Madness Live!

Crónica: U.D.O + Primal Fear + Messenger Sála Penelope Madrid 31/01/2014.

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica: U.D.O + Primal Fear + Messenger Sála Penelope Madrid 31/01/2014.

Crónica: U.D.O + Primal Fear + Messenger Sála Penelope Madrid 31/01/2014.

Horario atípico para la gira de U.D.O. en nuestro país. La cita era de las 17.30h para la apertura de puertas en la sala Penélope, lo que hacía no tener muy claro si durante la espera tomar una cerveza o un café. A pesar de horario ya se podía ver una fila de gente considerable así que las expectativas, al menos en cuanto a afluencia no parecían comenzar mal.
Con un poco de retraso se abrieron las puertas de la sala, nada reseñable, sino fuera porque quizás esos pocos minutos le podrían haber valido a la primera banda para hacer algún tema más, pero la cosa fue así.
Los primeros en abrir la sesión fueron Messenger, los alemanes eran, para mí al menos, unos desconocidos. Con tres trabajos a sus espaldas, nos traen su “true metal”, power metal, con su parafernalia a modo de disfraces.
Con algún que otro problema de sonido y el ya comentado recorte en sus temas el paso de los teutones fue sin pena ni gloria. Si es cierto que ellos lo intentaron, con ganas de agradar, fueron deslizando temas de su último disco “Star Wolf” (2013) y la gente, aunque el interés fue mutuo, no llegaron a conectar.
Los siguientes en aparecer eran los suecos “Bullet”. Heavy más clásico, una banda con mucho “feeling”. Pantalones vaqueros ajustados, cinturones de tachuelas y chaquetas de cuero para sus miembros salvo para Gustav Hjortsjö (batería) y Hell Hofer (voz) que tenía un atuendo estilo Dio años 80 y posturas muy a lo Jack Black en “Escuela de Rock”.
Descargaron temas como “Midnight Oil”, “Rush Our” ó “Full Pull”. Flanqueando a Hofer se encuentran Hampus Klamg (guitarra), Adam Hector (bajo) y Alexander Lybro (guitarra) que se incorporó recientemente a la banda.
Personalmente me gustó lo visto en la hora aproximadamente que duró su concierto, Hofer es más quieto en el escenario, muchas muecas y “cuernos”, pero el hombre la verdad es que no se mueve mucho. Esa tarea queda para los otros tres componentes que están a su lado. También sonaron “Stay Wild”, “Rambling Man”, dejando para el final “Bite the Bullet”, dejando ver al finalizar este ultimo tema la parte de atrás de las guitarras y bajo donde estaba escrito las palabras bite the bullet, una en cada instrumento.
Buen concierto de los suecos que una vez se bajaron de las tablas estuvieron haciéndose fotos con toda la gente que se lo pidió con bastante buen rollo de la banda.
Cambio de escenario, se demoró un poco más ya que hubo que montar el kit de batería, pero los técnicos trabajan rápido y dejaron todo listo para la actuación de Primal Fear.
La banda formada allá por 1997 por Ralf Scheepers (voz) y Matt Sinner (bajo) han sabido mantenerse fiel a su estilo desde sus comienzos. Primal Fear nos dejaron una descarga de heavy contuntente con rasgos de power metal. La voz característica de Scheepers, sigue sonando fuerte y poderosa.
Los alemanes hicieron un buen repaso por su discografía, “Final Embrace” ó “Nuclear Fire” fueron de las primeras que sonaron. Magnus Karlsson y Alexander Beyrodt se encargan de las guitarras, quizás uno de los puntos sino débiles de la banda al menos el que más inestable ha sido durante sus comienzos, sufriendo diferentes cambios hasta la actualidad.
“Unbreakable pt. 2” y “Chainbreaker” formar la mitad del bolo. La gente está realmente encantada con los teutotes que corean temas como “When the Death Comes Knocking”, Scheepers agradece los gestos y llama a continuar igual para los últimos temas, “Bad Guys Wear Black” y la mega coreada “Metal is Forever”. Los alemanes se retiran, estos sin pararse mucho, la verdad, pero creo que la gente está bastante satisfecha con su concierto.
