Review: Peace – Vista Chino -Napalm Records – 2013.

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: Peace – Vista Chino -Napalm Records – 2013.

Review: Peace - Vista Chino -Napalm Records - 2013.

"Peace" es el primer y único disco hasta la fecha de la banda estadounidense Vista Chino, conjunto que surge de las cenizas de Kyuss Lives! tras perder un juicio sobre los derechos del nombre. Tres de los integrantes son ex-miembros de Kyuss (John Garcia, Nick Oliveri, Brant Bjork), pero el guitarrista, Bruno Fevery, procede de otro proyecto con el mismo vocalista llamado Garcia Plays Kyuss.
 
El resultado es un disco simplemente genial en la línea de Desert Rock a la que nos tiene acostumbrados Garcia (quien ya debía estar cansado de vivir de las rentas, puesto que no sacaba nada original desde 2008), sin dejar de lado las composiciones de Fevery, que sin intentar ser un calco de los Kyuss originales consigue un sonido que si recuerda al grupo de Stoner por excelencia. El trabajo a los parches es impecable, sin demasiadas florituras que nos hagan desviarnos de la inmersión total durante los diez cortes que incluye el disco.
 
El álbum abre con una pequeña introducción instrumental llamada “Good Morning Wasteland”, que nos deja indefensos ante el aluvión de temas de puro Stoner que se avecina.
 
“Dargona Dragona” empieza con un riff de guitarra que recuerda mucho a Kyuss, sin llegar a parecer sospechoso. La batería y el bajo entran de un modo que no acaba de ser típico en el género, dando paso a un tema en el que la voz de Garcia nos evoca inmediatamente aquel desierto con el que nos gusta fantasear cuando escuchamos las composiciones de Josh Homme, lo que demuestra que nadie es imprescindible.
El tercer tema, “Sweet Remain”, es atípico por el registro vocal de Garcia, quien llega a notas más altas de las que suele cantar, dando lugar a una canción en que las melodías van bailando con soltura sobre el colchón rítmico que proporciona Bjork.
 
“As You Wish”  es un corte con un ritmo estrambótico que se balancea con cierta psicodelia, en parte por la densidad a las cuatro cuerdas, rasgo presente en todo el disco pero más concretamente en este tema. Después de los estribillos volvemos a encontrarnos en un limbo sonoro que produce una especie de trance en el que lo escucha.
 
El siguiente es “Planets 1 & 2”, en el que empieza cantando el batería Brant Bjork. En mi opinión es el mejor tema del disco, por los absorbentes riffs y las directas partes solistas que se corean unas a otras, fundiéndose en una masa sonora que no deja de avanzar. Aunque no es técnicamente impresionante tiene todo lo que exige una buena canción del género.
 
El sexto corte es “Adara”, un tema más sencillo con algún toque oriental que hace las delicias de cualquier aficionado al Desert Rock. Hay presencia de guitarras en limpio que hacen un bonito contraste con la distorsión que tienen las bases.
 
“Mas vino” es instrumental y bastante corta, pero el sonido de la guitarra es una maravilla que deja adivinar cierto toque de improvisación.
 
“Dark and Lovely” empieza directamente con Fevery soleando con gracia sobre una base que va haciéndose más familiar al oído según pasan las pistas. De hecho gran parte del tema son solos del guitarrista, intercalando partes vocales que parecen cada vez más distantes
 
La penúltima canción es “Barcelonian”, en la que ya empezamos a reconocer mejor el estilo característico de la banda. Cabe destacar la batería en la parte central del tema, que hace ritmos con más gracia complementándose perfectamente con el resto de instrumentos.
 
El disco cierra con “Acidize – The Gambling Moose”, un corte muy “Fuzz” que pone la guinda perfecta al genial pastel que es Peace. Es como una aventura, con secciones de todo tipo y riffs distorsionados y limpios. La voz suena por encima de la guitarra de forma arrastrada, sonando hipnótica, pero enérgica hacia el final de la canción. La habilidad como guitarrista de Fevery queda muy patente durante todo el tema.
 
En conclusión, Peace es una escucha obligada para cualquier amante del Stoner al que le guste Kyuss, pero teniendo claro que lo que va a escuchar no es un plagio (aunque recuerde en ocasiones), sino que Vista Chino tiene un estilo propio que hace más variado un género que necesita reinventarse de vez en cuando.
 
Texto: Hector Lekuona.

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.