Review – OPETH – Sorceress – 2016 – Nuclear Blast

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » Review – OPETH – Sorceress – 2016 – Nuclear Blast

La banda sueca está definida para ser devorada a base de cuchillo, tenedor y con conocimiento de causa. No es un trozo de carne para comer con los dedos y dejarte trozos pegados al hueso. Creo que es la banda más original que existe desde hace muchos años en el mundo del metal. Son perfectos en la ejecución y lo importante, en la composición. Si uno va caminando por su discografía de principio a fin, aquellos tiempos más duros han ido puliéndose a trabajos muy ingeniosos y con olores a demasiados palos musicales.

Sorceresses un disco flojo, curioso y sobresaliente. Ya depende de lo que cada persona busque en la música. Empezando a coger el disco, ”Persephone” parece querer dar inicio a la batalla con un prólogo acústico narrado por la voz de un niño que no va mucho más allá que un simple prólogo pero en un conjunto parece ser el acertado. Si bien es claro, los discos de Opeth hay que comerlos como un todo y no en ingredientes sueltos.

Le sigue el adelanto del disco como single. “Sorceress” es un resumen de lo que un seguidor de la banda espera. Esos ritmos a base de doom y el siempre presente progresivo. Trabajo indiscutible el órgano de Joakim Svalberg. Siguiendo en el camino, “The Wilde flowers” es como la continuación de la anterior que va difuminándose lentamente a un ritmo pausado que incluso parece una canción de Fleet Foxes pero de repente te sueltan una descarga con un riff distorsionado que te devuelve al mundo sueco.

Will o the wisp” es un recuerdo a ‘Damnation’ con el toque más acústico en la trayectoria de la banda. Como buena mezcla de géneros, Opeth recupera el death metal en la siguiente canción haciendo de “Crysalis” una delicia. Cuando muchos daban por perdido el espíritu más duro de la banda, el grupo liderado por Mikael Akerfeldt se saca de esa imprevisibilidad una joya de las suyas. Hace discos que no se escuchaba una canción así.

Con “Sorceress 2” lo primero que me viene a la mente es Pink Floyd. Si esa es la referencia que uno rescata de la canción, pues todo está dicho. Este disco no supera claramente a aquél ‘Dark side of the moon’ pero es el equivalente para Opeth. Esta segunda parte es el resultado de esas acústicas de Page y el folk de los años 60. Seguimos con el bueno de Jimi Page y si se recuerda de la canción “No quarter” pues no hay mejor manera de describir “The seventh Sojourn” salvo que aquí no tenemos voz alguna. De alguna manera, sirve de preámbulo para “Strange brew”. Inicio similar para ir desembocando en una de las canciones que más me han impactado desde un inicio con la banda. Personalmente creo que es la mejor canción del disco y sin duda la piedra angular de toda la banda en el estudio. Con ésta hemos vuelto a las canciones con sus ocho minutos que tanto han dado estos señores.

A fleeting glance” regresa al folk medieval con la introducción pero de repente alguien ha tocado la puerta del St. Peppers Lonely Hearts Club Band en algún momento de composición de la canción sin duda. “Era” es un libro auditivo de cómo un teclado puede hacer preciosidades en un grupo de metal progresivo para aprender un poco de lo que en Deep Purple te hacía el Sr. Lord. Junto al epílogo “Persephone (Slight return)”, es un cierre al disco más redondo desde que se hiciera ‘Ghost reveries”. El tiempo dirá si está arriba o debajo junto a ‘Still life’ pero lo que se saca en claro que de Opeth te puedes esperar todo y nada a vez. Te puedes esperar un gran trabajo sin duda y no puedes saber nada de lo siguiente qué va a hacer. ‘Sorceresses una maravilla de principio a fin.

El disco será lanzado por Nuclear Blast a través de la discográfica propia de la banda llamada Moderbolaget Records. El cantante y guitarrista Mikael Åkerfeldt ha sido el compositor de todo el disco.

Tracklist:

01. Persephone
02. Sorceress
03. The Wilde Flowers
04. Will O The Wisp
05. Chrysalis
06. Sorceress 2
07. The Seventh Sojourn
08. Strange Brew
09. A Fleeting Glance
10. Era
11. Persephone (Slight Return)

 

 


Déjanos tu comentario