Madness Live!
Últimas noticias

Crónica: DEWOLFF – GoldMark’s (Stuttgart) – 13/11/18

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: DEWOLFF – GoldMark’s (Stuttgart) – 13/11/18

Se presentaba una noche de las que el que escribe, siente verdadera devoción. Las bandas que intentan recuperar el espíritu de décadas atrás sacando la brocha del stoner, la psicodelia y algunos colores de blues, son estas bandas las que me hacen salir en la gélida noche en Stuttgart, aunque nieve.

El reparto era la banda holandesa DeWolff junto a Dawn Brothers. Los teloneros por temas ajenos y a un contratiempo de tráfico, llegamos con el concierto a punto de acabar y en los últimos compases. Si bien es cierto que el estilo difiere mucho de lo que el público que se congrega para ver la gira “Thrust” de los holandeses, al final de las últimas canciones lograron arrancar aplausos y un aprobado para Dawn Brother.

Tras una espera un poco más larga de la normal, dónde DeWolff tuvieron que reajustar todos los instrumentos para salir con unos 10-15 más tarde de lo previsto. Dicho lo cuál, la banda volvió a hacer acto de presencia para empezar sin más dilación a tocar “Double Crossing Man”, himno inmediato de su último álbum que da nombre a la gira. Hay que destacar que como gira de promoción de la que se trataba, tocaron 5 temas de lo nuevo y con una respuesta del público muy increíble y con la teoría más que aprendida, coreando hasta los solos.

Los hermanos van de Poel junto a Robin Piso a los teclados hicieron que la noche pareciese rápida, muy festivalera y por momentos, hasta estar en el local de ensayo dada la cercanía con la que Pablo trata a sus fans. Es increíble que los holandeses tengan este desparpajo y una autoridad sobre el escenario, quizás sea uno de los motivos por lo que son tan grandes a su corta edad como banda.

Siguieron sonando temas como “Sugar Moon”, “Tired of Loving You” hasta llegar a “Share The Ride”. Me encanta como ese toque más Janis Joplin tiene cabida en pleno 2018. Es para preguntarse porque no hay cabida estos temas y estilos en la música comercial. Si a nadie disgusta y todo el mundo menea la cabeza con ello, ¿por qué no soñar con que algún día ese blues-rock, este rock con olor a medio siglo de desván, por qué no soñar con que haya bandas mediáticas asi? Volvamos de vez en cuando a los 60 aunque sólo sea para quitarnos la nostalgia.

Dio paso al single de “Thrust”, “Deceit & Woo”. Con unas pequeñas consignas al público para intervenir en los coros, aquí Pablo a la guitarra se empeñó en tocar todo el cabezal de su amplificador para sacar matices varios con un solo que rozó el año luz de duración. Empezando por el blues más íntimo hasta llegar a los rincones de la psicodelia más agresiva para dejar en último lugar a que su hermano Luka golpease la batería como un descosido.

Medicine” y “Tragedy? Not Today” siguieron dejando rastro dentro de la atmósfera más vintage posible hasta en los atuendos de alguna parte del público que se sumergió en el rollo del ambiente para creer por algún momento estar reviviendo aquellos maravillosos años. Tras un pequeño descanso de 5 minutos, DeWolff saldría por última vez para tocar y filosofar hasta el infinito sobre el ritmo del tema, para llegar a un punto de desconcierto, pero todo bien esquematizado. “Don’t You Go Up the Sky” puso la brecha a una noche en la sala GoldMarks donde todo el mundo volvió contento a su casa tras casi hora y media de show donde lo mejor es, que haya bandas que apuesten por esto y, por supuesto, que haya un gran número de personas en cada parada de estas bandas. Hay que mantener la llama de la esencia de la buena música siempre activa.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.