WINERY DOGS, a su paso por Madrid nos dejaron un show incontestable

Inicio » Crónicas de conciertos » WINERY DOGS, a su paso por Madrid nos dejaron un show incontestable

Con su segundo disco debajo del brazo THE WINERY DOGS pasaban una vez más por la capital española para presentarnos las canciones de esta segunda entrega de larga duración, en una cita que como ya sucediera en 2013 colgó el cartel de no hay billetes con un par de semanas de antelación.

La larga fila a la entrada de la céntrica sala Joy Eslava de la capital española hacía presagiar una noche con un ambiente increíble, ya a primeras horas de la tarde se podían ver los primeros fans guardando sitio en un afán curioso de conseguir una primera fila para estar unos centímetros más cerca de sus héroes musicales.

Winery Dogs (42 de 222)los encargados de abrir esta gira de los americanos son los británicos INGLORIUS que actualmente están promocionando su primer disco “Inglorius I” el cual estará disponible desde el 19 de Febrero vía Frontiers records. Una propuesta de hard rock que como toda formación desconocida ha de ganarse el respeto del público con el buen hacer sobre el escenario, INGLORIUS arrancaron su show de la misma forma como arranca su disco (muy recomendable)  con “Until I Die” y ” “Breakaway” canciones con los qué ya arrancaron los primeros aplausos y comentarios favorables dentro del respetable, un público algo frío e impasible en estos primeros compases del show, con el cover de Rainbow  “I Surrender”  el público entro en el show y pudimos apreciar a la banda un poco más relajada, rock adn roll sin muchos adornos pero con una potencia vocal a cargo de Nathan James que convenció a todos los presentes,  con el segundo cover de la noche “Lay Down Stay Down”  de deep purple  consiguieron una buena remesa de nuevos fans, sobre todos los más veteranos y sabedores de la calidad y dificultad de ejecutar correctamente estos temas.

Winery Dogs (41 de 222)45 minutos y once canciones de una banda que pese a tener poco recorrido como tal demuestra una madures y un sonido muy trabajado y bien definido, el bajo de Colin Parkinson sonó especialmente atronador y pese a algunos problemas con las guitarras nos dejaron un aperitivo increíble para lo que sería un  nuevo clinic de los perros de bodega.

Minutos antes de las 21:30 daba inicio un nuevo show del súper grupo WINERY DOGS, en una sala hasta los topes  con una variedad de público increíble demostrando así que sí la música es buena el público acude, da igual si vas con chupa de cuero o con jersey de punto.

Para esta visita la banda ya anunciaron que no incluirían temas que no fueran suyos y así lo dejaron claro con el inicio de su show con “Oblivion” y “Captain Love“, temas que también abren su nuevo disco y con las que el público entro de lleno en el show, una puesta en escena que  hace gala del gran adagio “Menos es más”,  y es que este power trío llena por completo el escenario sin necesidad de florituras, “Hot Streak“, “How Long” y “Time Machine” continuaron con un concierto en el que cada componente demostraba por que el calificativo de super grupo se puede aplicar sin miedo a WINERY DOGSRichie Kotzen y su voz dejaron con la boca abierta a más de uno, con tonos al alcance de pocos y su habilidad para tocar sin púa, para disgusto de los coleccionistas.

Winery Dogs (158 de 222)El clímax del show llego con el tema acústico de la noche “Fire” donde Kotzen nos dejo una interpretación intima y cercana que llego especialmente al corazón de alguna chica que demostraba su amor por el cantante a gritos, cosa que arranco una sonrisa del tímido músico.

Pero el vocalista no sería el único con oportunidad de demostrar sus habilidades, tanto Portnoy como Sheehan tuvieron su momento para disfrute de los seguidores, con un solo de batería atronador en el que sin ser demasiado extenso quedo claro porque es uno de los batería más reputados del mundo, por su parte el bueno de Billy se despachó a gusto con su clásico bajo de jazz azul, pese a los problemas con parte de su equipo por los que no término de encontrarse a gusto en el escenario por el sonido, nada que impidiera dejar con la boca abierta con la velocidad y técnica que demostró.  Un solo que pese a ser algo largo a nadie le importó, a juzgar por las caras.

Winery Dogs (121 de 222)Después de los esperados solos, la banda encaró la recta final del show con “Ghost Town“, “I’m No Angel” y “Elevate” siguiendo la linea de intercalar temas de sus dos discos , a estas alturas del show el clinic de hard rock ya estaba prácticamente dado, con todos los elementos en su sitio, y un banda que no defrauda, una producción pensada en hacer disfrutar a los seguidores con luces geniales(que la banda lo grabe en vídeo a lo mejor influye en esto último), sin el desagradable humo y un sonido que salvo detalles estuvo a la altura de las expectativas, los bises vinieron con “Regret” y “Desire” de su primer disco y que gran parte del público coreo a la para que los tres músicos, dejando  el escenario entre los aplausos y ovaciones de los asistentes.

Hablar de Richie KotzenMike Portnoy y  Billy Sheehan es poner en la mesa el respeto dentro del mundo musical, y con shows como el que nos ofrecieron son el motivo por el cual sus WINERY DOGS están funcionando tan bien, una clase magistral de buen rock en el que ninguno de sus componentes está por debajo de sus posibilidades y aprovechan ese buen hacer para dejar conciertos demoledores.

 

Winery Dogs Set list:

Oblivion
Captain Love
We Are One
Hot Streak
How Long
Time Machine
Empire
Fire
Think it Over
The Other Side
Ghost Town
I’m No Angel
Elevate
Bises:
Regret
Desire

Inglorius set list:

Until I Die
Breakaway
I Surrender
High Flying Gypsy
Bleed For You
Warning
You’re Mine
Holy Water
Lay Down Stay Down
Girl Got A Gun
Unaware


Déjanos tu comentario