Crónica; IV PALACIO METAL FEST – , Los Palacios y Villafranca (Sevilla) – 24.02.2018

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica; IV PALACIO METAL FEST – , Los Palacios y Villafranca (Sevilla) – 24.02.2018

El pasado 10 Marzo se celebró la cuarta edición del PALACIO METAL FEST en la ciudad sevillana de Los Palacios y Villafranca, donde han demostrado que haciendo las cosas bien se puede llegar más lejos de lo pensado. Hubo novedades de última hora que obligaron a la organización a actuar rápido. Una de ellas fue el cambio de ubicación por el temporal que en esa semana azotaba Andalucía, teniendo que cambiar el concierto del Parque de Las Marismas al Complejo Deportivo Jesús Navas. La otra novedad fue a escasas cinco horas del festival donde los granadinos ABDUCTUM anunciaban la cancelación del concierto por la indisposición del bajista Kiski, moviéndose rápido la organización en contactar con los sevillanos MARABUNTA.
El resto del cartel estaba conformado por los veteranos ZARPA, los jóvenes combatientes catalanes BELLAKO, VHÄLDEMAR donde demostraron el porqué están dentro del top 3 de los grupos de Heavy Metal en España, y con permiso por no decir top 1. El Thrash Metal estuvo representado por los cántabros PANDEMIA y los griegos SUICIDAL ANGELS que le están cogiendo el gustillo a España y para mí lo que más ganas y ansia tenía por ver, los alemanes DEBAUCHERY que por fin pisaban suelo español en sus trece años de vida. Años a que sucediera y por fin se cumplía un sueño.

A las 16:30h se abrían las puertas, contemplando un gran ambiente alrededor del recinto lo que presagiaba una gran velada de Metal. Los primeros en salir fueron los cántabros PANDEMIA con su Thrash Metal al más puro estilo Old School en la onda de los alemanes RISK o TANKARD. El Thrash Metal directo y agresivo se contagió al público desde un primer momento, desde que sonó “Running Out of Hope“, los variopintas disfrazados del público comenzaron con los Circle Pist y Mosh durante la actuación. Ello conllevó a que el grupo se contagiara del movimiento en las primeras filas, que aunque era la primera vez que los veía en directo, y viendo como se movían sobre el escenario, no creo que sea un grupo que le haga falta mucho para darle todo en un concierto, aunque siempre es de bien agradecido. Sobre el escenario se les vieron enormemente activos y con muy buenas maneras durante la actuación de un lado para otro, con mucho Headbanging y disfrutando del momento. Venían presentando su recién estrenado disco “Behind Enemy Line” donde sonaron temas como “Suicide Squad“, “Signs of Life” o “Pandemia“. Buen inicio de festival donde los cántabros se despidieron a lo grande con una gran versión de brasileños SEPULTURA, “Arise” terminó por extender la PANDEMIA.

Sin perder mucho tiempo salieron los sevillanos MARABUNTA, grupo que hace Rap Metal con toques de Hardcore y pinceladas Punk, al estilo de sus paisanos NARCO o DEF CON DOS. Los dos registros vocales que llevan, Manuel el estilo más Rap y Alberto que se encarga de las voces guturales más Hardcore, se complementaron perfectamente mientras que sobre el escenario iban desgranando sus temas con letras política-social, acompañadas de buenas bases rítmicas con cierta agresividad. No es que sea muy fan del estilo, pero he reconocer que el concierto de los sevillanos fue enérgico, y aunque jugaban en casa, el público se lo paso de lindo, sobre todo en sus primeras filas y entre los más jóvenes. Algunos de los temas que sonaron fueron “Hecatombe“, “Enterrado Vivo” o “Cobarde” la canción que más me gusto, generando un ambiente caldeado. Buen concierto de MARABUNTA, que a pesar de las prisas, estuvieron a la altura. Recomendado para los que le va más grupos como, NARCO, DEF CON DOS, O’FUNKILLO o S.A.

Ver siempre a ZARPA es sinónimo de corrección y elegancia sobre el escenario. Los valencianos fueron los terceros en discordia y la sabiduría y el saber estar va con ellos y no es para menos tras 18 álbumes de estudio. Sobre las 19:00 h, hora de la actuación, el ambiente ya se veía más caldeado para la dosis de Heavy Metal al más puro estilo. En su gran abanico discográfico nos dejaron un repertorio de lo más moderno y actual, comenzaron con temas de su penúltimo álbum “Dispuestos Para Atacar” como son “Buscando un Nuevo Mundo” y “Corazón Eléctrico” encajando perfectamente entre el público, que como en los anteriores grupos, se vaciaron desde el principio de cada actuación. Buenas sensaciones y buena compenetración entre Vicente Feijóo y Serafín que estuvieron intercambiando solos en bastantes compases del concierto. Destacar también temas algo más antiguos como “Los Defensores del Rock“, “Metal Bats” o “Esto Es Heavy Metal” sobre la mitad de la actuación, para terminar con sus canciones más longevas y míticas como “Llega el Castigador” y “Herederos de un Imperio” donde dieron por finalizado el concierto. Buena dosis de Heavy Metal clásico la que ofrecieron.

