Leo Jimenez“Cuando cumples objetivos hay que sentarse a reflexionar y retomar fuerzas, y creo que ha llegado el momento de hacer un parón” anuncia el madrileño Juan Daniel Jiménez (Leo) en una entrevista con Efe, un parón que llegará tras la gira con su nuevo disco, que salió a la luz este viernes.

“La factoría del contraste” (Rock Estatal Records) surge “de forma natural”, afirma el cantante, que define el disco como una compilación de todo lo que compone a lo largo del año, en la que coquetea con “todos los estilos dentro y fuera del rock”.

Después de “Animal solitario” (2013) y “20 años tras el apocalipsis” (2015) este será su tercer álbum en solitario, que muestra la “apertura” mental y musical de su momento actual, tratando de “empezar desde algo nuevo” tras una carrera que inició en los años noventa y en la que ha liderado bandas como Saratoga, Stravaganzza y LEO:037.

Para promocionar su nuevo trabajo, Leo Jiménez ya ha avanzado un par de videoclips en su web, porque considera que “lo visual es imprescindible” en el mundo moderno, donde la difusión “es más fácil desde el entorno digital”, que no existía cuando comenzó su trayectoria.

Leo reconoce que no se ha adaptado a las redes sociales, que no utiliza –“ni siquiera tengo whatsapp”, dice-, aunque sabe que hoy en día “toda la música pasa por Internet, pero es más frío: lo que no engancha en cinco segundos con un click, se pasa”.

Prefiere seguir “en el mundo de a pie”, pero aprovecha las oportunidades de la red para ampliar sus miras, ya que ha conocido un grupo árabe de heavy metal a través, paradójicamente, de Internet.

Sus influencias actuales las sitúa en los grupos modernos de metal, como los franceses Gojira y Threat Signal, de Canadá, pero la base de su música “sigue siendo lo que viví de pequeño, a esta edad pocas cosas me pueden influir más”, admite el artista madrileño.

“La fábrica del contraste” se presentará en varios conciertos en México y otros países hispanoamericanos, en los que afirma que tiene casi más seguidores que en España, pero será en Madrid donde comience en abril una gira de presentación del disco por el país.

En verano participará en varios festivales en España y luego “descansará” de los escenarios antes de “seguramente”, adelanta, retomar Stravaganzza, la banda que dejó hace diez años.