dueto enfrentado cercando el paroxismo del calor. He de decir que ya los conocía, pero se me hizo, a pesar de dar el concierto en la forma mas complicada, muy corto.

Por fin y llegando casi a la extenuación catarquica de la espera en medio del sahara, nos llegan los suecos Meadows End, Death Metal desde el norte para, porque no decirlo, unos pocos privilegiados como nosotros que nos dimos cita para disfrutar de un autentico terremoto escénico de un grupo que a pesar de todo, se les veía con muchas ganas de show, y fuerza no les falta.
Pude apreciar que independientemente de los allí congregados, el grupo salir desde el principio a por todas y cada tema se veía acompañado de sonrisas cómplices, asentados, firmes en su capacidad destructora y su firmeza lírica, con esa entrada grandilocuente y épica que abre fuego para desarrollar un brutal concierto.

Aquí puedo decir que compruebo como la profesionalidad de un grupo resalta sobremanera: recién llegados del viaje, con un calor infernal, y a pesar del escaso publico, los suecos hicieron acopio de fuerza y, aunque recortaron el set-list, dieron una buena muestra de su disco como demuestra el semi-sinfónico y brutal tema que es “My Demon“: aquí en la crónica puedo intentar describir el ambiente del grupo, como disfruta de las tablas, pero creo que en las fotografías queda claro hasta que punto los chicos tenían sed de directo. (Aunque en algún punto el teclista Robin Mattson se le veía que lo estaba pasando realmente mal, en contraposición de la máquina salvaje que es Johan “The brute” Brandberg impertérrito al calor, al sudor, y realizando movimientos sincrónicos de headbanging que rebanarían cuellos solo con acercarse)
El directo se baso sobre todo en su disco del 2014 “Sufferwell” comenzando con el directo ” Trench of soul” invocando la fiereza y el bis mas duro que el grupo ofrece, aunando con unas melodías casi marciales, que contrastan fuertemente pero que a su vez dan un gran sonido, ( En este punto ya puedo decir que he estado dentro del mismísimo hades tomándome una cerveza y viendo death metal… no se puede llegar a ser mas heavy!!) “Masses flee” acelerada composición que camina sobre el filo del sinfonismo mas brutal, “Kings of grey” densa brutal, menos melódica que las anteriores, pero con un aire mefistofélico muy pronunciado, muy apocalíptico, “Reap” pronunciado escoraje, a pesar de los contrastes armónicos de los teclados, hacia un tema mas oscuro y duro, también de fuerte composición épica, “Soulslain” con esa preciosa entrada de bajo y teclado marcaba el principio del fin del concierto, con este fantástico tema adelanto de lo que será su próximo álbum, cortesía para los allí presentes y que sin duda te deja con ganas de mas, y cerrando la noche Devilspeed momento en el que un servidor a falta de dos temas, y dado lo avanzado de la noche, tuve que recoger, muy a mi pesar, porque me hubiese gustado departir con los músicos y haber tenido oportunidad de terminar el concierto.

https://www.facebook.com/media/set/?set=a.793697960725681.1073742053.248067285288754&type=3

He estado en multitud de conciertos, y sin duda podría hacer leña del árbol caído en múltiples aspectos de este concierto, a todas luces erróneos, en otras circunstancias, aliadas de la mala suerte: pero me quedo con que hay gente valiente que pone su esfuerzo, dinero y esperanzas en traer a estos grandes grupos, desconocidos: que hay grupos valientes que a pesar de las dificultades sobre el escenario se dejan la piel, literalmente, y también hay músicos valientes que apuestan por la música en vivo a pesar de nadar contracorriente.

Y tu que estas leyendo esto, deberías apoyar la música en vivo, porque te estas perdiendo algo irrepetible: yo ya me considero un privilegiado de haber estado aquí.

Josean Zombie.

 

 

 

Déjanos tu comentario