Llegamos al punto intermedio del festival con la actuación de VHÄLDEMAR. Deleite por lo que tengo por este grupo, que por muchos motivos que no vienen a cuento, los considero como el mejor grupo de Heavy Metal en España, eso sí, totalmente infravalorado, pero que por la calidad que atesora y lo que da sobre el escenario, lo considero tal, sobre todo por su calidad musical. Algo agazapado comenzó el público la actuación de los vizcaínos, que no tardaron en demostrar el porqué deberían estar más considerados, quizás porque comenzaran con un tema “tranquilo” como es “Metalizer“, perteneciente a su nueva obra maestra “Against All King“, de la cual la primera fase de la actuación estuvo centrado en él, con temas como “I Will Stand Forever“, “Against All King” o la espectacular “1366 (Old King’s Visions, Part V)“. A partir de aquí Carlos Escudero se desató y sacó su faceta showman, donde se fue hacía la valla a cantar con el público y a enfervorecerlo. El ritmo del concierto cambió y público dio un giro de 360º volcándose sobre el grupo. Y no es para menos porque estuvieron de un lado para otro durante todo el show, no solo Carlos, si no también Pedro (guitarra), inconmensurable sobre las seis cuerdas, el bajista Adolfo y en su mayor medida Jonkol sobre los teclados. Como no podía faltar el complemento perfecto de Gontzal sobre la batería. El concierto iba subiendo de temperatura y más cuando empezaron a tocar temas de sus trabajos anteriores como “The Old Man“, “Bastards“, “Breaking the Rules” o “River of the Blood” donde Carlos Escudero acabo el tema sobre la barra del festival, todo un showman. Esto no quedó ahí, el público ahora exigente y VHÄLDEMAR se gustaba, a si que hicieron un par de temas más, “Lost World” con un público enfervorecido y “Energy” para dar uno de los mejores actuaciones de la noche. Espectacular como cada vez que los he visto, música y espectáculo juntas. Calidad de sobra!!

Le tocaba el turno a los alemanes DEBAUCHERY con su Death Rock’n’Roll claramente influenciados por AC/DC, sobre todo en su versión BLOOD GOD, y que pisaban por primera vez España. Por mí parte era el gran grupo más esperado de la noche y no defraudaron de lo más mínimo. Vestidos con trajes de guerreros, enmascarados con unas mascaras con cuernos y ensangrentados, dirigidos por Thomas Gurrath salieron a desgarrarnos los ojos y tímpanos con su puesta en escena y sus riff agresivos y pesados, y a la vez sencillos. Muy activos sobre el escenario, a pesar de ser tres componentes, donde no pararon de moverse desde “Killerbeast” hasta “Heavy Metal Monsternaut“. Durante la hora aproximada que duró el show, pudimos ver a un grupo conjuntado y bien armado interpretando cada uno de los temas a la perfección. Por suerte tuvieron un sonido bastante aceptable, de lo cual pudimos disfrutar de temas como “War Machine at Work“, “Blood For The Blood God“, “German Warmachine” o “Let There Be Blood“. Tan bueno estaba el ambiente, con un público totalmente entregado, que Thomas Gurrath se bajo del escenario y se mezcló entre él, recorriendo gran parte del pabellón enmascarado, a deleitarnos con sus riff sangrientos y perturbadores. Agradecido se quedó que cuando subió al escenario nos hizo una reverencia!! En su parte final nos dejaron “Ironcland Declaration Of War” y “Demonslayer” para terminar con el clasicazo “Back in Blood” donde el público se desató y “Heavy Metal Monsternaut“. Aunque el público quiso más, no había tiempo para ello, el festival tenía que continuar. Espectacular concierto de los alemanes. Las hordas de DEBAUCHERY y BOOD GOD seguirán con BALGEROTH, ojalá no tarden en volver por España, el espectáculo está servido.

