Últimas noticias

Crónica: Knights of Metal 2017

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: Knights of Metal 2017

A finales de 2016 se fue anunciando mediante diferentes medios un nuevo festival en el centro de Barcelona, tras un largo tiempo y duras criticas hacia este se fueron confirmando poco a poco bandas y noticias que no hacían más que confundir a aquellos que esperaban su día. A la mañana del mismo se anunció la caída de los dos cabezas de cartel, en parte es triste ver como el entusiasmo de la organización no supera a las expectativas del público. A una hora temprana como son las 14:30 se puede ver un pequeño grupo de gente haciendo cola y esperando a que abran puertas a las tres de la tarde

Alazka aún abriendo el festival con un publico algo escaso dan un espectáculo aceptable, dos cantantes inquietos marcándose juegos de voces como si de una mezcla de luz y oscuridad se tratara. He de decir que me lleve una buena primera impresión por parte de esta joven banda, un sonido que perfectamente puede gustar a los seguidores de la corriente hardcore, aunque a su vez es triste ver que su repertorio era limitado a una escasa media hora. De 16:00 a 17:00 vemos como la sala se va llenando lentamente de un publico algo molesto en cuanto al festival pero a su vez impaciente por escuchar a Adept, bastante normal viendo que este es su único show en España. Los suecos se marcaron un concierto cargado de fuerza aún teniendo fallos bastante visibles. “Secrets” sin duda fue el bombazo de su actuación, ayudándose enormemente por el publico seguidor de la banda.

I declare war fue el momento más agrio de el Knights of Metal. Con menos publico que antes vemos lo que podría ser la actuación mas floja hasta el momento, los cambios bruscos y el exceso de graves son los protagonistas ahora. Algo que me llamó demasiado la atención era la ausencia de bajista en la formación, cosa que en algunos momentos llegaba a ser un gran contra a la hora de su directo.


Suicidal Angels destacan como siempre, aquí el sonido va mejorando a comparación de lo anterior visto y se muestra más interés frente a la estética del escenario y el juego que se le da, una gran subida sin duda. Con “seed of evil” tal vez se llegue a ver un bajón por parte del público a primeras filas que ni el empeño de Nick pudo salvar.

 

Belphegor puede que sean los mas esperados este viernes, por donde pasan siempre dejan algo para recordar, sea una cabeza de animal por ahí, una anécdota graciosa o una noche de buena música. Empezando 10 minutos más tarde de la hora estimada (algo raro ya que
de momento lo único en lo que no han habido quejas ha sido la puntualidad por parte de las bandas y la organización) arrasan haciéndonos olvidar tanta espera. Aún sonando bien de por si la sala hoy no les hace ningún favor, los acoples son una parte importante de esta climática velada.

La última ronda del viernes corre a cuenta de Fit For a King, ésta para una sala más llena que lo antes visto. Aquí encontramos todo lo necesario para acabar bien la noche, un uso controlado de los cegadores y un sonido casi mejor que algunos vistos esta noche. Cabe decir que el exceso de graves y de volumen sigue estando presente, tanto en este grupo como en los anteriormente nombrados.

En conjunto el primer día ha sido un completo caos tanto por parte del público como por la organización. Hay dos cosas que me entristecen especialmente: el poco tiempo que le dan a las bandas para tocar a comparación de el tiempo de montaje y que los mejores concierto del primer día no lleguen a tener tanta fuerza aun llevándose a una sala acostumbrada a estos sonidos.

Casi 8 horas encerrados en un local sin la posibilidad de salir  se notan bastante, aún teniendo la posibilidad de entrar con comida y tomar un escaso respiro en la zona de fumadores se palpaba el desgaste del público a cada hora que pasaba.

El segundo día del festival pasa a Razzmatazz 1 debido a otro concierto en la sala anterior. Notamos una sala que, en un principio, da la sensación de estar más vacía que ayer al ser mucho más grande, esto puede entenderse ya que no habían demasiadas opciones que barajar en lo que plantea ser el día mas fuerte en cuanto cartel.

Los primeros en abrir hoy son MorphiuM presentando su último disco the blackout. De primeras  se nota un sonido algo pobre, dándole demasiada importancia al doble bombo y la voz pero dejando atrás los agudos de la batería y los solos/melodías de guitarra. Todos los conciertos de MorphiuM que he visto han sido sinónimo de un gran espectáculo, esta banda catalana se nota que deja su piel en el escenario, por cosas así se hace aún mas extraño el poco nivel que se ha podido ver.

