El industrial vive gracias a la mano de Oomph!

Inicio » Crónicas de conciertos » El industrial vive gracias a la mano de Oomph!

No… no pudo haber más conciertos el sábado 16 de marzo en la ciudad condal. OBSIDIAN KINGDOM, MENZIA y STEIGNYR son solo un par de ejemplos que abarrotaron la capital catalana. Entre tanta sobrecarga, si no había más bolos era porque no quedaban salas libres, tenía uno marcado en rojo: OOMPH! Uno de los mayores titanes del industrial metal se iba a dejar ver en la sala Bikini. Tantos años sin pisar suelo barcelonés, me hicieron pensar lo siguiente: si no los veo hoy, puede que no vuelvan hasta que tenga un trabajo fijo.

unzucht2Siendo consciente del saturado contexto de directos, llegué a una sala con un ambiente mejor de lo esperado; pero no el deseado. Una banda con la historia de los germanos, seguro que hubiese tenido más poder de convocatoria si no llega a ser por la jornada.

UNZUCHT:

Unos desconocidos UNZUCHT salieron a escena puntualmente. Su gótico-industrial empezó a inundar el recinto desde el primer compás, levantando simpatía con una puesta en escena oscura y embriagadora de unidad. Hay un aspecto que fue clave para la sobresaliente conexión: el elevado castellano que lució su cantante Der Schulz. Algo tan simple como el idioma determinó e hizo que todos colaborásemos en lo que le pidieron los alemanes. unzucht5

Fue digno de ver que desde ‘Seelenblind’, donde el frontman germano sorprendió con el idioma, hasta ‘Engel der Vernichtung’, con la que se despidieron, la gente no paró de animar como si se tratasen el grupo principal. Hubo contraste de dureza, como en ‘Unzucht’, con momentos hipnóticos como lo sentido en ‘Der letze Tanz’. Lástima que acabasen, dado que fueron un grato descubrimiento. oomph!8

OOMPH!:

Con orden y tranquilidad, el trio oficial de OOMPH! se dejó ver sobre el escenario catalán. Teniendo la ayuda de unos los músicos contratados para el directo, dieron el pistoletazo de salida al ritmo del single ‘Alles aus Liebe’ y las ganas de saltar, no pudieron estar encerradas más.

Con la intro a percusión de ‘We Will Rock You’ de QUEEN, sonaron los primeros acordes de ‘Labyrinth’ para empezar a demoler la sala. Dero demostró venir de otro planeta en tan solo un par de canciones: actuó, interactuó y se alzó como un perfecto frontman.

La banda germana venía a presentar nuevo cd, pero en un set rico hay tiempo para todo; incluso para volver a las raíces y escuchar ‘Mein Herz’ y ‘Der neue Gott’ de forma 100% industrial. Entre raíces, también se pudo vibrar con algo más reciente como ‘Jede Reise hat ein Ende’. Agradecidos de cabeza a pies, el tiempo pasaba y la energía no menguaba, es más: ¡aumentaba! Con ver oomph!5el crowd surfing que se marcó Dero en ‘Mitten ins Herz’, no hacía falta demostrar más. El reloj no se detenía, quedaba tiempo para emocionarse con ‘Unter disem Mond’ y de saltar sin fin con la pegadiza ‘Sandmann’.

Éxtasis parecía ser el nuevo nombre de la sala pero todo lo bueno, desgraciadamente, acaba. ‘Augen auf!’ fue el primer amago con retirarse pero ojo, quedaba energía para más tras más de 1 hora y 30 minutos de actuación.oomph!6

La banda volvió con Dero transformado para la ocasión. Interpretaron dos de los éxitos más conocidos de la banda: ‘Kleinstadboy’ devolvió la sonrisa y ‘Got iste in Popstar’ unió a todos los asistentes en uno ante lo que fue el fin.

Casi 2 horas de set no se suelen ver hoy en día. OOMPH! derrochó pasión, calidad y humanidad durante todo su show.

Excelente concierto de industrial por parte de unos maestros, la espera mereció la pena pero que para la próxima vez no tarden tanto en volver. Seguro que la excelente calidad de su directo no menguará.

Fotografía: Tamara Llenas


Déjanos tu comentario