Paso para el turno de otros de los cabezas de cartel como son los griegos SUICIDAL ANGELS. Se hicieron de rogar algo más de lo previsto, pues tuvieron que cambiar la batería al completo. Pero el grupo liderado por Nick Melissourgos lo solventaron con solvencia saliendo sin concesiones, ni Intro, ni esperaras, a degüello directos con “Capital of War“. Mucho tenía ganado SUICIDAL ANGELS, era su tercera aparición por España en tres años, siguiendo con su gira presentación de su último álbum “División of Blood“, en su actuación el PALACIO METAL FEST fue un hervidero donde los Moshes y Headbanging del público no paró prácticamente durante su actuación en temas como “Bloodbath“, “Reborn in Violence, “Eternal of Suffer” o la “tranquilizadora” “Seed of Evil” perfecta para destrozarte el cuello a base de Headbanging. Aunque el grupo en general estuvieron muy activos durante todo el concierto sí que es verdad que cada paso que daban se le veía demasiado estudiado sin tener espacio para la improvisación y sin salirse de lo estipulado. El ritmo siguió subiendo en temas como la arrolladora “Moshing Crew” y la no menos rápida y destructora “Apokathilosis“. Muy corto se me hizo el concierto pero arrollador donde el público se lo pasó a lo grande con los griegos.

Rápido se produjo el cambio para que los catalanes BELLAKO salieran a escena y terminara la última actuación del festival. Los que conocemos a BELLAKO sabemos de su potencial sobre el escenario, pasión, rabia, Moshes, Hardcore en estado puro. Aquí no fue menos las ganas que le pusieron sobre el escenario quedó colapsada con el peor sonido y luces de todo el festival. La voz de Rober fue insufrible y resto de los instrumentos se interponían unos a otros, una verdadera pena que no tuviera el sonido mínimo como en otros grupos. A pesar de estos improvistos y que algo de público se fue, aunque la asistencia en BELLAKO fue buena, la actuación de los catalanes fue sublime como siempre que los he podido ver. Energéticos, arrolladores y aplastantes que fue confirmado por el público que estuvo a la altura del grupo. Moshes y Circle Pist recorrieron toda la actuación donde hicieron un gran repaso por su discografía. Nada más arrancar con “Humo“, “A Fallo” y “Pollos Radioactivos” la declaración de intenciones estaba clara, dar cera y caña hasta romperse el cuello. Fue un no parar por parte de grupo y público donde subió a colaborar en un tema el cante de MARABUNTA Alberto, aumentando la temperatura del show. Destacar temas como “El Nieto” tema corto y rápido que te deja sin aliento, “El Precio De Existir” su media “balada”, “La Muerte” o “Infected” un tema más a medio tiempo pero con energía y mala leche. El punto final llego con “Whiskey Abbey” y “Posesión/Obsesión” dejando una actuación llena de ganas y el buen hacer de estos locos por el Hardcore. Si nos has visto a BELLAKO y eres amante del Hardcore o Thrash/Crossover no te lo pierdas.

Durante la crónica me he querido centrar en lo sucedido sobre el escenario, y no tanto en el sonido. Pero no quiero dejar pasar por alto el sonido que hubo durante el festival. El cambio obligado por la meteorología, hizo que la organización buscara un lugar cubierto. El lugar elegido fue un pabellón en el que todos sobemos que la acústica no es lo mejor que tiene, el resultado fue que gran parte de los grupos no tuvo el sonido adecuado. En general las guitarras, bajo y batería más o menos eran aceptables, pero la voz era un continuo eco que no dejaba oírlo en condiciones. El pato lo pago BELLAKO, que de largo fue el peor sonido y en menor medida MARABUNTA, ZARPA y PANDEMIA. Lo mejor que sonó, y con bastante nitidez, fueron VHÄLDEMAR, DEBAUCHERY y SUICIDAL ANGLES aunque estos en menor medida. Sé que no hubo tiempo, y que el tiempo corría en contra de la organización y los encargados del sonido que se les veía algo agobiados por la situación y que lo hicieron lo mejor que pudieron. Supongo que el problema es que en este país en Cultura se destina poco y no hay sitios acordes y preparados para tales eventos.
Por el contrario quiero dar la enhorabuena y mí opinión sobre un festival que gozo de un gran ambiente desde las cuatro de la tarde. La organización estuvo prácticamente perfecta cumpliendo los horarios a los tiempos previstos y que hicieron que el festival saliera adelante a pesar de todas las adversidades. Espero que todo esto sirva para aprender y que puedan conseguir un sitio adecuado para cualquier imprevisto, ya que el PALACIO METAL FEST tiene pinta de que irá subiendo como la espuma.

Crónica:   Juan “thrashdeaherreala”
Fotos:   Marisol Huertas

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.