Madness Live!

Crónica; INMUNE + Caelus, 27/10/2017 – Paberse Matao (Valencia)

Inicio » Noticias de Rock y Metal » Crónica; INMUNE + Caelus, 27/10/2017 – Paberse Matao (Valencia)

Día más que convulso en lo que a la política se refiere. Día de sobresaltos, de alegrías y tristezas, y también día de reencuentro en València con las mejores letras (o de las mejores) que nos podemos encontrar en el panorama del rock nacional.

InMune, la incombustible banda liderada por el siempre frenético Morti, aterrizaba en la sala Paberse. Sus fans, que se cuentan a cientos en todo el Estado, esperaban con devoción una buena dosis de rock, camuflada con tintes de rock alternativo, y eso es lo que se llevaron. La noche se presumía algo sosa, parecía que la gente se había quedado en sus casas a esperar la segunda temporada de Strager Things o a saber qué, y se habían olvidado de la música en directo, pero no, queridos lectores, el público acudió, y lo hizo de un modo más multitudinario que en su anterior visita a nuestras tierras con éste elepé, “Universal”. La diferencia más grande entre aquel primer bolo y éste, había sido los tiempos. En el anterior apenas llevaba unos días el redondo en la calle, poco tiempo en éste mundo para ser escuchado, paladeado y comprendido, máxime ahora donde prima la urgencia y la inmediatez ante la degustación de un producto bien elaborado, y que merece alguna escucha más. En esta ocasión ya hacía meses que habíamos podido disfrutar del venenoso cóctel que nos sirvieron en forma de disco, los catalanes InMune, queriendo atraparnos en su magia.

La fiesta dio comienzo, no sin antes saludar a los de siempre, a esos habituales que aman la música en directo y que se dejan seducir por los conciertos que se dispensan en las salas. Un placer comprobar que hay suficiente público como para que salten a las tablas los valencianos Caelus, y se escuchen gritos. El grupo ha llegado reformado con voz masculina al frente, y con el proyecto de editar su primer álbum en unos meses. Su concierto animó al respetable, que alzó los puños en cada estribillo y agitó sus cabelleras en cada galopada. Salva Ferrando nos obligaba a cantar, nos imbuía de pasión y nos soltaba hostias sonoras de la talla de “The Unknown Stream” o “Into Despair”. Ese nuevo cantante dará mucho de qué hablar. La nota emotiva y nostálgica, con la que saben que se pueden meter al público en el bolsillo, es con la versión que hacen de DIO del “Holy Diver”, versión, que por cierto, me gustó mucho. Como reflexión a éste punto, podríamos decir que es muy preferible asistir a un concierto de versiones de DIO que a la pantomima del holograma… La gente quedó satisfecha, mis acompañantes me dijeron que había disfrutado mucho, y que estaban llenas de energía. Listas para el siguiente round. Reto conseguido por Caelus. Unos pocos segundos para descansar del torrente violento de los valencianos, con una visita a la barra incluida, y comenzaba el bolo de la noche.

Los catalanes InMune iban a poner patas arriba a la sala. El combo apareció con su nueva “mascota”, un pulpo de globoflexia, de nombre Octavio, que estuvo saltando de mano en mano entre el público. No hablaron mucho, fueron al “grano”, como dijo el voceras. “Ya no me importa” fue el primer tema que extrajeron de su nuevo disco, el público enseguida se encendió como una Falla, porque sabían que detrás vendría la traca. “Caes, caes, caes”, llegó con ese estribillo que nos pone tan en órbita, comenzaba lo bueno sobre las tablas con un Micky Vega que se destrozaba las manos con su guitarra. Y entonces cayó una de esas, que tienen una letra que se te clava como un puñal, “El tiempo no existe”. Canción que nos invita a bailar con su riff central, pero que también nos hace desgañitarnos al cantarla. Morti se mostraba locuaz en todo momento, de hecho, no pudo evitar hablar del acontecimiento que ése día había paralizado España y Cataluña, y nos había dejado a todos sin palabras. Ellos se habían enterado de la noticia de camino a València.

Morti tenía ganas de farra, era noche de rock y no de politiqueos, para eso ya teníamos infumables tertulias y editoriales incendiarias. La canción de amor que nos encanta a los que seguimos al grupo, estaba cerca, el aliento de Morti en cada verso nos devolvía la fuerza que estábamos manifestando. “Llegaré hasta ti”, nuevamente regresando a “Universal”. Volvieron la mirada a su anterior trabajo con “Incertidumbre” y sobre todo, con la poderosa “Sirenas”, en la cual nos hicieron partirnos la voz con el estribillo, en un coro hermanador. Qué canción más buena para el directo, que bien sabe Morti conseguir que el público cante a capela el estribillo. Se ausentaron durante unos segundos para que pudiéramos recobrar el aire, para que tragáramos saliva y nos previniéramos de lo que nos quedaba en ese túnel de emociones que es un bolo de InMune.

Ilumíname” de su primer trabajo, fue un estallido de fuerza, ¡cómo suena esa canción!. “El circo del terror” era una de las más esperadas, y sin duda aplaudidas, aunque a mi nunca me ha terminado del todo. Mis acompañantes no se creían la fiesta que se había creado en un momento, la fuerza que emanaba del escenario y que recogíamos nosotros saltando como canguros en celo. Y para que nos fuéramos a casa con la sonrisa en el alma y ganas de más, “Universal”, canción que da nombre a ese trabajo que les ha hecho subir escalones en su discografía. InMune se marchaban con los deberes bien hechos, y nos dejaban con ese regusto a café del bueno en el paladar. Esperamos, con verdaderas ansias, que también quieran volver a escribir canciones en breve.

Texto: Javier Caro
Fotos: Ainhoa Calvillo

 

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.