REVIEW: BLISTERHEAD “Tumbling Down” (CRAMADA RECORDS 2015)

Inicio » Críticas de Discos de Música Rock y Metal » REVIEW: BLISTERHEAD “Tumbling Down” (CRAMADA RECORDS 2015)

10Blisterhead es un combo de punk rock afincado en Göteborg y fundado en 1999 que nos trae un LP, este “Tumbling Down” que no se muy bien por donde enfocarlo para nuestro público. No son nuevos ni mucho menos, su primer disco es del 2003 “Punk Royal“, del que luego seguirían otros cuatro disco incluyendo este “Tumbling down” de 2015.

Vayamos por partes como diría Jack el destripador: el sonido punk que nos trae Blisterhead se basa claramente en grupos como Rancid, Millencollin algunas gotas del british punk, GBH e incluso, pero de forma mas remota algún retazo de los míticos Sex Pistols. Para mi este tipo de punk tiene un problema: el punk se puede enfocar como ese movimiento antitodo que no hace comunión con lo establecido y su bandera es la rebeldía la denuncia social y un fuerte movimiento social, en el que cabe su propia personalidad: aquí en España tuvimos a la Polla Records y a día de hoy los grandísimos Non Servium, aunque estos mas escorados al OI! y que para mi recogen la bandera del verdadero punk.

Luego están los americanos Bad Religión que hicieron del punk rock melódico un arma de reivindicación, del que saldaran miradas de grupos como los Millencollin o No use for a name, y del que este grupo calca las melodías.

Y ese es el principal problema que encuentro en este disco, para mi gusto no tiene carácter… me recuerdan en cada tema a algo que ya he escuchado anteriormente, le falta un sonido que les aparte del montón de grupos de punk melódico que saturan las emisoras americanas a lo Green Day.

Para mi el punk es actitud y fiereza, y en este disco parece que estamos ante una grabación enfocada al joven skater que quiere seguir con las melodías Blink-182, Sum 41, o Green Day, y lo cierto es que si el perfil que buscas es este, el disco te va a molar, pero si buscas algo mas, aquí no lo vas a encontrar.

Entrando un poco en lo que el disco ofrece, tenemos trece cortes, del que mas dura tendrá unos tres minutos y medio: el enfoque es bastante melódico, tres acordes, dos guitarras, un trabajo vivaz en la batería y un bajo muy notable, primando “United Nation” los puntos mas punk sin dejar de lado las fases mas melódicas: por ejemplo el primer tema del disco es un tema muy orientado a lo que en su día nos ofrecieron los pistols, para pasar en el segundo “Degenerated” a un aura mas Rancid, aunque aquí ya se observa el peso del punk rock melódico que prima en el registro de los temas. “Tumbling Down” ya tiene todos los números e influencias del movimiento punk rock melódico americano, influenciado por los americanos Millecollin pero sin llegar al nivel de estos. En “I deny it” el tono es prácticamente idéntico al anterior, solo que aquí sacan una buena melodía y un buen tono, dando uno de los temas quizás mas destacables. “Hide & seek“ahonda en la parte mas melódica que el punk puede alcanzar sin perder referencias, “This time around” vuelve al tono punk-usa y salvando las comparaciones, no es un mal tema para hacerse unos pogos, “Stranded” directamente lo podrían haber firmado alguno de los primeros grupos de los que he hablado antes, aunque tiene un tono pegadizo sin duda, “The revival” es punk rock sencillamente, y como ya he comentado me suena a ya escuchado, sin sorpresas, “Burned all the bridges” es el tema mas punk british que puedes encontrar en el disco, menos acelerado, pero mas amplio en las melodías, aunque sin ese tono salvaje de los otros temas, “New Sensation” directamente me suenan a Bad Religion. “I wont slow down” retoma la bis mas salvaje, realzando el estribillo para buscar la tendencia mas adictiva y que el oyente se le quede rápidamente. “East bay punk” es un tema mas punk, mas enraizado con los sonidos Rancid y no cansa escucharlo, te va llevando a su terreno. “Let´s go down” cierra el disco con un tema en la misma onda de punk rock festivo y lo cierto es que metidos en contexto no creo que fuese difícil seguir la energía del tema.

La voz de Erik Törnvqvist alterna la parte mas dura con los registros mas melódicos, siempre al compás de la linea de guitarra que prime en el momento de la canción, acompañada de un rítmica acoplada al compas del bajo, muy típica de las canciones punk-rock, cortesía de Andreas Emanuelson en el bajo y Kim Nilsonn cerrando el trabajo en la bateria Johan Carlsonn.

Las composiciones como ya he dicho esta muy enfocadas al punk rock melódico que hicieron notable grupos como los que ya he comentado, y las composiciones son rápidamente absorbidas y almacenadas para poder liarla en directo, pero la fuerte linealidad de las mismas, no hace que destaquen las unas de las otras. Es una compilación de temas para degustar rápido, incendiar el local después de darlo todo en el directo, y salir del bar sin mirar atrás.

Déjanos tu comentario