Review; SIROLL! – “Més Llenya!” (Blood, Fire Death Records)

Inicio » Críticas de los últimos Discos de Música Rock y Metal » Review; SIROLL! – “Més Llenya!” (Blood, Fire Death Records)

sirollNo es ningún secreto que los chicos de Blood, Fire, Death Records se están convirtiendo en uno de los referentes discográficos de metal extremo de este país de paletos donde lo que brilla en las emisoras simplemente suele ser mierda. Esto se lo están cerrando gracias a discos como este intenso y brutal “Més llenya” de los chicos de Siroll! un grupo que viene debajo de su ala, y que desde el primer compás nos dan una lección de lo que es un disco brutal, su tercer trabajo después de “Predica el mal” y “Aniquilació

Y lo que mas me gusta de este disco es que Siroll! ha metido en un disco la máxima expresión de mala hostia, velocidad endemoniada, y un sin fin de brutalidad en 24 minutos y treintaiseis segundos, cuidando cada riff, cuidando que cada tema no suene igual que el anterior, y sobretodo que cada tema sea jodidamente adictivo.

Ya desde el primer encuentro con el disco sabes que la escuela de este grupo se asemeja en estilo a grupos como Vader, Sinister, o Cannibal Corpse, y es que es muy difícil demostrar mas brutalidad sin ser explícito, con el hacha llena de sangre en la leñera…. chicos, si sacáis camisetas YO QUIERO UNA!

Después tenemos los temas. Sospecho que el sonido Djent y el Hardcore o el brutalcore es algo inherente a la escucha diaria de estos músicos, pero si precisamente destaca este disco es por tener ese perfil menos presente y perfilar un caracter propio y distintivo desde la primera escucha. Por otra parte, aunque lo señalo como una cosa meramente anecdótica, el grupo canta en catalán, aunque por el nivel de uso de los grunts en las líricas, si cantasen en bieloruso, tampoco se notaría en exceso. También se apartan en este sentido de grupos mas americanos por la fuerte presencia en las letras de la critica social

En el arranque, y de forma ardiente tenemos “Mes llenya al foc” un brutal y afilado tema donde encontramos a su vocalista Gou, ejercitando unos cavernosos guturales combinados, con un grupo que hace de la presión volumétrica que alcanza su sonido grueso y desmadre decibelico como su seña de identidad. Increiblemente denso, e increiblemente pegadizo este tema que te volara la tapa de los sesos sin problema, mientras haces un mosh pit en el salón de tu casa.

Más cadenciada, pero igualmente brutal tenemos “Dret I deure“, un tema de estructura mas orientada hacia los sonidos death metal, conjugando partes mas lentas con partes mas duras y rápidas, al son de los blastbeats brutales de Albert.

Següent” es simplemente un ejercicio de rabia y velocidad que no puedo imaginar como debe sonar en directo y con un publico en un wall of death. Es el tema mas cercano al brutalcore o al groove metal , aunque tiene un adictivo y metálico estribillo central que te magnetiza rápidamente y le da un punto mas melódico, gestionando también unas líricas mas limpias.

Races perilloses“, también es una canción rabiosamente rápida, tal y  como un tiro llega al cerebro. La estructura tiene toques crossover y death metal muy en la escuela Vader.

Al igual que el tema anterior en el éxtasis central del tema tenemos un estribillo de alma maideniana que tamizada por los sonidos mas extremos dan un curioso toque al tema. Full Headbanger.

País de merda“… bueno, con un titulo así no te puedes esperar otra cosa que una canción de inmenso carácter, líricas muy al estilo de los Soziedad Alkoholika, pero con unas melodías afiladas y oscuras.

902“: es otro ejercicio de violencia sonora en cápsula de vía rectal rápida… y muy concentrada.

Poc rock” tiene un alma ciertamente parecida al sonido que en su día tenían Sepultura del “Beneath of remains” aunque sin duda aquí Siroll! llevan un paso mas influenciado por sonidos mas vanguardistas.

Malvinguts” cierra el disco de la única manera que el grupo podría cerrar el disco: con unas rítmicas frenéticas acompañadas de la mas rabiosa y gutural lírica, es en la parte que aparentemente guía el tema en un segundo plano, donde encontramos una diferencia en las típicas canciones de brutalidad sin ton ni son. Hay melodía y ritmo, hay influencias Hardcore, pero a pesar del salvajismo inherente la canción tiene el toque justo para disfrutar de una buena dosis de headbanging.

He de reconocer que el disco me ha gustado mucho; evidentemente no es un disco para todos los públicos, ni siquiera para ciertos sectores hardcore; el nivel de violencia y salvajismo tónico rompe los termómetros mas avezados, pero eso mola y se sale de la línea imperante.


Déjanos tu comentario