Review – WHITECHAPEL – Mark of the blade – 2016

Inicio » Críticas de Discos » Review – WHITECHAPEL – Mark of the blade – 2016

Whitechapel

Sexto disco de los de Knoxville. Quizás, el deathcore se ha visto encasillado en los mismos postulados de siempre. Abusar de los mismos patrones, canciones idénticas, repertorios cansinos y blast beat hasta en el padrenuestro del género, personalmente me hicieron perder demasiadas ganas en este apartado de la música. Hace unas tres semanas que empecé a escuchar este ‘Mark of the blade’ de los americanos Whitechapel. El disco salió el pasado 24 de junio a través del sello Metal Blade y producido por Mark Lewis.

Las primeras escuchas tengo que decir que me cautivaron. Parecía ser que el grupo había progresado en el género e iba quitando el mal gusto de por ejemplo, los últimos disco de Converge o Hatebreed. Haciendo una revisión de la discografía del grupo, notas que Whitechapel no es nada de lo que era al principio. Madurez musical bienvenida. Salvo ‘A new of corruption’, el resto chirría.

La marcha empieza con “The void”. Conserva ese ritmo pegadizo aunque dejando la idea clara de lo se pretende a medias. No olvidar lo pasado pero accesible. Más pegadizo que de costumbre aunque conservando los toques trash. No es nada del otro mundo pero de apertura es bienvenida. El orden de las canciones son una marca de merchandising al fin y al cabo. El disco continua andando hacia su tercer corte con “Elitist ones”. Arrastrando la monotonía desde el principio del disco, aunque es a partir de aquí cuando el disco va cambiando hacia esa variación del deathcore comentado anteriormente.

Paramos un rato en “Bring me home“. Estamos en el Everest del disco. Parece un descarte de los buenos de Tool. Si eres fan de la banda de Maynard y cia, esta canción te llega al instante. Encima le meten un solo limpio y sin miramientos a la esencia del disco para darle el toque hard rock clásico. Impensable encontrar este corte en el disco pero por eso, las sorpresas así hacen que un disco merezca la pena tanto.

Con “Tremors” ya ha evidencia de cambio. Más consumado y madurado, estamos ante una muestra de la dirección en la que Whitechapel quiere marcar estilo o lo pretender al parecer. No sé si será la idea de la banda, pero al menos les ha salido más de medio disco con cierta calidad impensable anteriormente. Ahora hacemos otra vez más una parada obligada. “Brotherhood” con ese toque acústico y en plan epopeya histórica. Una instrumental bastante lograda y con cierta hermosura, acabando en una línea de piano que recuerda en la lejanía a las canciones de años 80 en el cine giallo. El disco va terminando hasta “Decennium” asemejándose en cierta medida a grupos como Slipknot. Retractores o no, el disco que se han sacado de la manga los de Knoxville no tiene mucho que ver con sus antecesores y personalmente, lo agradezco. Prefiero ver un disco trabajado a un disco aburrido y repetitivo.

Acabas de escuchar el disco con las ganas de decir: “No se me ha hecho cansino. Es más, voy a volver a ponerlo y esperar a que salga alguna oferta para poder comprarlo”. Como todo no va a ser bueno, quizás a los acérrimos al deathcore les va a parecer un tanto rebajado el disco. Esperas escuchar sonidos crudos y agresivos en cada rincón del compás pero claro, renovarse o morir. Allá cada uno si quiere escuchar lo mismo en todas las discografías de sus grupos o desea ver una evolución, ya sea positivo al gusto o no. A veces, dar un pasito atrás te lleva a muchos saltos haciendo adelante.

Tracklisting:

01. The Void
02. Mark of the Blade
03. Elitist Ones
04. Bring Me Home
05. Tremors
06. A Killing Industry
07. Tormented
08. Brotherhood
09. Dwell in the Shadows
10. Venomous
11. Decennium

Componentes de Whitechapel:

Phil Bozeman – Voz
Ben Savage – Guitarra
Alex Wade – Guitarra
Gabe Crisp – Bajo
Zach Householder – Guitarra
Ben Harclerode – Batería

Web oficial


Déjanos tu comentario