Últimas noticias

Satan – Atom By Atom (Listenable Records)

Inicio » Críticas de Discos » Satan – Atom By Atom (Listenable Records)

Satan - Atom By AtomPasadas ya unas décadas, la NWOBHM sigue dando alegrías a muchos parroquianos. No debemos olvidar que de ese movimiento salieron grupos como Iron Maiden o Venom, pero más allá de esos grupos archi-conocidos, hay una enorme cantidad de bandas que quedaron en segundo plano. Por supuesto hablo de Raven, Diamond Head, Tokyo Blade y… entre otros muchos, Satan.

Satan en 2015

De izquierda a derecha: Steve Ramsey, Russ Tippins, Brian Ross, Graeme English y Sean Taylor.

Satan es un nombre que no se olvida. Si eres un amante del heavy británico, estos macarras de Newcastle te tienen que tener sorbido el coco. Y no es para menos, porque Satan tienen lo que muchos de sus contemporáneos adolecían de no poseer: personalidad. Porque vale: puedes sacarles parecido en las guitarras con Iron Maiden, pero en esencia, incluso en esa forma de sacar melodías son drásticamente diferentes a ellos. Satan son Satan, y por bastantes cosas han pasado desde que se fundaron allá por 1979 como para que venga ahora un “don nadie” a ningunear su identidad. Pueden gustarte o desagradarte, pero difícilmente te van a dejar con la sensación de haber escuchado a “unos más de la NWOBHM“. Para nada.

Y regresando a lo anterior, me repito: por demasiadas cosas han pasado ya como para tener que demostrar nada a nadie a estas alturas: rupturas, cambios de alineación y de nombre incluso… de todo, vamos. Y desde que regresaron en 2011 al ruedo (gracias a la nueva oleada revival del heavy clásico), no satisfechos con mantener el tipo, se superaron. Y es que su Life Sentence (2013) fue una pasada, pero resulta que su nuevo Atom By Atom no queda atrás. El nuevo retoño de Satan lleva una semana en la calle y ya hace estragos, amigos.

Canciones como RuinationThe Devil’s Infantry, Fallen Saviour o Ahriman son buenos ejemplos de la nueva edad de oro en la que están embarcados Brian Ross y cía. Y estas canciones las menciono por poner ejemplos, porque el disco entero destaca por tener un nivel bastante parejo entre todos sus tracks. No hay relleno ni temas comerciales ni power-ballads… ¿Para qué? Tenemos buenas guitarras; cargadas de efervescencia y mala baba, coros durotes, algún agudo para rasgarnos los oídos y notables progresiones a lo largo de las partituras.

Cuando un grupo tiene auténticos deseos de hacer música, se nota. Y en el caso de Satan salta a la vista, porque te das cuenta en lo retorcidos que suenan sus riffs, en el arrojo con el que se lanzan Russ y Steve al clásico “duelo de solos” y las tablas con las que Brian Ross ataca al micro. Tienes que darte cuenta sí o sí. Nada queda al azar, incluso el trabajo de producción es impecable; todos los instrumentos suenan en su sitio y con nitidez, pero eso sí: con cierto toque oxidado, como con una sutil capa de herrumbre y polvo que dejan un regustillo especial en el paladar. Sabe a… ¿cómo definirlo? a Old-School, a clásicos incomprendidos, a titanes del under salidos del pozo anteayer mismo.  Y es que Satan no son el típico grupo cabeza de cartel, son más bien la banda de los nostálgicos, de los enfermos de la más oscura NWOBHM… de los metal-heads clásicos, ¡leñes!

Resumiendo: que Atom By Atom, el disco que hoy nos ocupa, es un enorme sucesor del Court In The Act (1983) y el más cercano Life Sentence. Con unos Satan (su formación clásica, por cierto) rejuvenecidos, sobre todo Brian Ross, por el cual parece que no pasan los años, al menos en sus cuerdas vocales, que es donde realmente importa en un cantante. Los de Newcastle viven una segunda edad de oro (si es que puede decirse que tuvieran una primera de verdad…), espero que les dure.

Disco sobresaliente, de esos que te pinchas y te los acabas escuchando enteros sin casi darte cuenta. Una pasada. Toda una sorpresa que a alturas del 2015, cuando “los grandes” parecen venirse abajo, los que han tenido peor suerte, un camino más difícil, sean los que levanten el Heavy Metal Clásico. Privilegio poco merecido, pero que nos alegramos de tener ¡Grandes Satan!

Atom By Atom fue producido bajo el sello Listenable Records, y la portada corrió a cargo de Eliran Kantor, artista cada vez más famoso en la escena metálica por sus trabajos en Testament, Sigh, Iced Earth, Soulfly o Sodom entre otros muchos.

Facebook Oficial de Satan


Déjanos tu comentario