Turno para el plato principal de la noche. Con bastante más gente, unas 4 horas después de que abrieran la sala, aunque no creo que se colgara el “sold out” mi impresión es que debió de quedar poco papel por vender.
Uno de los grandes referentes del metal europeo de los 80. El pequeño gran Udo nos presenta en directo “Steelhammer” (2013) guitarras pesadas y una voz que lleva encima de los escenarios desde 1979. Junto a Udo están en el escenario, Andrei Smirnov (guitarra), Fitty Wienhold (bajo), Francesco Jovino (batería), Kasperi Heikkinen (guitarra), también contaban con un teclista, que no paró de saltar en todo el concierto, pero desconozco a estas horas su nombre.
Comenzaron con “Steelhammer”, “King of Mean” y “Future Land”, empiezan fuerte, con ganas. UDO cobra parte del lógico protagonismo en el escenario, pero a la hora de los solos da varios pasos atrás y los focos se centran en Heikkinen ó Smirnov, según toque.
“A Cry of Nation”, “Heart of Gold”, “They Want War” y “Never Cross My Way” continúan con el espectáculo. Destaco muy positivamente la labor de los ya citados guitarristas, el ruso y el finés, rápidos, limpios en la ejecución y muy interactivos con la gente, lanzando púas a las primeras filas de un público ya de por sí entregado.
Momento reseñable, aunque no tiene que ser necesariamente bueno del todo. Udo presenta “Basta Ya” un tema de su último disco, cantada en castellano, se ayuda de unas chuletas en el suelo para seguir la letra, pero aparte de eso que no más que una anécdota, creo que no soy el único que no entendió casi nada de lo que decía la canción, siendo casi más sencillo entenderle en los temas de inglés. Bueno, supongo que se agradece el gesto, no solo por la interpretación en directo en España en castellano, sino que lo dejara grabado en nuestro idioma en su disco.
Volviendo a la lengua de Shakespeare la gente acompaña a Udo con “In the Darkness”, y “No Limits”. Extienden “Mean Machine” para meter en medio del tema distintos solos de los dos guitarristas, bajo y batería. Dicho así podría parecer pesado, pero lo cierto es que fueron cortos, creo que justamente, ya que fue suficiente para comprobar las actitudes de los miembros, pero sin llegar a ser pesados.
“Metal Machine”, “Go to Hell” y “Timebomb” cierran el concierto de U.D.O., pero no el de Udo Dirkschneider como cantante que se dio a conocer como referente del metal alemán y europeo hace ya más de tres décadas. La banda se retira unos escasos minutos para coger aliento y vuelven para acabar de arrasar la Penélope.
No podían faltar las referencias a Accept, y nos regala “Metal Heart” acogido con gran entusiamo por la gente, muchos de los cuales crecieron con la banda alemana. Algo mejor? Pues si, si les gustó “Metal Heart”, “Balls to the Wall”, posiblemente el tema más conocido de Accept fue la apoteosis.
Y para acabar de redondear una jornada que había empezado hace varias horas y tres bandas, Udo nos deja “Fast as a Shark”. Si “Balls to the Wall” es un tema poderoso y contundente, “Fast as a Shark” es rápido y fuerte sonando igual que hace años, con la voz maestra e inconfundible de Mr. Dirkschneider. 
Gran concierto de heavy de marca alemana que hizo las delicias de los más jóvenes y más viejos que allí nos encontrábamos. La banda recibió una calurosa ovación como muestra de agradecimiento, seguro de que Udo y sus chicos tomaron buena nota de en donde se vive el metal con gran intensidad.
Visto lo visto, al teutón afincado en Ibiza le quedan muchos años para seguir descargando esa voz y seguro que España es y será uno de sus lugares favoritos para continuar con su heavy metal.
 
Texto y fotos: Ignacio Criado
 

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.