Madness Live!

Crónica: 30 Seconds to Mars en Madrid.

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: 30 Seconds to Mars en Madrid.

La palabra para definir este concierto es tarde. Tarde han vuelto, tarde se abrieron la puertas, tarde empezaron los teloneros pero pronto acabaron los Mars.

Con dos horas y media de inexplicable retraso se abrieron las puertas del Palacio de Vistalegre a las miles de personas que abarrotaban los aledaños del recinto y antes de que pudiera entrar todo el mundo, los teloneros You Me At Six ya habían empezado su show, los fotógrafos no pudieron entrar a fotografiar a esta banda por la impresionante desorganización que había, y el resto de prensa tuvimos que esperar casi otros 20 minutos para poder entrar, por lo que cuando llegamos YMAS ya casi habían terminado su espectáculo.

Con la pista del Palacio de Vistalegre a medio llenar (a pesar de haber anunciado SOLD OUT, supongo que habrá importantes restricciones en el aforo), empezaron a sonar las primeras notas de “Birth” el tema que abre “LOVE LUST FAITH + DREAMS”, el último álbum de los de Marte. Al empezar el concierto sobre el escenario veíamos a Tomo a la guitarra y a Shannon a la batería, y a pesar de escuchar la voz de Jared Leto y poder verle en las pantallas, no le encontrábamos con la mirada, al final le vimos, estaba subido a uno de los tres  truss de luces, sobre una plataforma. Una vez terminado el tema, el truss bajó, y el show comenzó.

Una vez abajo Jared Leto, pudimos ver todo lo que el montaje del escenario nos ofrecía, Truss manejados por ordenador que podían ponerse en distintas posiciones, incluso convertirse en pantallas  que junto a la gran pantalla principal que había en el fondo del escenario, formaban un mosaico impresionante.

La actuación continuó con temas del nuevo disco “Night of the Hunter” y “Search and Destroy”, seguida de la afamada “This is War”, que da título a su tercer disco.

A ésta le seguía “Conquistador” un tema también del nuevo disco que hizo corear a todas y cada una de las personas que allí estábamos.

Y a pesar de las veces que han estado por aquí y los intentos de Jared Leto por hablar en Español para caer bien a su público (Cosa innecesaria puesto que si va tanta gente a verle, sobre todo público femenino, no es precisamente por su labia), el caso es que el polifacético artista lo intentó: “Me gusta Spain, me gusta la playa” hasta que su pronunciación le jugó una mala pasada: “Me gusta los chicos”. Ay Leto, ¡Que la  lías!, aunque también hay que decir que después lo arregló proponiendo a todas las presentes hacer unos cuantos hijos españoles lo que, por supuesto, jamás pasará.

La banda continuó haciendo un repaso de su último disco con “Do or Die”,  “End of all Days” y “City of Angels”. Llegados a este punto, el grupo desapareció del escenario para dar paso a un acróbata que con tan solo un aro nos hizo a todos centrar completamente la atención, olvidarnos de cualquier otra cosa y pensar que no todo es imposible, fue sencillamente alucinante. Aunque más alucinante aún fue cuando más tarde, apareció ese mismo acróbata junto a un compañero y sobre un trampolín iban impulsándose uno a otro haciendo absolutas virguerías en el aire.

Una vez terminadas las acrobacias, volvió el líder de la banda al escenario, ataviado con capa y sombrero, y con una guitarra al cuello, se acercó al micrófono que había sobre la pasarela para cantar unos cuantos temas en acústico, reducidos a alrededor de un minuto o minuto y medio por tema: “Hurricane”, “City of angels” (Si, otra vez), “The Kill”, “From Yesterday” y “Kings and Queens” fueron los temas que Leto cantó sólo frente a las más de 10.000 personas que estábamos allí observándole.

Después del parón y del relajo, vino la sorpresa: “Stay”, un tema original de Rihanna que la banda se encarga de versionar. Visto esto no hay duda de la impresionante comercialización del grupo, no se podía esperar otra cosa de ellos puesto que desde hace años van buscando un público fácil que no les exija demasiado a nivel compositivo.

A continuación vino “The Race” y el tema más conocido de la banda “Closer to the Edge”, que despertó a cualquiera que pudo haberse quedado dormido durante los acústicos o el tema de Rihanna.

El grupo se despidió para volver con un bis que está cerrando todos los conciertos de su gira: “Up in the air”, probablemente la canción más enérgica del último disco para la que subieron a cantar a unas 100 personas del público al escenario

Y sobre la banda, qué decir, cuánto han perdido, qué daño les ha hecho la fama, que concierto y actuación más insulsa, insípida… Recuerdo cuando actuaron en la Puerta de Alcalá con motivo de los MTV Ema’s, aquello si fue un buen espectáculo, aunque ligeramente desafinado, hubo saltos, gritos, energía, contacto con el público… Que es precisamente lo que se espera de esta banda que tan potente directo ha tenido durante muchos años, quizás debe ser que empiezan a notar la edad y saltar sobre el público no sea lo que mejor les vaya a sentar ahora mismo, pero de ahí a permanecer completamente quieto una hora y cuarto de la hora y media que duró el concierto (Corto para mi gusto), hay un trecho.

 

FOTO: ROBERTO FIERRO (https://www.flickr.com/photos/robertofierro) (http://www.theconcertinconcert.com/)

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.