Madness Live!

CRÓNICA: Helloween+ Stratovarius sala la Riviera Madrid 15.01.2011

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » CRÓNICA: Helloween+ Stratovarius sala la Riviera Madrid 15.01.2011

Aire de metal se respiraban por los alrededores de la Riviera, la larga cola a las puertas de la qué quizás sea la sala más grande de Madrid hacía presagiar un concierto de esos que los grandes fans no olvidaran nunca, con una afluencia tan grande con gente de todas partes de la península, a pesar de sus tres fechas en nuestro territorio, estos mitos alemanes siguen llenado por donde pasan y los años no hace estragos en ellos.

Pero la noche empezaba con los finlandeses Stratovarius que en esta ocasión nos presentan en directo su recién estrenado Elisyum toda un descarga de autentico power metal de la mejor factura que se pueda conseguir a día de hoy.

Los finlandeses que volvían con Jörg Michael a la cabeza y después de los problemas que la banda a atravesado en los últimos años, esta gira es la  confirmación de la vuelta al buen camino de los finlandeses, no exentos de algún problemilla propio del a giras, en este caso según nos enteramos el set list tuvo alguna modificación debido  a la gastroenteritis de Timo Kotipelto  vocalista de la banda como todos sabéis y viéndose reducido en algún tema y remplazados por algún solo.

Aún con estos inconvenientes fue en directo genial, de una banda veterana que  día a día se gana a pulso su puesto en la  primera línea del metal mundial, para los más fans fue un directo un poco corto y despertó algunas malas caras dentro de la afluencia pero en líneas generales el buen hacer de los finlandeses dejo con buen sabor de boca al publico  perfectamente comprensible con la situación de Timo.

Kiss of Judas fue la elegida para abrir el directo seguida de Speed of light, bajaron el telón  y con un saludo en un español bastante aceptable que sorprendió a muchos de los reunidos y visto claramente que no estaba al 100% , el siguiente tema  Stratofortress  instrumental  para ayudar un poco y evitar desgastes innecesarios en Timo que volvería para seguir con Phoenix , con la que el público respondió como se esperaba teniendo en cuenta que el Infinite es uno de sus discos más populares, seguimos con Winter skies una de las baladas de la noche y perteneciente a su anterior plástico: Polaris,  con esta ya nos imaginábamos que sería un directo  un poco descafeinado y los solo de batería y bajo  que vendrían  a continuación nos lo confirmaron , en la vuelta de Timo nos dejaría la segunda balada de la noche con forever  y para terminar  Black diamond un clásico que con los coros del público simplifico la tarea sobre las tablas, terminando con una gran ovación  y las correspondientes disculpas y promesa  de compensar en su próxima visita.

Fin de los teloneros y era el momento de Hellowen, después de una interrupción que se prolongo quizás un poco más de lo esperado, por las dificultades para desmontar el equipo de Stratovarius y por el propio  lleno de la sala.

Abrían el fuego estos alemanes incombustibles con Are You Metal? en un escenario cojonudo donde resaltaban la batería con 4 bombos de un blanco impoluto  y el atrezo de fondo  con la portada de su último trabajo 7 Sinners dando vueltas como un ventilador gigante, que sumado a un genial juego de luces y espectacular sonido nos presagiaban un directo demoledor;  la siguiente en  sonar fue: Eagle Fly Free seguida de: March of Time, presentadas en un perfecto castellano  y que sorprendió a muchos de los presentes,  era la hora de Sascha Gerstner  y su demostración de habilidad a las seis cuerdas que darían paso a: Where the sinners go  perteneciente a su 7 Sinners al igual que:  World of fantasy  del que solo puedo decir que sonaron francamente bien y hacen honor a la reputación de una banda tan veterana con los Helloween, a continuación  escucharíamos rugir el autobús que  tenían instalado por batería para Dani Löbe , continuo la noche  con: I’m alive , con la velocidad de un tren de mercancías que sería parado de golpe por: Forever and one definida como una canción para las chicas e interpretada  con dos guitarras acústicas por Andi y Sascha con un ambiente enternecedor (palabras de algún melenudo a mi alrededor), continuamos con:  A handful of pain seguido de una nueva intervención en español y donde muchos nos enteramos y entendimos el  notable español de Andi ( el bueno de Andi vive en Tenerife ), después nos deleitaron con una mezcla de: Keeper of the seven keys, The king for a 1000 years y Helloween  y  I want  Out para cerrar con un show divertido y espectacular a partes iguales.

Luces fuera y los habituales bises que abrieron con: Ride the sky, y haciendo la presentación de rigor de una banda qué pocas presentaciones necesita, dándonos detalles de vicios personales como cerveza y mujeres en el caso de  Markus (bajo),  Future world  y Dr. Stein ,cerraban una noche de metal espectacular  y difícil de olvidar para todos.

Vladimir Contreras.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.