Madness Live!

Crónica: GBH + BLADDERS. Gruta 77, Madrid 10/03/17

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: GBH + BLADDERS. Gruta 77, Madrid 10/03/17

BLADDERS

Mientras los rezagados suplicaban por una entrada en la pagina que anunciaba el evento, la sala Gruta 77 colgaba orgullosa el cartel de Sold Out para recibir a los GBH de Birmingham, unos viejos conocidos por estas tierras, que con cada venida que realizan, cuentan con un público fiel que los apoya contra viento y marea, pasen los años que pasen. Antes de que volviera acontecer esta nueva visita de los ingleses, abrieron fuego los madrileños Bladders, un grupo afincado en Móstoles, que aprovecharía para presentar nuevos temas y también a su nuevo batería (con una pegada a considerar). Consiguieron encandilar, así como calentar al respetable, con su trabajado sonido punk de corte melódico facturado en ingles.

A los GBH ya hace tiempo que los venimos tildando de míticos y legendarios, y a eso venían, a seguir demostrándolo, ya que ellos tienen muy claro lo que hacen, con una actitud que le gusta a su público. Se entregaron sin dudarlo lo más mínimo, tanto, que su comienzo de concierto pillo a todo el mundo fuera de juego, sala incluida. Cuando pensábamos que estaban todavía probando sonido, apareció en escena el vocalista Colin Abrahall dando inicio al show, algo que ya hemos comprobado que acostumbra a hacer, quien los hemos visto en múltiples ocasiones. Así que, haciéndonos pestañear y dándonos a entender que la maquinaria ya estaba en marcha, fue entonces cuando la sala rápidamente se apresuro a apagar las luces para dejar sólo los focos del escenario.

GBH

Y a partir de ahí, su clásico set sin fisuras que ya perdura en el tiempo, dejando caer consecuentemente «Race Against Time», «Lycanthropy», «State Executioner» (dedicada a Donald Trump), «Generals», «Self Destruct», «Give Me Fire», «City Baby Attacked By Rats» o «Time Bomb», entre otras.

Gracioso fue el momento anecdótico que tuvo lugar cuando el guitarrista Jock Blyth esperaba a sus compañeros, haciendo sonar entre tema y tema los acordes de la canción «Black Sabbath» de sus otros también legendarios compatriotas de Birmingham, pues entonces, rápidamente el vocalista Colin Abrahall se apresuró a decirle «No, esta mierda no, toca esta otra mierda»  (entiéndase «shit» en la forma cariñosa que tienen ellos de decirlo), arrancando entonces con «Sick Boy».

En definitiva, se acercan a sus 40 años de carrera (se dice pronto), en un estado de forma espléndido sin signos de cansancio ni aburrimiento, lo cual conllevara a que sigamos disfrutando con ellos de estas veladas en el futuro. Así que ya sabes, si fuiste uno de los que se quedó sin poder acceder a la sala, no te despistes para la próxima ocasión y procura no dejar para el final la compra de la entrada.

Texto y fotos: Oscar Torres

 

BLADDERS en Gruta 77:

GBH en Gruta 77:

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.