En la foto Ian Gillan y Steve Morse - TNT Radio Rock

En la foto Ian Gillan y Steve Morse

Inicio » Noticias de Rock y Metal » En la foto Ian Gillan y Steve Morse

Esta iniciativa transformada en festival anual comenzó en 2006 y con tal nombre, “Músicos en la Naturaleza”, los organizadores han marcado un sello de notable repercusión que ha alcanzado cotas de público variables en sus ediciones anteriores gracias a la presencia  de artistas internacionales de la talla de Sting, Bob Dylan, Mark Knopler o The Beach Boys.

 

Deep Purple fue indiscutible protagonista con este concierto exclusivo en España que consiguió atraer a 8.500 personas tras tener como teloneros a Bebe y Loquillo, quienes desde las 21 h. fueron programados para entretener (en el caso de la primera) y alborotar con su enérgica banda y sobresaliente chulería (en el caso del segundo) a un disciplinado público en este entorno tan especial.

 

Con más frío del esperado debido al empeoramiento del clima este día, aún sabiendo de la zona donde nos encontrábamos (hubo que  tirar de algo más que una rebequita de verano para abrigarse) y una hora de retraso motivada por algunos problemas técnicos según se relató por el micrófono minutos antes, la gente entró enseguida en calor tras escuchar “Fireball” y empezar a comprobar el estupendo estado de forma que mantiene la voz de Ian Gillan, quien durante una hora y cuarenta minutos fue equilibrando un concierto en donde no todo iban a ser clásicos, si bien fueron los más esperados, Su último disco “Now what?” tuvo como buenos valedores los temas “Vincent Price”,  “All The Time In The World”, “Hell To Pay” y “Above And Beyond”, muy bien recibidos por el público tras la ausencia de material nuevo en siete años y adquiriendo alguno de ellos cierto tinte de tema duradero en el repertorio que mantengan durante los próximos años. Ian Paice tras la batería, Roger Glover en el bajo, Don Airey impulsando el sonido del órgano y sobre todo Steve Morse ejerciendo con el virtuosismo de su guitarra, tuvieron cada cual su espacio y tiempo para hacer que se despacharan los correspondientes y merecidos aplausos por parte del público, como merecida trayectoria incesante a su veteranía al tiempo que por el temple tan mágico que ilustraban con un nítido sonido. No nos vamos a engañar, tener este programa de solos intermedios le viene muy bien a la voz de Ian Gillan para marcharse con la misma casta que le puso sobro el escenario de Hoyos Del Espino, capotazos de armónica incluido. Antes de retirarse para los bises encadenaron “Perfect Strangers”, “Space Truckin´” y “Smoke On The Water” con la añadida pasión y cánticos del respetable, que raro fue no ver por allí presenciando uniformes con las extinguidas siglas de ICONA pues en este tramo del show todo eran recuerdos. Finalmente tras unos minutos de descanso salían de nuevo a escena con el invite al baile de “Green Onions”, después logrando que nos dejáramos definitivamente la garganta con “Hush” y como guinda gracias a “Black Night”, hacernos contemplar como la oscuridad del bello y ahora oscuro lugar recibía toda la iluminación que allí quedó plasmada.

 

Texto: Raúl “Mr.Virus” García

Foto: Elsa Álvaro

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.