Crónica Resurrection Fest 2013

Inicio » Crónicas de Conciertos y Festivales Rock y Metal » Crónica Resurrection Fest 2013

Una vez más llega Resurrection Fest a Viveiro (Galicia), un gran festival que ha acogido calurosamente a más de 50 bandas de música locales e internacionales durante los días 1, 2 y 3 de Agosto.

Los primeros asistentes se apresuraron a las puertas del recinto para ver a 1906, la banda con que daría comienzo el festival el jueves 1; aunque como era de esperar, el calor pudo con los más perezosos, que siendo el primer concierto a las 3 de la tarde decidieron esperar en sus tiendas de campaña un rato más hasta que llegara el momento de ver a Mutant Squad, un grupo de Galicia que repartió tralla en su concierto del tour Titanomakhia.
A continuación Against The Waves, ganadores del concurso de bandas,
un grupo de metal melódico electrónico que nos presentó su nuevo proyecto “The Golden Hive” sonó en el escenario principal de Monster. La gente se iba preparando para The Casualties, pero por el camino grupos como Switchtense, Bastards On Parade o Escuela de Odio iban caldeando el ambiente, poniendo a punto a la gente para la gran sacudida punk del grupo neoyorkino. Jorge Herrera irrumpió en el escenario, derramando una cervecita por encima de sí mismo, dando envidia a los más cerveceros y a los que aún estábamos sin palabras por estar viendo las asombrosas crestas de los integrantes de la banda.

A estas horas de la tarde el volumen de gente había crecido considerablemente y muchos se dirigían al escenario Monster donde a las 21:25 iba a dar comienzo uno de los grandes de la noche, Trivium, una banda de heavy metal procedente de Orlando, que consiguió llenar más de la mitad del recinto. Los que estábamos en primera fila soportábamos en nuestras espaldas el peso de cientos de personas histéricas, aunque este sufrimiento no duró mucho, en la segunda canción las vallas que separaban a la multitud del foso estuvieron a punto de vencerse  hacia delante y el concierto se detuvo. El pobre Matt Heafy, por ser la voz cantante tuvo que improvisarse un discurso de despedida, o mejor dicho de hasta luego, porque a los 20 minutos se retomó el concierto con “Down From The Sky”, uno de sus grandes temas del que muchos no pudimos llegar a disfrutar totalmente porque aún estábamos pendientes de que las vallas no volviesen a ceder y se produjese una avalancha; aunque poco duró este miedo, en la siguiente canción la gente se volvió loca de nuevo y continuaron las embestidas.

Esto solo era un aperitivo para lo que estaba por venir. A las 23:10 era el turno de Madball, un grupo de hardcore punk ochentero al que muchos de los presentes deseaban ver, que dejó el listón bien alto y con el que el público disfrutó muchísimo a pesar de que muchos abandonaron su concierto antes del final para dirigirse al escenario Monster, donde Lamb of God estaba a punto de salir al escenario a romper con todo, quienes empezaron fuerte con temas como “Desolation”, “Ghost Walking”, “Walk With Me In Hell” o “Set To Fail” dando uno de los mejores conciertos del festival, bajo mi punto de vista. La gente estaba verdaderamente animada y muchos reservaron fuerzas durante todo el día para este concierto.

Sin a penas darnos cuenta acaba el primer día de festival y llega el viernes 2, CVLT, Noiseast o For The Glory iban abriendo paso al día tan magnífico y cañero que nos esperaba. Nos dirigimos al escenario Arnette y ahí estaba Violent Eve, un grupo que nació en 2009 en Madrid y quienes cada vez sobresalen más y atraen a un mayor número de seguidores. A pesar del ridículo tamaño de su escenario tuvieron una gran puesta en escena, al igual que Vita Imana, quien a continuación tocaría en el escenario principal, motivando a la multitud entre otras cosas por el magnífico directo que caracteriza a cada uno de los componentes del grupo. Javier Cardoso, el vocalista se integró entre la marea negra de heavys, algo que nadie se esperaba y que compensó a la escueta media hora que pudieron tocar.

Paralelamente en los escenarios Arnette y Jägermester tocaron Down Of The Maya y los Lendakaris Muertos, las letras de estos últimos eran voceadas por una cantidad importante de gente (la que la carpa permitía abarcar) que no quitaba ojo al loco y natural Aitor Ibarretxe que nos cautivó con algunas de sus canciones ya hechas himnos como Oso Panda, Esto no es Punki o Centro Comercial.

