Review: Dead White and Blue – Mary Jane-2013.

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review: Dead White and Blue – Mary Jane-2013.

Review: Dead White and Blue – Mary Jane-2013.

Cuando llegó a mis manos este disco, de una banda que no conocía de nada y con un nombre como mínimo curioso (Dead White and Blue), debo reconocer que era algo excéptico en cuanto al resultado final de este Mary Jane y que no me esperaba gran cosa de lo que iba a escuchar.  Pero me equivoqué y después de unas cuantas escuchas me resulta un disco atractivo y la banda parece muy prometedora y les auguro un buen futuro en eso del Hard Rock, porque si, de eso se trata, de un muy buen disco de Hard Rock clásico.

La banda está formada por Rusell Workman a la voz y a la guitarra, Harry Macleb como segunda guitarra, Mykel Sane al bajo y  Rich Contandino a la batería. Resulta curioso que el disco se grabara en el 2001, justo después de que la banda teloneara a grandes figuras como Iron Maiden, Dio o Korn, pero no ha visto la luz hasta ahora debido a un incidente del cantante Rusell Workman con la justicia (fue atrapado por la policía estatal de Arizona en posesión de drogas y se pasó seis años a la sombra). Según sus propias palabras –La cárcel me sirvió para enfocarme en lo que iba a hacer cuando saliera. La mayoría son obvias, echar un polvo y la más importante de todas, editar este álbum.-   En 2012 se pone al trabajo, rehace la banda y consigue sacar el disco a la luz.

Bien, entrando en materia, diré que el disco se compone de 11 temas de buen hard rock con una excelente base rítmica, acompañada por la ronca voz de Rusell Workman, que más que cantar, recita los textos de las canciones, sobre un fondo de guitarra oscura y ecléctica, la cual se percibe en todos los cortes del disco sin excepción. En general son muy buenos temas, que emocionan al oírlos y te dejan con ganas de más. Es un disco que, claramente, mejora con las escuchas y que a base de oírlo te va enganchando.

El disco empieza con Take, un corte potente y enérgico de muchos y muy variados matices incluyendo al final del tema incluso unos aires que recuerdan bastante la psicodelia de principios de los 70 sin abandonar este hard rock potente que será la marca de identidad de todo el trabajo.

Mary Jane es el tema que da título al disco y quizás es el de los que resultan más pegadizos de los once que contiene, con unos coros bien coordinados sobre una potente base hardroquera. Para mí es un corte ideal para el directo.

Dragonhead es otro tema de puro hard rock, potente y que en algunos momentos, por la guitarra de fondo puede dar un aire lejano a alguno de los temas clásicos de AC/DC.

California es un corte muy parecido en su base rítmica al que le precede en el disco, con un potente riff de guitarra muy efectivo aunque breve.

God Bomb es un tema de puro Hard Rock sin matices de ninguna clase.

Hot Wheels es un corte bastante más melódico que los precedentes que incluye un buen trabajo de batería y también un excelente riff guitarrero. Durante todo el tema se nota un gran predominio de la voz sobre el resto de sonidos.

Rain es un medio tiempo con unas muy efectivas melodías de guitarra que lo convierten en una de las grandes canciones del disco. Una de esos temas que quedan en tu cabeza y acabas cantando casi sin darte cuenta.

Suitcase punk es un corte de punk rock al más puro estilo Ramones.

Soul thief muy hardroquero que en algunos momentos me recuerda vagamente a los primeros discos de Black Sabbath, eso sí salvando la gran distancia que hay entre la prodigiosa voz de Ozzy Osbourne y la quebrada voz de Rusell Workman, quizás el tema que tiene el estribillo más pegadizo del disco.

Let the Dead Tema muy potente con un corto pero efectivo riff guitarrero y donde Rusell Workman se desgañita en una serie de gritos que la verdad le vienen muy bien a la canción.

Burning in Hell es el tema más largo y elaborado del disco, con varios cambios de ritmo a lo largo de sus más de 6 min. de duración que lo convierten en uno de los mas heavys del disco y quizás junto a Rain uno de mis preferidos.

En definitiva, a mi entender, estamos ante un muy buen disco debut para estos Dead White and Blue a los que deseo el mayor de los éxitos en el futuro y de los que espero un segundo trabajo que confirme la buena línea iniciada con este.

 

Nota: 7.5/10.

Déjanos tu comentario