Compensando los largos cambios entre bandas de ayer Beyond Creation empiezan incluso antes de la hora estimada, al mismo tiempo que ellos empiezan a tocar sus primeros riffs la gente se acerca para estar en las primeras filas , parece ser que los bombazos llegan a primeras horas. Siendo sinceros el sonido se llegó a mejorar mucho más de lo que esperaba, aún siendo cortos a la hora de darle fuerza al bajo, trayendo ese estilo cargado que les caracteriza y dejando un buen sabor de boca a aquellos que esperaban su visita por nuestro país. “Sous la lueur de l’Empereur” fue una de las destacadas, bañando la pista en un mar de cuernos hecho por el público. La despedida la lleva “Fundamental process”, una despedida llena de espectadores extasiados. A estas horas se empieza a ver una gran mejoría tanto por parte de las bandas como por la organización, aunque siendo sinceros no llega a arreglar los problemas vistos en Razzmatazz 2.

El cartel del sábado la verdad es que era bastante extraño, Dead by April y Korpiklaani entre bandas más extremas como Dark Funeral u Obscura, sin duda habría sido necesario un cambio de bandas separando este festival en dos partes totalmente opuestas. Los terceros de hoy son conocidos especialmente por un estilo que tira al pop electrónico y sus constantes sonidos procesados, Dead by April aparecen presentando su ultimo disco Worlds Collide ante una sala no tan atraída por su esencia, es una lástima ya que habría sido todo un éxito si se hubiera realizado el día anterior a una hora distinta.

Obscura marca la guinda del pastel, subiendo aún más la cantidad de público presente traen al festival un show digno en fuerza pero a su vez carente de pasión. En un corto concierto de 40 minutos se presenciaron bastantes fallos técnicos que obligaron a parar durante ciertos momentos todo; aunque, como no, hay que mencionar las cosas buenas tanto como las cosas malas, aquellos problemas mencionados antes se compensan con un sonido mas moderado en todas las partes de la batería de Lanser y unas guitarras muy pulidas.

Tras un retraso cuestionable de 20 minutos (debido a los problemas que acarreaba la sala) Korpiklaani entra en acción, con un repertorio formado por sus últimos discos se ganaron ,como no, a los propios fans de la banda otra vez. Haciendo un inciso más que necesario he de decir que me parece algo extraña la elección de poner a Korpiklaani en un cartel lleno de bandas que rondan más al metal extremo, aún siendo seguidor de su estilo no puedo parar de pensar en el por qué de esta decisión .

Mucho más de 40 minutos pasaron después de la hora estimada hasta ver la aparición de la última banda, apareciendo  con sus conocidos trajes de batalla y su clásicos “corpsepaints”. Los encargados de cerrar éste Knights of Metal debido a los problemas anunciados a último momento son Dark Funeral, siendo bastante triste la caída de the Faceless admito que sigue siendo un placer acabar viendo a estos monstruos del black metal cerrar este festival . Lo único que se puede decir de ellos es que han hecho algo a su altura. Dos canciones hacen para falta hacer olvidar al público su bajón en la última gira , con cuatro se hace mella en el recuerdo de los asistentes, lo siguiente sólo es subir aún más la fuerza para convertir este capítulo  lleno de altibajos en una razón para visitar Razzmatazz 1.

A opinión personal este Knights of Metal ha sido totalmente agridulce, pasar de un viernes caótico a un sábado plagado de buenos momentos más que una buena noticia llega a ser un gran problema. Cosas como abrir puertas un viernes a las tres de la tarde para empezar conciertos media hora después cierra bastantes opciones  a aquellos que quieren asistir pero el horario les imposibilita, sea por trabajo u otros. Sé de primera mano que el festival ha tenido varios problemas desde la caída de Brujeria en el cartel, pero varias cosas como el horario insufrible o la falta de información llegan a hacer pensar a los asistentes que los fallos vienen por parte de la organización antes que por los golpes de mala suerte dichos y los problemas de las bandas.

 

Texto: Aitor Lakhwani

Fotos: Alfredo M. Geisse

Agradecemos especialmente a Alfredo M. Geisse por cedernos sus magníficas fotos del festival.

Déjanos tu comentario