Saltamos al escenario grande para hablar de Exodus, uno de los platos fuertes del festival, que nos dejó temas como “Strike Of The Beast” o “A Lesson In Violence”, con un estilo más thrash y saliéndose de la tónica general del festival, ofreció unos de los mejores conciertos del fin de semana), posteriormente bandas como Comeback Kid también agrupaban a miles de personas en un gran concierto, o el plato fuerte del viernes, los grandiosos Slayer que tocaron todos sus clásicos transformando por completo al público de esta 8ª edición del Resurrection Fest en mareas negras, salvajes y frenéticas ante la estupenda puesta en escena de Kerry King, Tom Araya, Paul y Gary. Creo que en la mente de más de un fan estaba aún presente Jeff Hanneman, pues hace solo unos meses que nos dejó, pero aún su presencia se queda en canciones como “Angel Of Death”, los propios miembros del grupo le rindieron homenaje cuando el telón de fondo cambió dejando de ser el típico de Slayer y dando lugar a uno distinto en recuerdo de Hanneman. Para los más trasnochadores, o mejor dicho para los que todavía tuvieran fuerzas aún quedaba por ver tocar a The Exploited, Millencolin o Display Of Power, un tributo a Pantera que consiguió dejarnos totalmente satisfechos.

Amanece el sábado 3 en Viveiro y presenciamos los conciertos de Blast Off, Exodia, Blowfuse, Wolves Are Coming, Rise To Fall, Horn Of The Rhino, Día De Los Muertos éstos últimos venidos desde México para ofrecer un intenso concierto. Los siguientes en nuestra lista eran los Barceloneses Crisix, quienes tocaron en el escenario principal on una brillante puesta  en escena, muy cercana al público que nos animó a la mayoría. Tocaron temas como “Ultra Thrash”, para el que subieron al escenario los enormes Guillermo Izquierdo de Angelus Apatrida y Pla Vinseiro, cantante de Mutant Squad y nos animaron en más de una ocasión a hacer enormes circle pits. Quince minutos después era el turno de Toundra, el cuarteto musical madrileño que no deja de crecer y que ya hemos visto en otras ocasiones este mismo verano en distintos festivales. Más tarde sería el turno de I Killed The Prom Queen, una banda de metalcore que se ha vuelto a reunir recientemente y ya tiene nuevos proyectos para 2014.

Killswitch Engage ya está preparado para la sacudida metalcore, que nos sorprenderá con temazos como “The Hell In Me”, “In Due Time” o “My Curse” que animarán muchísimo al público; por diferentes puntos del recinto había varios circle pits, sobre todo en las canciones más conocidas.  También sonó el tema “No End In Sight”, el cual Jesse Leach, cantante, ha reconocido (en una entrevista pasada) que es uno de sus temas más flojos y quizás no es la mejor para tocar el directo.

Para cerrar el festival aún quedaban dos platos fuertes,Bad Religion y Black Flag, bandas de punk con las que la gente conectó desde el primer momento y que sin duda nos dejaron con ganas más. Ámbas bandas son de Estados Unidos y tocaron  entre otros, sus temas más reconocidos, como “True North”, “21st Century”, “You” o “American Jesus” en el caso de  Bad Religion.

Muchos aprovechábamos los huecos entre conciertos para acercarnos al centro del recinto, donde estaban los chicos y chicas de Jagermeister repartiendo chupitos y dando regalos durante la tarde, también a las diferentes zonas donde algunas bandas firmaban, o a la zona del merchandaising donde había bastante variedad de artículos, o en el caso del puesto oficial del Ressurection Fest, donde podías comprar ropa que quedó prácticamente agotada el primer día.

Algo a favor del festival  es que generalmente no había muchos solapamientos entre grupos, salvo expcepción, que permitía disfrutar de casi todos los conciertos en que estuvieses interesado.

Había suficiente variedad de puestos de comida a precios bastante asequibles, y como punto negativo he de decir que o yo no encontré la zona “Chill Out” o … no había, pero dicho sitio sí aparecía en el mapa del recinto.

No obstante, me voy a casa con una buena impresión sobre este festival, lo he disfrutado mucho, me he comprado un montón de cosas y me ha encantado, sobre todo, conocer nuevas bandas aparte de haber tenido la oportunidad de conocer personalmente a los miembros de bandas como Exodus, Sylosis o Killswitch Engage, además de integrantes de bandas como Angelus Apatrida o Soziedad Alkoholika, bandas veteranas de este festival que este año no han tenido hueco en el cartel.

El año que viene nos volvemos a ver, Viveiro.

Resurrection Fest 2013.

TEXTO: ELIZABETH DEPTA
FOTO: RUBÉN NAVARRO

Déjanos tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.